1. Shiprock. Nuevo México

Hace 30 millones de años, después de una erupción volcánica, se formó esta increíble estructura de 600 metros de altura, que parece un barco navegando a la deriva por el mismísimo desierto.

 

2. Acantilados de Étretat. Francia

Escenario de cuadros de obras de Monet, Delacroix, Corot o Boudin, los Acantilados de Étretat se alzan majestuosos sobre la Costa de Alabastro, dejándonos una imagen fascinante del poder de la naturaleza.

 

3. Los Siete Gigantes. Siberia

Cuenta la leyenda que un día seis gigantes, queriendo cruzar los Urales, se encontraron con un chamán que les lanzó un encantamiento, convirtiéndolos en piedra. Pero en ese momento el chamán no contaba con que él acabaría siendo también víctima de la magia, convirtiéndose igualmente en piedra y completando así el número de formaciones que podemos encontrar a día de hoy en esta remota localización.

A photo posted by TrekHD (@trekhd) on

 

4. Cuevas de Waitomo. Nueva Zelanda

Cuevas que brillan en la oscuridad, así son las Cuevas de Waitomo. Aunque te pueda parecer un fenómeno mágico, tiene una explicación científica, y es que en sus paredes viven millones de arachnocampa luminosa, unos gusanos que brillan y hacen de estas cuevas un lugar de fantasía.

A photo posted by (@victoraigner) on

 

5. Templo del Nido del Tigre. Bután

Uno de los lugares más mágicos del mundo, y uno de los sueños más perseguidos por los viajeros. Si a la enorme espiritualidad del lugar,le sumamos unos increíbles paisajes y que Bután está considerado el país más feliz del mundo, ¿aún te quedan dudas de que este lugar es realmente mágico?

A photo posted by Eugenio Cox (@ugecox) on

 

6. Cuevas de hielo en el glaciar Mendenhall. Alaska

Llegar hasta aquí no es fácil y es que mientras muchos viajeros se conforman con verlo de lejos, el glaciar Mendenhall guarda el más bello secreto en su interior. Si te animas a pasar unas horas caminando, escalando e incluso haciendo algún que otro tramo en kayak, te aseguramos el paraíso.

A photo posted by @alexandracress on

 

7. The Dark Hedges. Irlanda del Norte

Ramas que parecen abrazarse en su parte más alta, formando un túnel en este tramo de la carretera de Bregagh Road, al lado de Armoy, que se ha convertido en un lugar imperdible, y más después de saber que se ha rodado aquí una de las escenas finales de la serie Juego de Tronos.

A photo posted by Catherine (@catherine8828) on

 

8. Roca de la Manzana Partida. Nueva Zelanda

En pleno mar de Tasmania, en el Parque Nacional Abel Tasman encontramos una formación rocosa tan curiosa como misteriosa. Conocida como Manzana Partida por su forma, este pedazo de piedra es una de las atracciones más turísticas de la zona.

A photo posted by Henri Bck (@henri_bck) on

 

9. Parque Nacional Zhangjiajie. China

Si te decimos que este fue el lugar en el que se inspiró James Cameron para crear el increíble mundo Pandora de su película Avatar, ya puedes imaginarte el resto ¿verdad?

 

10. Túnel de Wisteria. Jardín Kawachi Fuji. Japón

Imagínate un túnel de flores, en el que el púrpura, el rosa, el morado, el blanco, el lila, el azul y el verde con todos sus matices son los protagonistas. Ahora imagínate paseando por él, ¿no es verdaderamente el lugar más mágico con el que puedas soñar?