1. Monte Albán a pie

Esta es la zona arqueológica más visitada de Oaxaca, ya lo sabes y, aunque comúnmente se llega por carretera, también se puede acceder por senderos que se recorren caminando. Debes tomar el camino antiguo a Monte Albán, un sendero por el que -según cuentan los ancianos del municipio de Xoxocotlán-, pasaban los zapotecas.

Xoxocotlán se encuentra a escasos quince minutos de la ciudad. Del Parque Central caminas hacia la colonia Jardines de Monte Albán, para tomar el camino antiguo y comenzar la travesía. En tu recorrido vas a encontrar plantas tan diversas como chepiches, romero y copal. Serán 45 minutos de subida entre árboles de pochote y de copal (por lo que tendrás mucha sombra).

Vas a encontrarte con una pequeña capilla hecha de piedra suelta, construida por la gente del lugar. También hay pequeñas ruinas zapotecas que no podrías conocer si llegas en auto. El trayecto es una subida que vale la pena hacer para encontrarte al final con el espectacular Monte Albán y su increíble vista a la ciudad de Oaxaca y a Xoxocotlán, Zaachila y San Antonio de la Cal.

 

2. Santa Martha Latuvi, enclavada en la montaña

Crédito: Expediciones Sierra Norte

En la Sierra Norte de Oaxaca se encuentra la comunidad de Latuvi, una comunidad rodeada de naturaleza y cuyo sello es la calidez de su gente. Latuvi significa “hoja enrollada” en zapoteco, y se encuentra a 53 km de la ciudad de Oaxaca. En este sitio puedes realizar actividades de senderismo, trekking y camping. Los bosques, cerros y peñascos también son ideales para los recorridos en bicicleta o a caballo.

Sus habitantes están siempre atentos al cuidado y la conservación de la naturaleza. Hay criadero de truchas que te pueden cocinar (¡riquísimas!), y también elaboran unas deliciosas mermeladas de membrillo. Hay cabañas que puedes rentar para pasar la noche. Para después de la aventura puedes tomar un baño de temazcal o un masaje con hierbas curativas.

Crédito: Expediciones Sierra Norte

 

3. El Boquerón, deidad de la naturaleza

Crédito: Diario Marca

El parque Boquerón es un cañón que cruza el río Salado, en Santo Domingo Tonalá, a 50 km de Huajuapan de León. Actualmente su área está protegida, ya que resguarda 912 hectáreas de territorio entre cañadas, colinas y montañas. Es un lugar perfecto para realizar caminatas, escalada en roca, senderismo y avistamiento de diferentes especies de animales, como conejos, zorros, tejones, ardillas, armadillos, iguanas, víboras, águilas, gavilanes, colibríes y calandrias.

Otra actividad para realizar es la caza del venado cola blanca, de diciembre a febrero, aunque debes tener en cuenta que se encuentra estrictamente reglamentada por la Semarnat y por las autoridades de la comunidad. Visita este sitio y disfruta de los increíbles paisajes que la naturaleza te ofrece.

 

4. Santiago Apoala: El ecoturismo en su máxima expresión

Crédito: tierraaventura.com

Apoala pertenece a la comunidad de Asunción Nochixtlán, en la región Mixteca. Se encuentra a aproximadamente dos horas de la ciudad de Oaxaca. Sin duda es un sitio mágico lleno de atractivos naturales majestuosos para visitar, es ideal para recorrer en bici o a caballo, además puedes realizar caminatas y hasta acampar o bien rentar una cabaña. Desde su impresionante mirador podrás apreciar su belleza natural. Existen cascadas y pozas naturales donde puedes nadar entre vegetación, peñas y montañas. ¿Cuándo vas?