1. Torre Eiffel. París

Símbolo de París y de Francia, la Torre Eiffel es uno de los lugares más visitados del país y también del mundo. Pero que eso no te condicione. Disfrutar de las vistas de la ciudad desde la Torre Eiffel es una de las mejores cosas que te puede suceder en la vida, al igual que deleitarte con sus vistas desde Trocadero, cuando empieza a caer la tarde.

 

2. Taj Mahal. India

Considerada por muchos como la obra más espectacular construida por amor, el Taj Mahal es ese tipo de lugares que no decepciona jamás. Por muy turístico que sea, por muchas fotos que hayas visto o por mucho que te hayan contado, el Taj Mahal es ese rincón único que debes ver, aunque sea una vez en la vida.

 

3. Petra. Jordania

Visitado por miles de viajeros, Petra en Jordania es ese lugar en el que sentirse Indiana Jones es algo de lo más común. No podemos olvidar que aquí incluso se rodaron algunas escenas del famoso aventurero. Recorrer el Siq al amanecer y sentarse frente al Tesoro, uno de los rincones más impresionantes de Petra, es una de las experiencias más maravillosas que podrás tener viajando.

 

4. Coliseo. Roma

Uno de los lugares con más historia del mundo y también uno de los lugares más visitados. Sea como sea, ir a Roma y no visitar el Coliseo es como no ir a Roma. Acércate a primera hora de la mañana y podrás disfrutar del lugar prácticamente sin gente, todo un privilegio en un lugar como este.

 

5. Machu Picchu. Perú

Qué podemos decir de Machu Picchu que no se haya dicho ya. Probablemente nada y es que la increíble ciudadela inca es uno de esas visitas que te dejarán con la boca abierta. Uno de esos lugares en los que el tiempo se detiene y sientes lo que verdaderamente significa viajar.

 

6. Pirámides. Egipto

¿Cuántos de nosotros habremos empezado a viajar gracias a Egipto? No pocos y es que es uno de los países que más turistas ha recibido durante años, deseando estar frente a las Pirámides, esas grandes protagonistas de la historia que ya por sí solas justifican cualquier viaje a Egipto.

A photo posted by Luciene Lopes (@llumalopes) on

 

7. Dar un paseo en góndola en Venecia. Italia

Una de las fotos más típicas que podemos hacer en Italia es la de una góndola deslizándose por alguno de los canales de Venecia. Este no es precisamente un paseo barato, somos conscientes, pero si puedes gastarte algunos euros, te aseguramos una experiencia única y es que aunque en el vaporetto las vistas sean las mismas, ¿de verdad no te apetece disfrutar de Venecia a ritmo del “Sole Mio” entonado por el gondolero?

 

8. Casa Batlló. Barcelona

Uno de los íconos de Barcelona y también uno de esos sitios que jamás te dejarán indiferente. Adentrarse en ella es adentrarse en la mente de Gaudí, el genio del modernismo catalán, y asombrarte a cada paso.

 

9. Maldivas

Sí, lo sabemos. Maldivas es uno de los destinos románticos más tópicos, sobretodo cuando hablamos de Lunas de Miel. Pero ¿quién es capaz de resistirse a un verdadero paraíso fuera y dentro del agua donde las playas de arena blanca, rodeadas de palmeras y aguas de azules turquesa son las protagonistas?

A photo posted by Marcio Rovai (@marcio.rovai) on

 

10. Gran Muralla. China

Dicen de ella que es la única estructura construida por el hombre visible desde el espacio. Sea cierto o no, lo único que podemos confirmarte es que estar en ella, sobretodo si es un tramo sin restaurar, es una de las experiencias más maravillosas del mundo. ¿Te animas a comprobarlo?

A photo posted by @christianbaqueiro on