1. El Yucateco

Fundada en 1968, El Yucateco ha logrado llevar sus productos, salsas, jarabes y condimentos cada vez más lejos fuera de nuestras fronteras. Es reconocido por su calidad en Norteamérica, Europa y Asia. No es de sorprender que gracias al exquisito sabor y gran calidad de sus productos sus seguidores en el mundo aumenten cada día.
Gracias a esta empresa orgullosamente yucateca, nuestras costumbres y los productos de nuestro campo adquieren un alcance internacional. Al final de cuentas, ¿qué hay más yucateco que cocinar con achiote o acompañar la comida con salsa de habanero?

A photo posted by EL YUCATECO (@elyucateco_la) on

 

2. Cerveza Patito

Patito es una marca 100 por ciento yucateca que, aunque tiene relativamente poco tiempo en el mercado, crece cada día y suma más puntos de venta y consumo. Ofrece tres tipos distintos de cerveza y responde a la muy reconocida tradición cervecera yucateca.
Una de las ventajas de Patito es que está elaborada artesanalmente, sin aditivos ni químicos. Sus ingredientes son únicamente agua, lúpulo, malta y levadura, y no lleva ninguna enzima para acelerar la fermentación. No tiene aditivos, ni aromas artificiales. ¡Y su popularidad no cesa de crecer!

Hay veces que lo único que deseamos es «Salud!» #Patito #CervezaPatito

A photo posted by Roger Ramos (@rhramosl) on

 

3. Tere Cazola

Sus productos de repostería fina mezclan sabores yucatecos, tanto salados como dulces, con los sabores tradicionales del sureste. La marca se ha convertido en un ícono yucateco, hasta el punto de ser considerado un valioso souvenir por los turistas. Su creadora, Teresa Cazola Bravo, es una de las mujeres empresarias líderes en el país, que ya cuenta con una cadena de 37 pastelerías en los estados de Yucatán, Campeche, Quintana Roo y Tabasco.


 

4. Galletas Dondé

Galletera Dondé es una de las pioneras en nuestro país en la fabricación de galletas. Nació en la ciudad de Mérida y sus productos como Galletas Sol, Conquistador, Galletas Avión, Grageas, Rosquitas y Nieves encontraron rápidamente su lugar en el corazón de los yucatecos. Dondé fue fundada en 1905 y con los años fue creciendo hasta convertirse en la principal industria galletera del sureste de México, hasta el punto en que sus productos se exportan con enorme éxito a Estados Unidos, Cuba, Guatemala, El Salvador, Costa Rica y Honduras.

 

5. Picorey

Dulces y Botanas Picorey tiene su hogar en el bello pueblo de Cholul, muy cerca de Mérida. Nació en 1914 como una pequeña distribuidora de café y fue evolucionando desde entonces hasta convertirse en una exitosa empresa creadora de productos entrañables para los yucatecos.

A photo posted by Amz Kasi Bardalez (@amzkasi001) on

 

6. La Anita

Con más de 100 años, y ahora exportando sus productos a Centroamérica y Norteamérica, destacan sus sazonadores, chilmole, adobo de achiote, condimentos, especias y vainillas que son muy bien apreciadas.

 

7. La Lupita

Cómo no amar esas botanitas que han estado en cumpleaños, reuniones o hasta en el recreo. Seguro tendrás tu preferida, pero ¿sabías que el nombre de LUPITA es un homenaje a la menor de las hijas de la familia? Y aunque ya se vende en Tabasco, en Campeche y en Quintana Roo, su sede y su fundación siempre han estado aquí en Yucatán. Esto ha convertido a La Lupita, a lo largo de sus 40 años de existencia, en uno de los fabricantes de botanas más grandes del sureste.

 

8. Horchata Deliciosa

Aunque en México la usemos como casi nuestra, la horchata, esa deliciosa bebida que junto a la Jamaica y al tamarindo es clásica en los festejos mexicanos, fue traída a nuestros país por la colonia, quienes la tomaban por tradición en Valencia, España. La preparaban con chufa y, al no encontrarla en México, experimentaron hasta dar con el arroz, ingrediente al que estamos acostumbrados, especialmente aquí en la península de Yucatán.
La horchata es la elección predilecta para acompañar gran variedad de platillos, siendo la bebida refrescante número uno de México. ¡Y la horchata Deliciosa es una de las favoritas en Yucatán!

 

9. Cristal

Quién no se deleitó con su cristal cebada, o su cristal negra (sabor vainilla). Hoy en día, aunque es muy difícil encontrar esos sabores, aún hacemos la lucha por no matar nuestra tan arraigada nostalgia de conseguir esos estímulos al paladar tan únicos de nuestra península. Ya en vidrio no las encuentras, pero si que las consigues en su presentación de plástico.

A photo posted by Angel Herrera V. (@gelohv) on

 

10. Cerveza Montejo

Actualmente, la cerveza Montejo es elaborada por el Grupo Modelo, el mismo grupo de la cerveza Corona, aunque su origen es yucateco y sus raíces datan del 1900, cuando Don José Ponce Solís fundó la Cervecería Yucateca, S.A. en Mérida, con la ambición de crear una auténtica cerveza mexicana. Las primeras cervezas que vendió esta orgullosa cervecería fueron envasadas en frascos y distribuidas en carretas de caballos. Montejo fue nombrada así por el nombre del padre fundador de la ciudad de Mérida: Don Francisco de Montejo. Antes de ser una Pilsner Checa, nuestra amada Cerveza fue una oscura de Viena.

El mejor grupo. Montejo, calidad en toda presentación.

A photo posted by Cerveza Montejo (@montejo) on