Ya mucho te hemos hablado de las maravillosas civilizaciones del México prehispánico pero, ¿dónde podemos admirar un poco de su grandeza? En cada estado de este hermoso país puedes encontrar uno o más museos dedicados a exhibir los hallazgos arqueológicos de las culturas que habitaron la región. Sin embargo, hasta entre museos hay categorías y nosotros hoy te queremos hablar de las cinco instituciones que, creemos, todo mexicano debe visitar alguna vez en la vida para entender (o por lo menos intentar entender) la complejidad de nuestro pasado.

Museo Nacional de Antropología

Se encuentra en la Ciudad de México y es uno de los diez más importantes del mundo en su tipo y uno de los más visitados del país. Su colección es también la más extensa en lo que hace al mundo prehispánico, pues alberga 23 salas.

Aquí podrás encontrar piezas como la vasija del mono, la piedra de los soles, la máscara de Pakal, un atlante de Tula y la escultura de Coatlicue, ¿suena interesante no? Bueno pues, este es solo el principio del recorrido…

Museo del Templo Mayor

Este es uno de los más interesantes del país. Ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México y vecino a la Catedral, está construido justo a un costado del que fuera el Huey-Teocalli (templo mayor), el templo más importante de Tenochtitlán, que se encontraba en el centro de la ciudad.

El museo fue colocado ahí por los hallazgos que resultaron expuestos al intentar construir edificios en la zona, lo que obligadamente convenció al gobierno de homenajear a la cultura mexica.

Photo: Gary Yim | Shutterstock

A pesar de que no es tan grande como el Museo Nacional de Antropología e Historia, con sus 23 salas, el museo del Templo Mayor cuenta con ocho salas, cuatro de ellas dedicadas a Tláloc, el dios de la lluvia; y cuatro a Huitzilopochtli, el dios de las batallas.

Aquí puedes encontrar piezas como el monolito de Tlaltecuhtli, diosa de la tierra y otros 50 mil objetos pertenecientes a ofrendas que depositaron en su honor.

Museo de Antropología de Xalapa (MAX)

Este es un museo dirigido por la Universidad Veracruzana y cuenta con la segunda colección arqueológica más grande del país, en la que puedes apreciar piezas de las culturas olmeca, huasteca y totonaca.

Cuenta con más de 1150 piezas divididas en seis salas y tres patios y, además, se le ha otorgado el Premio Arquitectura del Paisaje, pues la primera cultura que recibe al visitante al ingresar al recinto no es otra que la cultura madre de los olmecas.

Photo: Omaly Darcia | Shutterstock

Aquí puedes admirar e impresionarte con esculturas como las colosales cabezas olmecas y el señor de las limas de aproximadamente tres mil años de antigüedad.

Museo de Bocana de Río Copalita

Por supuesto que el reino de los Ñu Savi y su gran héroe, Iya Nacuaa Teyusi Ñaña, tenía que contar con su museo, ¿no crees? Ellos son los mixtecos y su héroe, el famoso 8 Venado Garra Jaguar.

Aquí podrás encontrar piezas de hasta 2500 años de antigüedad, así como las famosas “hachas moneda”, machacadores para elaborar papel y muchos artefactos de la vida cotidiana de aquel extinto reino.

Museo Maya de Cancún

Cancún también nos invita a impresionarnos con este museo inaugurado en 2012, en el que podrás descubrir más de 350 piezas arqueológicas del mundo maya. La colección crece día con día, pues siempre hay nuevos descubrimientos.

Este museo cuenta con auténticas reliquias que datan de hace catorce mil años, o los restos de la famosa “Mujer de las palmas”, que es el esqueleto de 10 mil años de antigüedad perteneciente a una mujer que se encontraba en una cueva en Tulum.