MENTIRAS

 

1. Viajar a Estados Unidos es carísimo

Nada más alejado de la realidad. Pese a que el cambio no está demasiado favorable en estos últimos tiempos, viajar a Estados Unidos es más económico que hacerlo por Europa.

 

2. Sólo se come comida basura

Aunque muchos de los restaurantes de comida rápida más famosos del mundo sean estadounidenses, eso no significa que todo el país se atiborre de Big Macs. Hay excelente comida de todas partes del mundo, y los movimientos como el slow food y el farm to table (comida que va desde las huertas locales hasta tu mesa del restaurant) son cada vez más populares. Inclusive, ahora son furor las versiones saludables y biológicas de tu comida chatarra favorita. Además, existe una gran cultura de la cerveza artesanal que, bajo ningún punto de vista, debes perderte.

 

3. Todo el mundo tiene armas y todo se debate a los tiros

¿Cuántas armas de fuego hay en Estados Unidos? Nadie lo sabe con exactitud. Y, si bien todos conocemos las aristas de este problema tan complejo, esto no quiere decir que necesariamente vayas a verte envuelto en un tiroteo. Tus chances de que esto suceda son las mismas que en cualquier parte del mundo. O dime, ¿cuántos viajeros que fueron a EE.UU. conoces que se han visto en el medio de situaciones con armas? Lo más probable es que el único cowboy con el que te encuentres sea este…

A photo posted by ABC7NY (@abc7ny) on

 

4. Los americanos tienen un carácter muy cerrado

No hay nada como viajar a Estados Unidos para comprobar lo infundado de esta afirmación. Y es que los americanos son las personas más abiertas que te puedas imaginar, sólo hace falta conocerlos de cerca. Además, son super amables y respetuosos, y siempre van a intentar ayudarte si está en sus manos.

A photo posted by Melanie (@melaniejadea) on

 

5. Nueva York es una ciudad muy cara

Esta es una verdad a medias. Si bien es cierto que NY no es la ciudad más económica del mundo, si buscas alojamiento con tiempo y lejos de las zonas turísticas, si aprovechas los menúes de los restaurantes (y echas mano de la comida rápida algunos días), y si sabes aprovechar el transporte público y las promociones de museos y otras atracciones, la Gran Manzana es un destino más que accesible.

 

6. Hay que hacer muchos trámites para entrar en EEUU…

Nada más alejado de la realidad. Si eres español sólo tienes que acceder a la página web oficial, introducir todos tus datos, responder algunas preguntas y en el 99% de los casos tendrás tu autorización de entrada a Estados Unidos en unos pocos segundos.

 

7. Viaja con la maleta vacía: ¡En EE.UU. la ropa es baratísima!

Ni tanto ni tan calvo”. Y menos si el cambio te resulta desfavorable. Existen muchos outlets en los que puedes encontrar marcas chic a precios muy competitivos, pero si tampoco puedes gastarte 300 euros en un bolso, por muy rebajado que esté, mejor olvídate de la maleta vacía.

 

VERDADES

 

1. Todos los escenarios te recordarán a una película

No hay nada más cierto que esto. Vayas donde vayas, da igual que sea ciudad o espacio natural, seguro que este ha sido escenario de alguna película. Y si no te lo crees, sólo tienes que adentrarte en Nueva York o en Yellowstone y empezar a suspirar recordando tus películas preferidas.

A photo posted by @discovery.hd on

 

2. Las raciones de comida son el doble de lo normal

¡O incluso el triple! Antes de pedir, piénsalo bien y no cometas el error de pedir entrante, plato principal y postre o estarás inevitablemente condenado a ayunar durante un par de días. Ya estás avisado.

A photo posted by @nikkibj70 on

 

3. En Estados Unidos todo es a lo grande

Sólo te hará falta poner un pie en el país del Tío Sam para darte cuenta que en Estados Unidos, cualquier cosa que se precie, jamás será pequeña.