1.

Los cántabros no llevamos a nadie en brazos a ningún sitio.
Si es necesario, lo llevamos a cuchus.

Crédito: felipelorente

 

2.

En Cantabria no tomamos el aperitivo.
Vamos a comer las rabas.

 

3.

En la tierruca no tenemos cuestas empinadas.
Lo que tenemos son cuestas muy pindias.

 

4.

También carecemos de campas de hierba.
Lo que tenemos son muchos praos, praos muy grandes, muy verdes y muy bonitos.

 

5.

Los cántabros solemos pasar de desayunar galletas.
Preferimos sobaos pasiegos tamaño XXL.

 

6.

Tampoco pedimos un café con leche a primera hora de la mañana en un bar.
Lo que pedimos es un mediano.

 

7.

En muchos sitios de Cantabria no nos calzamos deportivas para hacer deporte.
Llevamos espáis o, si acaso, playeras.

 

8.

Si andamos en el campo, ni espáis ni playeras.
En nuestros pueblos -siempre que podemos- lucimos con orgullo las albarcas.

 

9.

Y cuando estamos en la playa nuestro deporte favorito son…
¡Las palas!

 

10.

En general, los cántabros no somos maleducados.
Aunque a veces podemos resultar un poco raqueros.

 

11.

También es raro que nos enfademos con un amigo.
Pero si nos toca mucho la moral, nos acabaremos chinando con él.

 

12.

En Cantabria no tenemos cerdos como en otras regiones de España.
Nosotros tenemos “chones que dan jamones y no rompen corazones”.

 

13.

Y cuando llega el verano aquí al norte, no comemos helados enormes.
Comemos helados de Regma.

 

14.

Tampoco hacemos botellón cuando el buen tiempo lo permite.
En la tierruca nos vamos de litros.

 

15.

En muchos sitios de nuestra región, cuando nos juntamos no lo pasamos bien.
Lo pasamos mejor que bien… lo pasamos “flaman”.

Crédito: Filios Sazeides

 

16.

En Cantabria tampoco existen niñas resabiadas.
Pero algunas chiquillas son un poco lumias.

 

17.

Los cántabros más peques algunas veces se hacen pis.
Otros simplemente se churran.

 

18.

Pero no suelen hacer pis en la taza del WC.
Ellos prefieren utilizar la baza.

 

19.

Y aunque la Real Academia de la Lengua española no nos ponga matrícula de honor…
en muchos pueblos terminamos las palabras en u y ¡a mucha honra!

 

20.

Por último: los cántabros no vivimos en la provincia de Santander.
¡Vivimos en la provincia de Cantabria! Santander es sólo nuestra preciosa capital.