Foto tomada en el barrio San Carlos , localidad de Tunjuelito en Bogotá, Colombia. Crédito: Santiago Galvis

 

1.

En Bogotá no se es bogotano.
Se es rolo o cachaco, no bogotano.

2.

Para los bogotanos, no eres un amigo.
Eres un parcero.

3.

Un bogotano no dice piropos.
Echa los perros.

4.

Un bogotano no se ríe de los pequeños errores de otras personas.
Exclama “qué hueva, parce”.

5.

En Bogotá no hay niños…
Hay chinos.

6.

Y una madre bogotana no regaña a sus hijos.
Les dice, “Chino cochino, eso no se hace”.

7.

Para un bogotano no hay tenderos,
hay “vecis” o “vecinos”.

8.

Un bogotano no compra un snack.
Dice “buenas veci, ¿me regala un paquete de papas por favor?”.

9.

Un bogotano no tiene resaca después de una gran fiesta,
Tiene guayabo.

10.

Ni tampoco siente gran nostalgia.
También, en ese caso, tiene guayabo.

11.

Para un bogotano, no eres un gran amigo.
Eres un marica.

12.

Para un bogotano, ciertas cosas no son intrascendentes.
Valen huevo.

13.

Un bogotano creído no hace alarde de lo que posee…
Está picado, el chino.

14.

Y un bogotano no participa en un partido de fútbol informal.
Va a echar un picadito en el parque.

15.

Un bogotano no se junta a tomar alcohol con sus amistades.
Va a jartar, tomando cerveza o guaro con sus parceros.