Crédito: Mauricio Moreno

1. Un caleño no te saluda con un “Hola”,
te dice: ¡Bien o qué!

2. Un caleño no está desnudo,
está veringo.

3. Para un caleño no existen las peleas,
existen los bonches y el bororó.

4. En Cali, uno no sale a dar una vuelta con los amigos,
uno sale a darse un “borondo”.

5. Para un caleño, un hombre no es musculoso,
es cuajado.

6. Un Caleño cuando no tiene dinero,
está “asao”.

7. Un Caleño no es una persona que se enoja fácilmente,
es una persona aletosa.

8. En Cali los niños no son solo niños,
son “culicagaos”.

9. Un caleño no tiene cicatrices,
tiene chambas.

10. En Cali no existe el fin de semana,
existe el «fincho».

11. El caleño no tiene sandalias,
tiene chancletas.

12. Para un caleño no existen las bolsas,
existen las chuspas.

13. En Cali, cuando uno quiere que alguien se vaya, no acude a fórmulas de cordialidad.
Se le dice «ábrase».

14. Un caleño no lleva ropa para un paseo o para jugar fútbol,
lleva el «chingue».

15. Un caleño no provoca o le saca la rabia a alguien,
le da pedal.

16. A un caleño no lo regañan,
le dan gallina.

17. Un caleño no es que no tenga planes para el día,
es que está “desparchao”.

18. Un caleño no se encarta con algo,
se encañenga.

19. El caleño no está embriagado,
está “entonao”.

20. En Cali uno no besa a alguien,
se lo “entuca”.

21. Un caleño no come mucho,
es garoso.

22. Un caleño no mira con rabia a alguien,
lo mira «rayado».

23. En Cali, no les pides a alguien que preste atención a algo,
Dices: “Mirá ve”.

24. Un caleño no termina sus frases.
Pregunta «¿Oís?».

25. Un caleño no tiene un grupo de amigos,
tiene un parche.

26. Un caleño no es hipócrita,
es morrongo.

27. En Cali no se juega un partido de fútbol,
se juega un picado.

28. Un caleño no expresa que no entiende algo.
Queda «sano».

29. En Cali no existen las “n” al final de las palabras,
se pronuncia “pam” o “limóm”.

30. El caleño no trata a una persona de «tú» o de «usted»,
la trata de «vos».

31. Un caleño no se va de rumba,
se va a tirar paso.