Foto: Nacho Pintos

1. Si no paras de hablar tonterías…
Un gaditano te dirá que hablas chuminás o patochás.

2. En Cádiz no se tiene frío…
Se tiene pelua o rasca.

3. Cuando un gaditano afirma algo, no dice sí.
Usa una triple negación: No ni na.

4. No seas muy pesado en Cádiz, porque
allí te llamarán jartible.

5. Para un gaditano las cosas no están bien o guays.
Están peritas.

6. Un gaditano no habla de grandes cantidades.
Habla de peshá o jartás.

7. Cuando un gaditano encuentra algo roto o está muy cansado.
Dice que esta descuajeringao.

8. Una madre gaditana nunca dejó que salieras limpio de casa.
Siempre saliste escamondao.

9. Un gaditano no es mentiroso.
Es embustero.

10. Si eres una persona muy quisquillosa…
En Cai serás un mihitas.

11. Un gaditano no se coge una borrachera, ni un pedo.
Se coge una tajá.

12. Un gaditano no se llena de comida.
Se engollipa.

13. En Cádiz no se hacen trampas.
Se hacen fullerías.

14. En Cádiz algo no está empapado o mojado.
Está enguachisnao.

15. Un gaditano no se da cuenta de las cosas.
Se cosca.

16. A un gaditano no le dan rabia las cosas.
Le dan “corahe”.

17. Un gaditano no dice que una comida está sosa o que alguien es antipático.
Dice que algo o alguien es saborío o un sieso.

18. Un gaditano no da una bofetada o cachete.
Da una mascá o una guantá.

19. Un gaditanono te dice “no estoy de acuerdo contigo”.
Directamente te manda a paseo con un: “Te quie í”.

20. Un gaditano no se muere de miedo.
Se jiña.

21. Un gaditano no viene cansado del trabajo.
Viene eslomao.

22. Si eres una persona mañosa…
en Cai serás mu apañao.

23. Esos días en que un gaditano se levanta de bajón, débil y sin fuerzas…
Está chuchurrío.