ENERO

Esquiar

Si lo del gimnasio para pagar por tus pecados navideños no te acaba de motivar, una escapada esquiadora hará maravillas por acallar tu conciencia. Puedes hacerlo en muchos sitios de España, aunque las estaciones más grandes (y las más populares, no estarás solo) son Sierra Nevada (Granada), Baqueira Beret (Lleida) y Formigal (Huesca).

La Tamborrada (San Sebastián)

Si estás en San Sebastián el día 20 de enero, la verás. Es inconfundible: las calles de la ciudad se llenan ya desde la medianoche de grupos de gente con uniformes de soldados y cocineros del siglo XIX al ritmo de tambores y barriles. Lleva unos tapones para los oídos por si acaso.

Ignorar el invierno en Canarias

Foto: Carmen

Si el frío no es lo tuyo, puedes olvidarte de que es invierno haciendo una escapadita a las Islas Canarias. La temperatura media en enero en las islas es de 18 grados, lo que significa que si tienes suerte puedes incluso darte un bañito en la playa. Te bañes o no, los paseos por la arena serán sin duda agradables.

FEBRERO

El Carnaval

España es un país con gran tradición de carnaval, especialmente en algunas zonas. Estés donde estés es muy probable que te encuentres con algún tipo de celebración, pero si quieres estar seguro de que estarás ante algo espectacular o de raíces tradicionales muy profundas y especiales, puedes guiarte por la lista de carnavales declarados Fiesta de Interés Nacional: Santa Cruz de Tenerife, Cádiz, Badajoz, La Bañeza (León), Toro (Salamanca), Villarrobledo (Albacete), Águilas (Murcia), y Xinzo de Limia y Verín en Ourense.

Feria ARCO (Madrid)

Los amantes del arte contemporáneo tienen una cita en Madrid entre el 21 y el 25 de febrero: es cuando se celebra ARCO, la Feria Internacinal de Arte Contemporáneo. Perfecto para enterarse de las últimas tendencias en el mundo del arte, codearse con los artistas internacionales del momento y participa en las clásicas polémicas que siempre rodean al arte contemporáneo. Este año todo girará alrededor del lema de Borges «El futuro no es nlo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer».

Floración almendros Mallorca

Ver flores siempre nos alegra el espíritu, pero verlas en invierno tiene un plus de inesperado (absurdo, en realidad, hay muchas plantas de floración invernal) que nuestro cuerpo lleno de frío y resignado a los cielos grises agradece más. Si te vas a Mallorca en febrero puedes hacer la Ruta de los almendros en flor: campos y campos teñidos del blanco rosáceo de las flores del almendro.

MARZO

Las Fallas

Foto: GJFamily

Del 15 al 19 de marzo (este año) tiene lugar en Valencia una de las fiestas que más titulares llena tanto en España como fuera. Incluidas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, durante las Fallas la ciudad se llena de enormes esculturas de cartón, los ninots, a las que se prenderá fuego en la noche del 19 al 20.

Semana Santa

Foto: JJ Merelo

Este año cae entre el 25 de marzo y el 1 de abril y, al margen de creencias religiosas, ver las procesiones (y la fiesta) en ciertos lugares es una experiencia bastante impactante. Una vez más te puedes guiar por las celebraciones de Interés Turístico Internacional, que son unas cuantas: las Semanas Santas de Cuenca, Málaga, Sevilla, Valladolid, Zamora, León, Salamanca, Cartagena (Murcia), Hellín (Albacete), Lorca (Murcia), Granada, Medina de Rioseco (Valladolid), Orihuela (Alicante), Cáceres, Crevillente (Alicante), Medina del Campo (Valladolid), Murcia, Palencia, Viveiro (Lugo), Ávila, Ferrol (A Coruña), Toledo y Zaragoza. Tienes donde elegir.

Cabo de Gata-Níjar (Almería)

Este parque natural es un pequeño paraíso de rocas, calas, playas y paisajes de origen volcánico con unas características tan específicas y ricas en fauna y flora que es una de las mayores reservas marítimas y terrestres de Europa. En verano hay ya muchos más turistas, pero en marzo la temperatura es agradable y tendrás el parque más para ti. Para iniciar la temporada de playa.

ABRIL

Cerezos en flor en el Valle del Jerte (Cáceres)

Entre finales de marzo y principios de abril los cerezos del Valle del Jerte, en Cáceres, anuncian que sí, que la primavera ha llegado, llenándose de flores blancas que van cambiando el color del valle. Se celebra también la Fiesta del Cerezo en Flor (sin fecha para 2018 todavía)con un montón de actividades que intentan mostrar la cultura, tradiciones y gastronomía de la comarca. El valle es bien de interés cultural desde 1973.

Sant Jordi en Barcelona


El Día Internacional del Libro coincide en Cataluña con Sant Jordi, el San Valentín catalán (más o menos). Si bien en el resto del país lo del Día del Libro lo celebramos solo los bibliófilos, Sant Jordi tiene mucho más éxito: lo tradicional es que en las parejas él reciba un libro y ella una rosa. Pero todos sabemos que ellos tienen derecho a rosas también y nosotras a libros. Si estás por la comunidad catalana ese día, encontrarás muchos puestos por la calle en los que comprar ambos.

Oso pardo en Somiedo

El Parque natural de Somiedo, en Asturias, es uno de los pocos lugares del mundo en el que todavía viven osos pardos en libertad. Y, sí, es posible verlos. Las épocas buenas son los meses de abril y mayo y al final del verano. Lo mejor es ir con un guía especializado que reconozca huellas y costumbres; así tendrás más posibilidades de avistamiento y te asegurarás de que no estás haciendo nada mal. Si no tienes suerte y no ves ningún oso, no pasa nada. Somiedo en primavera es más que suficiente.

MAYO

Fiesta de los Patios de Córdoba

Foto: Roberto

Entre el 1 y el 13 de mayo, si vas a Córdoba podrás asomarte a los patios interiores de casas particulares y ver una explosión de flores y más flores. Cualquiera diría que están compitiendo, pensarás. Lo están haciendo: desde 1921 el ayuntamiento de Córdoba organiza un concurso de patios floridos en mayo. Además, hay otras actividades: música, baile y, en general, mucha vida.

León, Capital Española de la Gastronomía 2018

El destino gastronómico de este año es León, lugar fantástico al que hacer una escapada en cualquier momento del año y volver con varios kilos de más a base de tapas de los barrios Húmedo y Romántico y esa visita capricho a Cocinandos, restaurante con una estrella Michelín. Mayo es además el mejor momento para, entre comida y comida, visitar las Médulas, antiguas minas romanas, en todo su esplendor verde y naranja.

Muniellos

Este bosque asturiano es el mayor robledal de España y una Reserva Natural Integral. ¿Qué significa esto? Entre otras cosas, que te encontrarás la naturaleza en estado virgen y que el lugar está superprotegido: solo pueden entrar 20 personas cada día. Solicita autorización ya en esta web. En el momento de escribir esto, todavía quedaban plazas para unos cuantos días en mayo.

JUNIO

Festes de Sant Joan en Ciutadella de Menorca

Foto: Morfheos

Si San Juan te pilla en España, especialmente (pero no exclusivamente) en algún lugar de costa, tendrás celebración con hogueras y fuegos artificiales para pasar la noche más corta del año despierto. Pero además muchas de estas fiestas tienen un toque tradicional local especial. Es el caso de Ciutadella, en Menorca, cuyo patrón es San Juan (Sant Joan en catalán): sus fiestas, que tienen a los caballos como grandes protagonistas, tienen su origen en el siglo XIV. Reflexiona sobre esto mientras ves a los caballos hacer su espectáculo y te tomas una pomada, una bebida típica menorquina que se prepara mezclando Gin Xoriguer y limonada.

Arde Lucus

Una de las fiestas más divertidas y locas (y, curiosa y quizás afortunadamente, menos conocidas) del país tiene lugar en junio (este año del 15 al 17) en Lugo. El Arde Lucus o mejor Arde Lvcvs es una celebración muy reciente (desde 2001), pero que sirve para conmemorar el pasado milenario de la ciudad: se revive el pasado romano y castrexo de Lugo a base de campamentos militares, bodas celtas, circo romano y la quema de la muralla, entre otras actividades. Si vas, es imprescindible que te vistas de romano o habitante de un castro. Si no lo haces te sentirás como un viajero en el tiempo algo desubicado.

Picos de Europa

La primavera en los Picos es algo digno de ver. Todo verde y florido por los valles y los Picos siempre vigilando al fondo, esperando a que subas un poco más o tomes una curva para que de pronto aparezca una nueva cumbre que aún no habías visto. Junio es una buena época para hacer senderismo y explorar pueblecitos: la temperatura es agradable y las hordas de turistas todavía no han desembarcado. En ninguna época del año estarás libre de nieblas, pero en junio podrás tener también días claros y despejados para disfrutar de las vistas.

JULIO

Festival de la lavanda en Brihuega (Guadalajara)

La Provenza francesa se ha quedado con la fama de los campos morados de lavanda, pero una visita a Brihuega, un pueblecito de apenas 2500 habitantes, en julio hará que te olvides de Francia. Tienen una de las plantaciones de lavanda más importantes de España y saben celebrar su belleza y sacarle partido: para celebrar la cosecha, organizan un festival con conciertos, visitas guiadas, y momentos de reflexión que invitan a la gente a vestirse de blanco y sentarse entre el morado de la lavanda, respirar el aroma y dejarse llevar.

Sanfermines

Posiblemente sea la fiesta española más conocida fuera de nuestras fronteras. Desde el chupinazo el 6 de julio hasta el Pobre de mí… del día 14, las calles de Pamplona se llenan de gente, fiesta y, a las 8 de la mañana, encierros con toros y cabestros. Si vas a ir, recuerda ponerte un pañuelo rojo al cuello y que los heridos en los encierros suelen ser turistas. Es decir, si no sabes cómo hacerlo, no corras.

AGOSTO

Fiestas Colombinas

Se trata de la Fiesta Mayor de Huelva, que se celebra desde 1882 para homenajear y recordar a los navegantes que partieron con Colón desde Puerto de Palos rumbo a las Indias. El día 3, fecha en la que salieron las carabelas, es el día grande, pero hay mucho más: toda la semana hay competiciones deportivas, conciertos, actividades de homenaje… Y, sí, fiesta casi sin fin en la que se baila, se canta, se come y se bebe.

Festival Internacional de Teatro Clásico en Mérida

Si no llevas bien el calor, quizá sea mejor que escojas otro mes para ir a Mérida, pero piensa que en verano te recompensan con la oportunidad de ver teatro clásico en un lugar en el que los propios romanos representaron sus obras: el Teatro Romano de Mérida. Durante julio y agosto, la ciudad se llena de representaciones de teatro clásico, conciertos, conferencias, clases magistrales, pasacalles… Comedias y tragedias en un festival que celebrará este año su edición 64.

Aste Nagusia en Bilbao

Aste Nagusia significa en euskera ‘Semana Grande’ y se celebra durante nueve días todos los años a partir del primer sábado después del 15 de agosto. Esta semana comienza con un txupinazo, tras el que Marijaia, la mascota de estas fiestas, sale al balcón del Teatro Arriaga para saludar a la multitud congregada en la plaza. A partir de ahí, nueve días de celebración de la cultura vasca: conciertos de música tradicional, bailes folclóricos, deportes rurales, puestos de comida y bebida, desfiles de gigantes y cabezudos… Por la noche todo sigue, con las calles llenas de gente de fiesta y una competición de fuegos artificiales en el cielo.

SEPTIEMBRE

Salamanca

En 2018 la Universidad de Salamanca celebra su 800 aniversario. Fundada en 1218, es la universidad más antigua del mundo hispánico. Habrá una programación cultural conmemorativa especial durante todo el año; en septiembre, además, podrás ver a los estudiantes llegar y vivir Salamanca como la ciudad universitaria que es. El tiempo suele ser agradable, con temperaturas que rondan los 25 grados durante el día.

Málaga

En septiembre Málaga se queda sin masas turísticas (no sin turistas, eso nunca), pero todavía con un tiempo envidiable para disfrutar de la playa y muchísimas fiestas: tienes la feria de Mijas, la Fiesta del ajoblanco en Almáchar, la Fiesta de la aceituna en Alozaina, la feria de Ronda, la Fiesta de la Vendimia en Manilva, la feria de Ardales, la Luna Mora de Guaro, el Día del Boquerón en Rincón de la Victoria… y ¡no las hemos mencionado a todas!

Ruta del vino Jumilla (Murcia)

Foto: Nesimo

Septiembre es mes de vendimia y, si estás en alguna zona de viñedos (hay muchas) es posible que puedas acudir a alguna fiesta de la vendimia. En Jumilla (Murcia) puedes hacer su ruta del vino, con visitas a bodegas, catas de vinos y paseos entre viñedos todo el año, pero si vas en septiembre puedes asistir al momento más importante: verás a la gente recolectando uvas, camiones llenos llegar a las bodegas, podrás presenciar el proceso de producción del vino… Eso sí, para visitar las bodegas, recuerda llamar y reservar antes.

OCTUBRE

Recolectar setas en Rabanales (Zamora)

En octubre empieza la temporada de setas y no es raro encontrarse en los bosques algún grupito de aficionados a la micología con un cesto de mimbre y navaja en mano. Rabanales no llega a los mil habitantes, pero es uno de los centros de la industria micológica en España. Sus bosques, llenos de setas, son perfectos para pequeñas excursiones a pie. Tienen además un Centro de Interpretación de Especies Micológicas: organizan rutas guiadas y toda clase de actividades relacionadas con las setas, como cursos de cocina.

Hoces del Duratón (Segovia)

Foto: Rodabrazo

En otoño es imprescindible hacer alguna escapada a la naturaleza y quedarse maravillado viendo los colores ocres y naranjas con los que se tiñe todo. Un lugar perfecto son las Hoces del río Duratón: muy preparado para el senderismo y con vistas espectaculares sobre el río. El 25 de octubre, además, se celebra la romería de San Frutos en la ermita dedicada al santo. En las Hoces del Duratón es posible también que veas algún buitre: es donde vive la mayor colonia de esta ave.

Fiestas del Pilar (Zaragoza)

Foto: Juanedc

La semana que rodea al 12 de octubre, día del Pilar, las calles de Zaragoza se llenan de actividades de todo tipo para festejar a su patrona: teatro, conciertos, programación infantil, danza, artesanía, un desfile de Gigantes y Cabezudos. El día grande, el 12, se inicia con una Ofrenda de Flores que convierte la plaza del Pilar en un espacio lleno de color y alegría. Este año es del 7 al 15 de octubre.

NOVIEMBRE

Amagüestu

El otoño es tiempo de castañas y en muchos lugares de España (especialmente en el norte) hay fiestas y tradiciones alrededor de ella. Es el caso del amagüestu asturiano, que se diferencia del resto de magostos que se celebran por ejemplo en Galicia en que además de comer castañas asadas, estas se acompañan de sidra dulce. Puedes participar en un amagüestu en cualquier punto de Asturias, pero si vas a Arriondas el segundo domingo de noviembre, tendrás la oportunidad de ver un Certamen de la Castaña. Esas saben que estarán aún más ricas.

Cádiz

Foto: Emilio

Cádiz es un destino sobre todo veraniego, pero en noviembre, uno de los meses más duros del año, es una especie de oasis de calma en medio de la oscuridad y mal tiempo típicos del otoño. Sus pueblecitos blancos tan fotogénicos siguen ahí, la temperatura será agradable y, si tienes suerte, puedes hasta darte algún bañito en la playa. Además, no habrá casi turistas y los precios serán más bajos. Si necesitas una excusa extra: ese mes se celebra el Festival de Música Española de Cádiz Manuel de Falla, que llena cafés, teatros e iglesias de la capital de conciertos.

La Rioja

¿Noviembre? ¿No habría que ir antes para ver la vendimia? Sí, pero es que La Rioja es mucho más que vino y, si quieres ver bosques vestidos de otoño, perderte en la naturaleza o descubrir un valioso patrimonio cultural, este es un buen mes. El 40% de su territorio es espacio natural protegido: Sierra de Cebollera, los humedales de la Sierra de Urbión, la Reserva Natural de los Sotos del Ebro… Puedes también ir a ver huellas de dinosaurio en Enciso o simplemente irte de vinos por Logroño, que nunca es mala idea.

DICIEMBRE

Ruta del queso Idiazábal en el País Vasco

Foto: irekia

Nada levanta el ánimo como un buen queso. Técnicamente, esta es una ruta para senderistas: casi 100 kilómetros en seis etapas. Quizá diciembre no sea el mejor momento para embarcarse en ella, pero nada te impide hacer un pequeño road trip que te lleve por todos los pueblos y parques naturales que conforman el proceso productivo de este queso. Otra opción es combinar coche y pequeños paseos. Como quieras, en realidad, lo único importante es que no te pierdas las catas.

Xixona (Alicante)

Una de esas cosas que hay que hacer antes de morir es comprar turrón en Xixona. En diciembre, además, es especialmente fácil: se celebra una Feria de Navidad en la que los artesanos sacan sus productos navideños a la calle. Aun así, vale la pena también pasar por algún horno y ver cómo se hace el turrón más famoso.