Photo: Galicia Sustentable

14 situaciones típicas de la Navidad en España que ya no pasan

España
by Ana Bulnes 4 Dec 2019

1. Empezaba cuando lo decía El Corte Inglés


Antes era el pistoletazo oficial de salida. Cuando ya era navidad en El Corte Inglés podíamos empezar a quejarnos de que cada año lo hacen antes. Ahora, hay señales mucho más tempranas: los dulces navideños en el supermercado, que en algunos casos empiezan a aparecer en septiembre. Cuando el Corte aparece con su eterrno eslogan y anuncia la llegada de la navidad, ya llevamos por lo menos un mes de celebración no oficial.

2. Y no empezaba antes de tiempo

Tomemos como ejemplo lo que desde hace décadas marca también el inicio de las fiestas: la iluminación navideña de las calles. Este año ha sido protagonizada por el rifirrafe entre los alcaldes de Vigo y Madrid, cuyas luces llevan encendidas desde la última semana de noviembre. La primera vez que Madrid tuvo luces de navidad, en 1962, estas consistían en tres farolas en Callao, que se encendieron el 21 de diciembre.

3. La Lotería se cantaba en pesetas


Los niños de San Ildefonso, que hace varias décadas que no son huérfanos, llevan ya casi 20 años cantando los números ganadores en euros, pero sigue chirriando. La melodía, al fin y al cabo, se creó pensando en tres sílabas. Que se canten solo dos es raro.

4. … y teníamos al calvo


Ay, vuelve a casa vuelve, querido calvo de la Lotería, te echamos de menos, nada es lo mismo sin ti.

5. Felicitábamos las fiestas enviando christmas


Que sí, que todavía quedan héroes del correo postal que compran tarjetas y las envían a tiempo, pero ahora lo más probable es que lo que recibamos sean felicitaciones por Whatsapp. Frases ingeniosas, largas ristras de de emojis, vídeos y gifs… que seguramente ya nos haya enviado otra persona. O lo típico que has enviado tú y te envía de pronto ese mismo contacto.

6. O incluso, a lo loco, llamando por teléfono


¿Solo he añadido este punto para poder poner a Edu? Sabéis que sí.

7. Comprábamos los regalos saliendo de casa

Sí, queridos jóvenes, en el pasado no podíamos simplemente ir a Amazon y solucionar toda la navidad en una tarde. ¡Había que salir a la calle, recorrer tiendas (o ir al Corte), pasar frío! Siendo justos, todavía lo hace mucha gente, pero cada año el porcentaje de regalos comprados online crece y las navidades pasadas casi un 20% de los españoles lo compraron todo por internet.

8. Había nombres fiijos: Ramón García y Martes y Trece


Hace ya mucho que Martes y Trece no entretienen a las familias españolas en Nochevieja (lo hicieron todos los años menos 1993 entre 1988 y 1997), pero a Ramontxu aún lo tenemos muy presente. La última vez que lo vimos introducirnos en un nuevo año por la tele fue en 2017-2018 (en 2018-2019 las retransmitió online). Sin embargo, aunque creamos que es el que más nos ha felicitado el Año Nuevo, no es así. El presentador que más veces ha retrasnmitido las campanadas es Xosé Ramón Gayoso, de la TVG: lo ha hecho desde 1985 todos los años (Luar, el programa que presenta, lleva 27 años en antena). En el segundo puesto están Anne Igariburu y Eloísa González (Canarias), con 17 retransmisiones cada una. Y, ya en el tercero, Ramón García, que comparte puesto con Roberto Herrera, también en Canarias.

9. Papá Noel no venía

Antes de empezar a competir, Papá Noel y los Reyes Magos tenían un régimen de trabajo más sano y conciliador: ¡se repartían los territorios! A España venían solo los Reyes Magos. Hace ya mucho que Papá Noel se ha convertido en un workoholic de libro, que en vez de descansar y alegrarse de que haya países en los que algún otro ser mágico reparte regalos, decide hacer competencia y pasar por allí también.

10. El Baltasar de las cabalgatas era un señor con la cara pintada de marrón


Bueno, esto todavía pasa en muchos sitios. Es algo que escandaliza mucho a cualquier estadounidense que pasa por aquí, porque allí se llama blackface y es muy ofensivo. Si Justin Trudeau lo aprendió, nosotros también podemos.

11. Poníamos musgo en el Belén

Si aún lo haces, ejem, te recordamos que ES ILEGAL. Deja el musgo en las rocas y en los bosques, que hace más falta, y usa tu imaginación para sustituirlo por algo que Greta Thunberg apruebe y el planeta agradezca.

12. Esperábamos con ansia real y no irónica el anuncio de Freixenet


¡Las burbujas! Queríamos saber quiénes serían los famosos elegidos cada año, porque si eras alguien, pasabas por el anuncio. Meg Ryan, Penélope Cruz, Liza Minnelli, Demi Moore, Pierce Brosnan, David Bisbal, Shakira, Montserrat Caballé (años antes de aquel anuncio de la Lotería que aún provoca pesadillas). Este año, según parece, se van a limitar a repetir el anuncio del año pasado. Admitámoslo, en realidad ahora solo queremos estos anuncios para crear memes.

13. Había menos variedad de turrones


Duro y blando. Ya el de chocolate fue un invento moderno y lo máximo a lo que aspirabas en términos de variedad. Ahora tenemos de todo y para todos: de coco, de yema, pralinés, de mazapán, de todo tipo de chocolates, con frutas confitadas…

14. Veíamos la tele comentándola solo entre nosotros


¡Sin Twitter! ¡Galas de Nochebuena y Nochevieja sin Twitter! Maldita sea, veíamos el material original de Cachitos y no podíamos compartir comentarios ingeniosos más que con nuestra familia, que en muchos casos lo estaría viendo todo y tomándoselo en serio.

15. Nos regalaban Juegos Reunidos


O algo acabado en -nova, línea con la que los nacidos en los 80 probamos todas las profesiones del mundo para ir descartando. O una Nancy. O un Furby. O un Diseña la moda. O más clicks y LEGO. O, cuando llegó la tecnología punta, un Tamagotchi.

Save Bookmark

We use cookies for analytics tracking and advertising from our partners.

For more information read our privacy policy.