Los cenotes componen una red de ríos subterráneos interconectados entre sí, que representaban la entrada al inframundo para los mayas. Hasta el momento se sabe que hay, por lo menos, 2.000. Los hay de caverna o cueva, abiertos y semiabiertos. Todos con aguas cristalinas y con profundidades que pueden ir de unos cuantos metros hasta los 70 metros. Misterio y diversión.

 

Una cosa es la belleza por sí misma de la zona arqueológica de Tulum, en Quintana Roo… pero si la combinas con el color del mar más bonito del mundo ¡Pum! Envidiarás a los mayas por haber vivido en semejante paraíso.

Crédito: archer10

 

Izamal (Yucatán) es un pueblito con mucho encanto… Tanto que fue el primer pueblo del país en recibir el estatus de pueblo mágico. Ruinas arqueológicas, restaurantes riquísimos -como el Kinich y el Zamná, nuestros favoritos-, un convento alucinante, ah, ¡y me olvidé de comentarte que todo en Izamal es de color amarillo!

Crédito: adach

 

El centro histórico de Campeche es uno de los más coloridos del país. Imagina el centro de tu ciudad y rodéalo de una muralla, en sus esquinas ubica unos fuertes para protegerla de los piratas y luego pinta todas las casitas de colores… ¡Así es Campeche!. Te recomendamos comer en las casitas junto al malecón o en Pigua.

Crédito: mossaiq

 

La reserva ecológica Río Lagartos (Yucatán) es famosa por los 20,000 flamencos rosados que llegan entre enero y septiembre para reproducirse. También es hogar de la tortuga marina, la cual visita el área entre junio y agosto, y de más de 250 diferentes especies de aves. En este lugar encontrarás el punto exacto entre la tranquilidad y la aventura, explorando sus ecosistemas diversos, sus bellas playas y el ojo de agua, conocido por los pobladores como Chiquilá.

 

¡El mar del estado de Yucatán es verde esmeralda y lo amamos! Mira qué bella imagen surge por el contraste con el rosado de los flamencos.

A post shared by Visit Yucatan (@yucatanturismo) on

 

En el pueblito pesquero Las Coloradas, se encuentra esta laguna mágica, cuyas aguas son de color rosa mexicano. Aunque nos gustaría creer que es porque allí se bañan los unicornios en las noches de luna llena, la coloración se debe a la gran presencia de plancton rojo y de artemia salina (camarón de salmuera). Si bien debes ir para tomarte una foto, te aclaramos que no está permitido bañarse en esas aguas, ya que puede afectar seriamente tu salud.

A post shared by MochileroMx (@mochileromx) on

 

En todas las haciendas que visites en el estado de Yucatán vas a encontrarte con las plantaciones de henequén, que fue por mucho tiempo la base de la economía. El truck es un carrito jalado por mulas que servía para transportar oro verde.

A post shared by Simeon Pratt (@simeonpratt) on

 

Cozumel (Quintana Roo) es tan hermosa que te vas a querer quedar apenas la veas. La isla es famosa por sus arrecifes y por ser uno de los puertos principales donde arriban los cruceros. No dejes de visitar El Cielo, uno de los lugares más bonitos del mundo. Si crees que exageramos, navega en la ubicación de la foto…

A post shared by ROBCHA (@byrobcha) on

 

Mahahual es una de nuestras playas favoritas en Quintana Roo. Frente a su mar caribe se encuentra una de las barreras de coral más grandes del mundo, que se extiende hasta Belice. Las olas rompen el arrecife, por lo que se ha formado una piscina natural de más de 100 metros hasta la playa, para ti solito. Puedes hacer snorkel, acampar, y comer pez león, que ahí lo preparan riquísimo. Además, esta especie es un serio depredador, y consumiéndolo ayudas a regular el hábitat de la zona.

 

Tenemos tantas haciendas en el estado de Yucatán como para hacer una película. Muchas han sido convertidas en restaurantes o en hoteles Boutique, pero lo cierto es que constituyen un clásico del paisaje yucateco.

 

Uxmal (Yucatán) es espectacular y, aunque no sabemos si esto es bueno o no, aún se permite subir a muchos de sus recintos.

A post shared by Visit Yucatan (@yucatanturismo) on

 

Entre el Mar Caribe y el Golfo de México se encuentra la isla de Holbox, super mega maravillosa. Desde mayo a septiembre la visitan decenas de tiburones ballenas, con los cuales puedes nadar. No dejes de comer las deliciosas pizzas de langosta, son tan famosas como las ballenas mismas.

 

Nuestra cálida península está repleta de tupida vegetación, tanto que rescatar sitios arqueológicos es casi una proeza, porque las ruinas se encuentran cubiertas por la impresionante selva yucateca.

A post shared by Visit Yucatan (@yucatanturismo) on

 

Calakmul (Campeche) se encuentra en medio de la imponente reserva natural que lleva su nombre. Esta antigua capital maya es, con sus más de seis mil edificaciones, Patrimonio de la Humanidad, y es ideal para dejarte llevar por tu espíritu aventurero.

Crédito: pasha_k

 

Bacalar es el único pueblo mágico de Quintana Roo. Hay varios hoteles y restaurantes en la zona, la mayoría de ellos son ecológicos. La laguna es famosa por sus siete colores y, aunque está un poco lejos, por lo menos del aeropuerto de Cancún, bien vale la pena visitarla porque es una laguna que.. ¡parece mar!

Crédito: laradanielle

 

¿Esto cuenta como paisaje? Nosotros creemos que sí…

 

Y claro que no hace falta ninguna presentación para esta maravilla, Patrimonio Cultural de la Humanidad, ¿verdad?