1. Disneyland París. Francia

Considerado como el parque más visitado de Europa, Disneyland París es el lugar perfecto, tanto para niños como adultos. Dividido en varias áreas diferentes en las que hay atracciones y espectáculos, te recomendamos mínimo un par de días para disfrutarlo.

 

2. Europa Park. Rust. Alemania

Es el parque de atracciones más grande de Europa, con quince áreas distintas, cada una de ellas con el nombre de los principales países europeos. Con casi 100 atracciones, entre las que se encuentran 16 montañas rusas, Europa Park es, sin duda, uno de los mejores parques de atracciones del mundo.

A photo posted by Europa-Park (@europapark) on

 

3. Legoland. Billund. Dinamarca

El primer parque de Lego del mundo no podía estar en otro lugar que en Billund, cerca de la primera fábrica que abrió Lego en Dinamarca.

Con nueve mundos diferentes, cada uno de ellos con diferentes atracciones y temática, Legoland es uno de esos lugares perfectos para volver a ser un niño.

 

4. Port Aventura. Tarragona. España

En Salou está Port Aventura, el parque de atracciones más conocido de España y también el más visitado. Además de seis áreas temáticas, enfocadas en civilizaciones, también encontramos el Dragon Khan, una impresionante montaña rusa que es símbolo del parque.

 

5. Efteling. Kaatsheuvel. Holanda

Considerado el parque de atracciones más grande de Holanda, este parque que fue inicialmente enfocado en la temática de los cuentos de hadas ha acabado actualmente por ser un parque al más puro estilo Disneyland. ¿Te animas a visitarlo?

A photo posted by Efteling (@efteling) on

 

6. Parque de Asterix. Plailly. Francia

¿A quién no le gustaría pasar unas horas junto a Asterix? Si te apetece, no puedes dejar de visitar este parque de atracciones en el que encontrarás numerosos escenarios y atracciones relacionadas con este personaje y sus aventuras.

 

7. Mirabilandia. Savio. Italia

En el norte de Italia encontramos Mirabilandia, el parque de atracciones más grande del país, que además de infinidad de atracciones, espectáculos y restaurantes, cuenta con un parque acuático en el mismo recinto.

A photo posted by ZHENYA KOLDAN (@ekoldan) on

 

8. Liseberg. Gotemburgo. Suecia

Con una montaña rusa llamada Balder, que es todo un símbolo del parque y AtmosFear, una atracción con una caída libre de 116 metros en tres segundos, este parque de atracciones es uno de los lugares que no deberías perderte en Europa. Y si tu visita coincide con la época navideña..¡enhorabuena!: un enorme mercado navideño, con miles de bombillas, te estará esperando en Liseberg.

A photo posted by Liseberg AB (@lisebergab) on

 

9. Duinrell Park. La Haya. Holanda

Duinrell Park es el parque de diversiones más conocido de Holanda. Su principal atractivo es que se encuentra rodeado de un bosque, está muy cerca de la playa y cuenta con una enorme cantidad de atracciones de agua, ideales para los más pequeños de la casa.

A photo posted by 네모 (@aboutmarlon) on

 

10. Jardines de Tívoli. Copenhague. Dinamarca

Considerado como el parque más antiguo del mundo, en la Plaza del Ayuntamiento de Copenhague encontramos los Jardines de Tívoli, un parque algo distinto al resto en el que los jardines y la estética, son protagonistas junto a las atracciones. Por cierto, no dejes de subir a la noria, desde donde tendrás unas vistas impresionantes de la ciudad.  

A photo posted by VisitDenmark (@govisitdenmark) on