Papita, Maní, Tostón (Luis Carlos Hueck, 2013).

El venezolano es amante del béisbol desde la cuna y esta comedia se encarga de mostrar ese aspecto tan profundo de nuestra cultura. Es la historia de un amor entre dos eternos rivales de este deporte: un chico de Los Leones del Caracas y una chica simpatizante a Los Navegantes del Magallanes. Se enamoran perdidamente, por supuesto, pero para poder estar juntos tienen que mentirles a sus familiares. A lo largo de toda la historia sucederán cosas que te harán reír a más no poder. Vale mencionar que esta fue la película más taquillera de las salas venezolanas. Por cierto, ¡no dejes de verla con unos tostones bien ricos!

El Yaque: Pueblo de Campeones (Javier Chuecos, 2012).

La Isla de Margarita se caracteriza por la calidad de turismo que tiene para ofrecer. Su playa más famosa, El Yaque, es el mejor lugar en Venezuela para practicar windsurf. Este documental relata la historia de José Gollito Estredo, Ricardo Campello, Yoli de Brendt y Cheo Díaz, cuatro windsurfistas que sueñan con ganar el Campeonato Mundial de Windsurf de la PWA. A lo largo de la historia surgen diversos problemas económicos y personales que les dificultarán lograr su objetivo y…¡No te cuento más! Una peli para inspirarse y seguir luchando por nuestros sueños.

Azul y no tan Rosa (Miguel Ferrari, 2012).

Fue la primera película venezolana en ganar el premio Goya a la “Mejor Película Hispanoamericana”. El drama aborda la homosexualidad y la violencia de género. Cuenta la historia de una pareja gay que decide dar el gran paso de comprometerse, no obstante, uno de ellos debe hacerse cargo de su hijo que no ve en años y que lo visita desde España. Desde ese entonces surgirán una serie de hechos que cambiarán sus vidas para siempre. La película es una de las más taquilleras de la historia de Venezuela. Tiene un hermoso mensaje que te llegará al corazón.

Reverón (Diego Rísquez, 2011).

Esta película cuenta la vida y obra de Armando Reverón, pintor venezolano reconocido mundialmente. La historia relata su pasión por el arte, su proceso creativo, su sincero amor por Juanita y los días antes de su muerte. Además, también se pueden apreciar las hermosas playas del estado Vargas y de Macuto, donde vivió gran parte de su vida. Te aseguro que el soundtrack de esta película y el hermoso paisaje playero te darán ganas de viajar inmediatamente a Venezuela a conocer más sobre las obras del increíble Reverón.

Hermano (Marcel Rasquin, 2010).

Dos hermanos caraqueños viven en uno de los barrios más pobres de la ciudad y comparten una gran pasión: el fútbol, que es lo que los moviliza para seguir adelante y tratar de convertirse en dos grandes de este deporte. Sin embargo, las cosas no les van a resultar nada fáciles y tendrán que superar la violencia y la venganza para lograr lograr lo que más desean. Ganó el premio a “Mejor Película” en el Festival de Cine en Moscú. Todos los venezolanos soñamos con que nuestra Vinotinto sea parte del próximo Mundial y esta peli nos hace sentir esa gran pasión que tanto nos une como país.

Tocar y Luchar (Alberto Arvelo, 2006).

Cuando se habla de la música venezolana, inmediatamente pensamos en la música llanera o en los ritmos tropicales que nos hacen bailar. Sin embargo, en Venezuela tenemos mucho más que eso, y un claro ejemplo es el que nos muestra Arvelo en este documental dedicado en difundir el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. Es la la historia de seis niños venezolanos que están dispuestos a luchar por lo quo más les apasiona: la música. Acá está el documental completo:

Libertador (Alberto Arvelo, 2013).

Perfecta para conocer un poco sobre la historia de uno de los personajes más emblemáticos de la historia de Venezuela y de América Latina: Simón Bolívar. La banda sonora estuvo a cargo del director de orquestas Gustavo Dudamel. Créeme que esta apasionante historia te dejará con ganas de aprender mucho más sobre Venezuela.