Crédito imagen de portada: Ben W

1.

En Argentina hacemos quilombo.
En Uruguay se arma relajo.

2.

En Uruguay se come choto. En Argentina te recomiendo no usar esa palabra y menos en la misma frase que el verbo “comer”.

3.

En Argentina nos juntamos con las chicas ó las brujas.
En Uruguay se juntan las chiquilinas o la gurizada.

4.

Si algo es de “poca categoría”… para los argentinos sería “grasa”, y “terraja” para los uruguayos.

5.

Si digo que mi amiga es bagayera, probablemente esté en un boliche de Argentina refiriéndome a que a mi amiga le gustan los chicos poco agraciados de “facha”.
En cambio, si digo bagayero en Uruguay, me refiero a un tipo que trae mercadería de la frontera para venderla más barata.

6.

En Uruguay son un poco más literales que los argentinos: a una “palestra” le dicen “pared de escalada”, y a la “vuelta al mundo”, “rueda gigante”.

7.

A la hora de colgar la ropa recién lavada, los argentinos usamos broches.
En cambio, los uruguayos usan broches para sujetarse el cabello y palillos para colgar la ropa.
Para un argentino, “palillos” es otra forma de decirle a los escarbadientes.

8.

En Argentina no se nos ocurriría ponernos caravanas en las orejas, ya que para nosotros la “caravana” es una fila de algo (autos, o una peregrinación). En cambio, para los uruguayos son los aritos (pendientes) que se usan como bijouterie.

9.

Si un uruguayo te dice “¿te animás?”, no te está desafiando, te está pidiendo amablemente.

10.

Lo que la zapatilla es al champion
Asentir con “claro” en Argentina es al “ahí va” en Uruguay.

11.

Mientras que los argentinos salimos a “dejar todo” en la cancha, los Uruguayos alientan a su equipo con “vamo’arriba la Celeste”.

12.

En las canchas uruguayas cantan: Vayan pelando las chauchas, vayan pelando las chauchas, aunque les cueste trabajo…
Mientras que en más de una tribuna argentina se escucha: les vamos a romper el… ejem.

13.

La batata argentina y el boniato uruguayo parecen dos cosas diferente, pero son el mismo tubérculo dulce que queda genial a la parrilla.

14.

En Argentina indicamos que algo “estuvo de más” para referirnos a que estuvo fuera de lugar.
En Uruguay, si estuvo “de más” hay que repetirlo, porque significa que estuvo genial.

15.

En Uruguay podés ser un salado sin que nadie te haya lamido…
Sos un salado si es que sos un groso, como diríamos los argentinos.

16.

En Argentina, si comés un pancho queda claro que es salchicha al pan.
En Uruguay, el pancho es la salchicha.

17.

Un uruguayo te apura diciendo “vamos botija”.
En cambio, los argentinos decimos “dale chabón” (e instantáneamente los uruguayos se ríen de la palabra “chabón”).

18.

En Argentina, el dulce de leche es argentino, al igual que Gardel y el mate.
En Uruguay, el dulce de leche, Gardel y el Mate son uruguayos.