¿Sabías que de las ocho especies de tortugas marinas que existen en el mundo, siete las podemos encontrar en las Costas de México? Solo en Michoacán arriban y anidan año tras año tres tipos de tortugas: la tortuga laúd, la tortuga negra y la tortuga golfina. Hay una cuarta, la tortuga carey, que solo nos visita para alimentarse, aunque no desova. Por ello, la costa Michoacana es el lugar ideal para aprender sobre la fascinante vida de las tortugas marinas.

1

La tortuga Laúd es la tortuga marina más grande del mundo. Llega a pesar hasta 800 kilos y alcanza el volumen de un auto compacto.

Crédito: Eduardo García Martorell

2

La principal área de anidación de la tortuga laúd es la Playa el Mexiquillo y, lamentablemente, forma parte de la lista de especies en peligro de extinción.

Crédito: Eduardo García Martorell

3

La tortuga negra es una especie endémica de Michoacán. El anidamiento ocurre entre el mes de agosto y enero y el promedio de tamaño de nidada es de 65 huevos. Las crías nacen entre los 42 y 62 los días después de la anidación.

Crédito: Eduardo García Martorell

4

Debido a su lento crecimiento, alcanzan la madurez sexual entre los 30 y los 50 años.

Crédito: Eduardo García Martorell

5

Colola y Maruata son las playas que han sido decretadas como área de reserva para su protección. El área de reproducción de la tortuga negra se encuentra entre el Río Nexpa y Faro de Bucerías. Tristemente, forma parte de la lista de especies en peligro de extinción.

Crédito: Eduardo García Martorell

6

La tortuga golfina llega a las costas de Michoacán en arribazones, que son agregaciones masivas de miles de hembras que vienen a desovar. Sin embargo, sus poblaciones han declinado en los últimos años.

Crédito: Eduardo García Martorell

7

El desove es generalmente por la noche y el tamaño promedio de nidada es de 110 huevos. Es de las tortugas marinas más pequeñas y más abundantes.

Crédito: Eduardo García Martorell

8

Las playas de anidación de la tortuga golfina en Michoacán son Mexiquillo, Playa Azul, Las Calabazas, Colola, Maruata, La Placita e Ixtapilla.

Crédito: rodoaraiza.

¿Te cabe alguna duda de que Michoacán es el alma de México? ¿Cuándo nos visitas?