Según cuentan los cronistas, los llamados “presagios funestos” de Moctezuma fueron una serie de sucesos atípicos, ajenos a la cotidianidad del mundo conocido en el continente americano. Ocurrieron en los últimos años antes de la aparición de los españoles por las costas del Golfo de México, y su extraña naturaleza hizo que se convirtieran en profecías que anunciaban el fin del mundo mexica. Estas fueron las 8 profecías de Moctezuma.

1.

El avistamiento de “una espiga de fuego en el cielo”, es decir, un cometa que se vio por el oriente.

2.

Un incendio sin causa aparente que cubrió en llamas el templo del dios Huitzilopochtli.

3.

Un rayo que cayó sobre el templo del dios Xiuhtecutli, en medio de una llovizna. Lo relevante es que no se escuchó ningún trueno.

4.

Una lluvia de estrellas que se movían del oeste hacia el este.

5.

Una marejada atípica en el lago de Texcoco, que inundó parte de Tenochtitlán.

6.

La aparición del espíritu de una mujer que, por las calles de la capital imperial, dejaba escuchar un lamento: “Hijitos míos, tenemos que irnos lejos”, “Hijitos, ¿a dónde los llevaré?” (de ahí surgió la popular leyenda de la Llorona).

7.

Otro de estos extraños sucesos fue la captura, en el lago de Texcoco, de un extraño pájaro que parecía grulla. Se lo llevaron a Moctezuma y, según refieren, la cabeza del ave tenía una especie de espejo. Allí, el Huey-Tlatoani vio jinetes que cabalgaban en una especie de venados sin cuernos y en actitud de combate; cuando llamó a sus acompañantes a que lo vieran, la extraña visión se desvaneció.

8.

El último de este octeto de presagios fue la noticia de que varios súbditos vieron criaturas bicéfalas, especies de monstruos que luego desaparecían.

Ciertos o no dichos presagios, la impresionante nación sí vio el fin de su mundo en 1521 con la llegada de los españoles y la posterior invasión.