Los mexicanos somos por naturaleza antojadizos, pero además nos gusta socializar y compartir. Comer en la calle es parte de nuestra cultura y de nuestras tradiciones. En los puestos callejeros todos somos iguales; ahí no hay diferencias sociales y nos encontramos desde el oficinista, el estudiante, el taxista, el hipster hasta el empresario.

La Ciudad de México es la cuarta urbe más poblada del mundo, con un total de casi 21 millones de habitantes, y si bien u oferta gastronómica es un paraíso infinito de sabores, z su verdadero escaparate está en la comida callejera. A continuación, van algunas recomendaciones de comida callejera que no pueden dejar de probar. Les recomiendo sólo lo que auténticamente he probado, experimentado y fotografiado.

 

TAMALES

Al asomarse el sol en la capital, nada más apetitoso que ver el vapor salir de las tamaleras. Los tamales son tradicionalmente mañaneros. En el norte de la ciudad desde hace más de veinte años ocupa Don Chuy una esquina con su puesto móvil de tamales, los sabores son variados: mole con almendra y nuez, rajas con queso y champiñones, puerco en salsa verde y en salsa de chile morita, también los dulces de piña con nuez, chocolate, flan, nutella y queso crema con zarzamoras. Ahora bien, si se trata de vivir una experiencia cien por ciento chilanga, pidan una torta de tamal (mejor conocida como “guajolota”) y acompáñenla con uno de sus fieles complementos: ya sea un champurrado, un atole (el de coco es buenísimo) o un café de olla con canela.
Ubicación: Calzada Camarones casi esquina con 22 de febrero, Santa María Maninalco. Delegación Azcapotzalco.

 

TACOS

Suadero

Dicen que el suadero es uno de los platillos que definen la personalidad culinaria de la Ciudad de México. Los Tacos “Tony” es un puesto de lámina donde la experiencia se vive con el aroma que sale de los recipientes metálicos en los cuales se confita el suadero en manteca de puerco. Para complementar el puesto hay limones, salsas, cebollitas, nopales, rabanitos y una cubeta/florero con un ramo de pápalo (un quelite de sabor intenso y tipiquísimo en las taquerías de la capital).
Ubicación: En frente de “La Taquiza”

De canasta

Dicen que comer tacos es casi un oficio de los habitantes de la Ciudad de México y el de canasta es probablemente el primer taco comercializado, es sin duda el más callejero de todas las opciones. Encuentran unos buenísimos en la Roma justo enfrente del afamado restaurante “Delirio”. Están bastante menos grasosos que el promedio y los hay de chicharrón, carne deshebrada, papa y frijoles, aunque la salsa de guacamole es todavía mejor. El puesto se pone todas las mañanas y hasta pasadas las dos de la tarde.

Ubicación: Monterrey esquina con Álvaro Obregón, Col. Roma Norte. Delegación Cuauhtémoc.

Al pastor

El taco al pastor es quizá el más chilango de los tacos. No es nada fácil hacer sólo una recomendación. Es una categoría que todos hemos probado, que a todos nos gusta, en la que hay cientos de opciones y que además siempre nos salvará en un momento de antojo a media noche. Hoy les voy a recomendar “Los arbolitos”, muy cerca de Televisa San Ángel, un lugar pequeño pero con un apabullante trompo y una excelsa salsa de chile de árbol. Para completar la experiencia, yo acompañaría ahí mis tacos con el no menos típico chilango: boing de guayaba en envase de vidrio.
Ubicación: Veracruz 22, Col. Progreso Tizapán. San Ángel. Delegación Álvaro Obregón.

Gringa de pastor y longaniza

En el sur de la Ciudad de México se encuentra “La Taquiza”, donde sin duda, su estelar es la gringa de pastor, pero si quieren un tip, fusiónenla con un taco de longaniza con nopales y agréguenle salsa verde de aguacate con serrano. Está para premio. Y como dato extra: venden un tlalpeño estilo casero inmejorable para curarse una cruda de aquellas.
Ubicación: Ave. Universidad 275, Col. Narvarte. Delegación Benito Juárez.

De cabeza de res

Son otros clásicos de la ciudad que son preparados al vapor y generalmente el protocolo es pedirle al taquero de uno por uno. La oferta va desde sesos, ojo, maciza, cachete, trompa y hasta lengua. Pueden encontrar unos buenísimos en taquería “La Reyna”. El plus que tiene este lugar es que puedes pedirlos en trozo, es decir, la carne sin picar (evidentemente cuestan más caros). Les sugiero pedir uno de ojo (entero), así como de lengua y trompa, en la misma presentación. La salsa verde con cilantro y rábano les va perfecto.
Ubicación: Manzanillo esquina con Bajío, Colonia Roma Sur. Delegación Cuauhtémoc.

De carnitas de puerco

Comer tacos de carnitas en la Ciudad de México es todo un ritual: llegar al lugar, acomodarse, visualizar al animal, saberse conocedor de qué parte del cerdo te gusta y qué se te antoja en el momento –porque del cerdo todo se aprovecha-, y comer llenándote los dedos de grasa pero eso sí, con toda la actitud. Nada mejor para sentir un placer de esos culposos. En el Mercado Jamaica encuentran el negocio de “Carnitas Paty”, donde comer es toda una aventura. Los hay de nana, buche, trompa, nenepil, cachete, cueritos, oreja y cachete. Mi sugerencia es: pidan uno combinado con nana (matriz de la puerca), cuerito y chicharrón, agreguen salsa roja y disfruten ese orgasmo culinario.


Ubicación: Calle Guillermo Prieto, S/N. Delegación Venustiano Carranza.

De costilla de puerco

Cuando uno habla de un taco portentoso, uno habla de un taco de costilla de puerco. No he probado uno mejor que el que se ofrece en “El Paisa”, no sólo por el taco, sino por la extraordinaria experiencia de acompañarlo con un tepache de piña, naranja y tamarindo de la casa. El resultado es una combinación cien por ciento ganadora. Imperdible.
Ubicación: Av. Clavería esquina Irapuato, Col. Clavería. Delegación Azcapotzalco.

De guisados

Para taquear variado, vasto y de lo lindo, tienen que ir a tacos “El Güero”. Digamos que es un lugar cotidiano para comer entre semana. Los esperan más de diez cazuelas de barro con guisados mexicanos como hígado, chiles rellenos, nopales, quelites, arroz, picadillo, chorizo con papas, entre otros. No esperen sentarse cómodamente, sólo hay una mesa comunitaria, pero ni falta que hace, en pocos minutos sales bien “despachado”. Yo cuando voy, no perdono uno de hígado, uno de coliflor capeada y el estelar de la casa: arroz con frijoles negros de la olla y un huevo cocido. Para quien quiera comer bien y abundante, este es el lugar indicado.
Ubicación: Amsterdam 135, casi esquina con Michoacán, Colonia Hipódromo Condesa. Delegación Cuauhtémoc.

 

TORTAS

De pierna y pechuga

En mis andanzas por la bella Colonia Clavería, descubrí las “Tortas de antes”. Me he llevado una grata sorpresa por los ingredientes de calidad con los que trabajan. Se especializan en pierna de cerdo y pavo auténticamente horneados a la vieja usanza, las teleras se tuestan ligeramente en la plancha (como dios lo manda) y complementan con unos chiles y verduras encurtidas elaboradas de forma por demás casera. De beber, siento que combina bien una clásica Sidral Mundet.
Ubicación: Calle Clavería 54, Col. Clavería. Delegación Azcapotzalco.

De chilaquiles

Una parada obligadísima en la Condesa es sin duda, pero sin duda alguna, la esquina del chilaquil. Sólo se ocupa paciencia para la interminable fila de fieles y nuevos clientes que día con día se forman ahí. La preparación de la torta es sencilla: una embarrada de frijoles a los bolillos para después rellenarlos de chilaquiles verdes o rojos, la sazón es impecable; los extras son la infaltable crema y el insustituible aguacate. Si van a probar vayan con toda la apertura y pidan la “bomba”: chilaquiles mixtos, pechuga de pavo empanizada, cochinita y los respectivos extras. Definitivamente es una de las delicias calóricas más cabronas en la Ciudad de México.
Ubicación: Alfonso Reyes esquina con Tamaulipas, Col. Condesa. Delegación Cuauhtémoc.

 

TOSTADAS

De caracol y aguachile

Tacos y mariscos “Los Sinaloenses” ofrece, como su nombre lo indica, recetas genuinas de aquella bendita tierra: Sinaloa. La atención es bárbara pero los platillos son aún mejores. Las tostadas de aguachile y ceviche de caracol están soberbias y maridan perfecto con la michelada de la casa. Como un extra y para hacer la genialidad del mar y tierra, pidan el taco estrella: un torito de arrachera con queso en tortilla de harina y su infaltable chile güero tatemado. Confieso que soy cliente leal y asiduo de este lugar.
Ubicación: Calle Bajío entre Tlacotalpan y Salina Cruz, Col. Roma Sur. Delegación Cuauhtémoc.

 

CALDOS

Caldo de migas

Este es un plato tradicional identificado únicamente en la Ciudad de México, data de la época de la Revolución. Se dice que las amas de casa lo preparaban con las sobras de bolillos y huesos de res; a lo largo del tiempo ha pasado de ser un platillo para los pobres a una delicia culinaria. En realidad es un plato austero, lleva espinazo de res, ajo, chile guajillo, epazote fresco y trozos de bolillo previamente tostado. En el centro de Azcapotzalco pueden encontrar una fonda casera, la Doña te atiende re bien en la cochera de su casa donde se ubican las mesas y sillas, más folclórico imposible
Ubicación: Calle Capilla de los Reyes casi esquina con Av. Azcapotzalco, Col. Los Reyes. Delegación Azcapotzalco.

 

COMIDA VEGETARIANA

Para los que gustan de comer bueno, bonito y barato, pero además saludable, “El Falafelito” es el lugar indicado. Ubicado en el corazón de la Condesa, pueden disfrutar sus variados combos al aire libre y con vista al Parque México. No dejen de probar el hummus.
Ubicación: Av. México 105, Col. Hipódromo Condesa. Delegación Cuauhtémoc.

 

EXTRAS

Helados y paletas

El helado es uno de los antojos más disfrutables, no importa la edad que tengas. La heladería “QBE” es digna de recomendarse porque sus productos son naturales y la variedad de sabores es amplia y novedosa: uva verde, pico de gallo, horchata, naranja, rompope, cereza, jícama, pepino y mis favoritos: vino tinto, hierbabuena y mandarina. Además de helados venden paletas, aguas frescas y hasta postres. Yo les sugiero: compren su helado, crucen la calle y disfrútenlo en una banca del parque. Cosas/momentos simples y felices de la vida.
Ubicación: Adolfo Prieto casi esquina con Pilares, (frente al Parque Tlacoquemécatl), Col. del Valle. Delegación Benito Juárez.

Jugos y licuados

Los puestos de jugos están por toda la ciudad, seguramente en cada colonia existe uno de ellos. Mi puesto de confianza no tiene nombre pero la fruta siempre es fresca, la atención es más que amable y te preparan todos los jugos clásicos habidos y por haber, incluidos el “antigripal” y el “dietético”. Además de jugos venden licuados, aguas frescas y cocteles de frutas.
Ubicación: Manzanillo esquina con Tlaxcala, Col. Roma Sur. Delegación Cuauhtémoc.

Esquites

Este es al antojo mexicano por excelencia, no es más que granos de elote hervidos en agua con sal y epazote. Se le nombra de diferentes maneras por todo el país, por ejemplo, en Tamaulipas (mi tierra), se le dice trolelote. En la preparación también hay recetas variadas, pero básicamente los ingredientes que no puede faltar son: limón, sal, chile, mantequilla, mayonesa y queso. El puesto de Moliere es muy famoso, los elotes son frescos y particularmente el polvo de chile es muy bueno. Diario hay fila y tienen un horario de 7 a 10:30 PM, hora en que no queda ni un grano de elote, me consta. Para que su vuelta no sea en balde, les recomiendo que no lleguen después de las 10.
Ubicación: Esquina de Moliere y Ejército Nacional, Polanco. Delegación Miguel Hidalgo.

Chicharrones

La calle Bajío es sin duda una de las más vivas y de barrio de la Colonia Roma. Además de toda clase de negocios establecidos, hay un tianguis que se pone todos los sábados. Entre la gran variedad de comida que se ofrece, el chicharrón de puerco recién salido del cazo, figura por sobre todo lo demás. Yo les recomiendo (así de entrada) que se compren 20 pesitos de chicharrón, lo bañen de salsa “Valentina”, y se lo vayan comiendo como tentempié en lo que recorren las casi tres cuadras de tianguis y en lo que deciden dónde sentarse a comer. Pero créanme, tienen que caminar la calle, el ambiente de camaradería es como pocos. Tengo grandes amigos ahí.
Ubicación: Esquina de Bajío y Salina Cruz, Col. Roma Sur. Delegación Cuauhtémoc.