Zacatecas se encuentra ubicada en el centro geográfico de México, lo que la hace un destino hermoso y tranquilo de fácil acceso desde Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México. En automóvil, son 4,5, 5,5 y 7 horas respectivamente, y tienes vuelos directos desde la CDMX con Aeromexico y VivaAerobus.

Zacatecas fue fundada en 1546 por un grupo de españoles que descubrieron ricas vetas de plata. La gran derrama económica hizo posible la creación de una ciudad opulenta llena de edificios religiosos y civiles dotados de mucha belleza. Fue declarada patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO en 1993 y hoy en día es una de las ciudades coloniales mejor conservadas del continente. Aquí te platicamos sobre aquello que no te puedes perder, que incluye edificios coloniales, espacios urbanos llenos de cultura y arte, gastronomía y el Festival Cultural de Zacatecas, a realizarse en abril, de manera que ya es hora de ir planificando tu estadía 😉

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

¿Qué hacer en Zacatecas?

1.- Deslúmbrate con la Catedral

La Catedral Basílica menor, dedicada a la Asunción de María, es una obra maestra del barroco novohispano. Fue construida con la característica cantera rosa de Zacatecas entre los años 1729 y 1772. Por su gran decorado se intentó clasificar entre el barroco exuberante, ultra barroco y barroco churrigueresco, pero es tal su originalidad que se llegó a la conclusión de denominarlo simplemente barroco zacatecano. Es una de las tres catedrales con barrocos únicos inclasificables en México; las otras dos son Santa Prisca en Taxco y la Catedral de Saltillo en Coahuila.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Su interior es completamente opuesto a su fachada: se destaca la sobriedad y pureza en sus muros. En 2010 fue inaugurado un nuevo retablo, obra del famoso escultor michoacano Javier Marín. Se trata de una pieza escultórica en madera de abedul finlandés recubierta con 25 kilos de láminas de oro de 24 quilates extraído del semidesierto zacatecano.

2.- Saca una panorámica en el Cerro de la Bufa y captura los cielos más azules

El Cerro de la Bufa se encuentra a 15 minutos en auto al este del centro histórico. Con una altura de 2610 metros sobre el nivel del mar, es el lugar ideal para tener una panorámica completa de toda la ciudad. Zacatecas es famoso por sus atardeceres y cielos extremadamente azules. Desde aquí puedes comprobar tú mismo lo que declaró Gabriel García Márquez cuando visitó Zacatecas por primera vez en el Primer Congreso Internacional de la Lengua Española en 1997: “Zacatecas tiene los cielos más azules que he visto”.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

3. Decide qué hacer en las faldas del Cerro de la Bufa… o tómate tu tiempo y disfruta de cada rincón

En las faldas de la cima existen diversos edificios con múltiples actividades:

  • El Teleférico. Inaugurado en 1979, se convirtió en el primero en operar en México. Tiene un trayecto de 650 metros y cruza la ciudad del Cerro de la Bufa al Cerro del Grillo y viceversa.
  • Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

    Dónde: Cerro del Grillo / Cerro de la Bufa
    Horario: lunes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Servicio Nocturno en temporada alta de 19:00 a 22:00 horas.
    Costo: Recorrido Sencillo: Adulto $100.00, Niños $50.00, INAPAM $50.00
    Recorrido Redondo: Adulto $160.00, Niños $80.00, INAPAM $80.00
    Más información en: www.zacatecastravel.com

  • El Santuario de la Virgen del Patrocinio. Construido en 1548, está dedicado a la Virgen María en agradecimiento por su intervención para establecer pacíficamente un nuevo asentamiento español en América.
  • El Mausoleo de los Hombres Ilustres. Aquí se encuentran los restos de los personajes zacatecanos más destacados, entre ellos, Genaro Codina. Genaro, músico y compositor, es el autor de La Marcha de Zacatecas, una suerte de segundo Himno Nacional Mexicano, ¿lo sabías?
  • El Museo de la Toma de Zacatecas. Inaugurado en 1984, conmemora el 70 aniversario de la batalla acontecida en el sitio en 1914, conocida como la Toma de Zacatecas. Dicha toma es considerado como un símbolo del triunfo de la Revolución Mexicana.
  • Dónde: Cerro de la Bufa S/N
    Horario: lunes a domingo de 10:00 a 17:00 horas.
    Costo: Entrada general $12.00, maestros, estudiantes e INAPAM $6.00
    Más información en el Sistema de Información Cultural México: sic.gob.mx

  • El Observatorio Meteorológico de Zacatecas. Construido en 1876 al pie del acantilado del cerro de la Bufa para monitorear una gran sequía que azotaba a la región, es uno de los monumentos históricos más antiguos de la ciudad y quizá el menos conocido. Desde el centro de la ciudad parece un castillo rodeado de árboles, pero en realidad desde ahí se mide la presión atmosférica, la velocidad y dirección del viento, la insolación y la lluvia.
  • Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

  • La Plaza de la Revolución es un espacio abierto dedicado a los generales que lucharon en la Revolución Mexicana, incluyendo a Pancho Villa. Se les rinde homenaje con enormes esculturas de bronce.
  • Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

    4.- Recorre la Mina del Edén, con su Museo de Rocas y Minerales… y termina tomando un rico trago en La Mina Club

    La Mina del Edén es uno de los atractivos más famosos de la ciudad. Ubicada bajo el cerro del Grillo, comenzó a explorarse en 1586, teniendo su mayor auge entre los siglos XVI y XVIII. Se extraía principalmente plata, oro, cobre, zinc, hierro y plomo. Dejó de trabajarse en la década de 1960 por las inundaciones y su cercanía con la ciudad. Después de realizar adaptaciones e infraestructura propicia para su recorrido como el tren de acceso, escaleras y puentes colgantes, se abrió al público en 1975.

    En el museo se exhiben más de 300 piedras preciosas y semipreciosas extraídas de minas de distintas partes del mundo. México está representado por piedras de Zacatecas, San Luís Potosí, Nuevo León, Guanajuato, Oaxaca y Nayarit.

    Pero lo que más llama la atención dentro del recorrido es la discoteca llamada “La Mina Club”, que es la única discoteca ubicada en una mina en el mundo.

    Dónde: Antonio Dovali Jaime S/N
    Horario: lunes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
    Costo: Entrada general $100.00, Niños de 4 a 11 años $50.00
    Más información en el Sistema de Información Cultural México: sic.gob.mx

    5.- ¡No te pierdas la colección de máscaras del Museo Rafael Coronel!

    Se encuentra instalado en lo que fuera el ex Convento de San Francisco del siglo XVI. Desde este lugar partieron las misiones que colonizaron y evangelizaron el norte de México. Fue remodelado y abierto al público en 1990 para ser la sede del Museo Rafael Coronel, famosamente conocido como El Museo de las Máscaras.

    Exhibe una interesante colección de arte popular mexicano conformado por más de 16 mil piezas entre máscaras, dibujos, ollas de terracota, objetos prehispánicos, títeres, exvotos, cuadros, artesanías, instrumentos musicales y muebles coloniales. Su colección de máscaras es considerada como la más grande del mundo.

    Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

    El acervo del museo fue una donación hecha por el pintor Rafael Coronel en 1990, considerado como uno de los representantes del nuevo expresionismo mexicano. Otro dato interesante es que Rafael Coronel era yerno de Diego Rivera, por lo que en el museo se pueden encontrar bosquejos del museo Anahuacalli y el tercer bosquejo para el polémico mural del Rockefeller Center de Nueva York.

    Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

    Dónde: Callejón de San Francisco S/N
    Horario: jueves a martes de 10:00 a 17:00 horas
    Costo: Entrada general $30.00, maestros, estudiantes e INAPAM $15.00
    Más información en el Sistema de Información Cultural México: sic.gob.mx

    6.- ¿Sabes quién inició el arte abstracto en México? Ve al Museo Manuel Felguérez y encuentra la respuesta y más.

    Este museo es considerado el primero en su tipo en México y América Latina, convirtiéndose en un referente obligado para aquellos interesados en el arte abstracto. En su recorrido se puede conocer el desarrollo del arte abstracto mexicano y contemplar más de 800 piezas de 170 artistas nacionales y extranjeros. Su acervo está compuesto por pinturas, esculturas, grabados y objetos personales del pintor zacatecano Manuel Felguérez, considerado el pionero del arte abstracto en México.

    Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

    El edificio que alberga el museo fue construido en 1888 para alojar el Seminario Conciliar y Tridento de la Purísima. Aquí, por ejemplo, se formó el famoso poeta Ramón López Velarde. El 24 de junio de 1914, un día después de la Toma de Zacatecas, fue saqueado por las tropas de Pancho Villa y funcionó como cuartel militar y vecindario. En 1964 fue habilitado para instalar la Penitenciaría del Estado y se usó como cárcel de hombres y mujeres hasta 1995.

    Recién en 1997 se inició la remodelación y adecuación para instalar la primera etapa del museo, el cual se inauguró en 1998. Ampliado, finalmente se re-inauguró en 2001 para convertirse en el extraordinario museo que conocemos hoy en día.

    Dónde: Cristóbal Colón S/N
    Horario: miércoles a lunes de 10:00 a 18:00 horas.
    Costo: Entrada general $30.00, maestros, estudiantes e INAPAM $20.00
    Más información en: www.museodearteabstracto.com

    7.- Tómale decenas de fotografías a la Iglesia de Fátima

    La parroquia dedicada a la Virgen de Fátima -ubicada en el centro histórico- es un edificio de estilo neogótico construido en cantera naranja y rosa. Aunque su construcción inició en 1950, la misma se prolongó por falta de recursos, de manera que recién fue terminada en el año 2000. Te desafío a encontrar desde qué ángulo se ve más bonita…

    Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

    8.- Siéntete un rey o reina en la Quinta Real Zacatecas

    Si tu presupuesto te lo permite, te recomiendo ampliamente que te hospedes en el Hotel Quinta Real. Catalogado como uno de los hoteles más bellos del país, recibió en 1989 el Premio Internacional de Arquitectura por respetar la estructura original del edificio: nada más y nada menos que ¡una plaza de toros!

    La plaza de San Pedro fue construida en 1866 y se utilizó para ferias taurinas hasta 1975, cuando se celebró la última corrida. Después de someterse a un arduo proceso de restauración para aprovecharla turísticamente, fue inaugurada con su nuevo uso en 1989.

    Si tu presupuesto es acotado, no te preocupes: puedes visitarlo de todas maneras, accediendo al espacio central de la antigua plaza de toros.

    9.- ¡Participa del Festival Cultural de Zacatecas!

    La primera edición del festival se realizó en 1987 y con el paso de los años se ha posicionado como uno de los festivales culturales más importantes de México. Con artistas de renombre internacional, la cartelera del festival tiene como protagonista a la música, la danza, el teatro, la pintura y el cine. Además, paralelamente al festival se realizan muestras gastronómicas, presentaciones de libros, conferencias, conciertos de jazz, ciclos de guitarra clásica, música de cámara, ópera y presentaciones de la Banda de Música del Estado en espacios públicos. Las galerías de arte lucen exposiciones con obra de reconocidos artistas plásticos y visuales.

    El festival cultural se realiza en la Semana Santa y en la Semana de Pascua, así que en 2019 será del 14 al 28 de abril. Por este motivo, existe una gran cantidad de eventos de carácter religioso propios de las fechas como el viacrucis y la procesión del silencio. Seas creyente o no, el contexto urbano del centro histórico, sus hermosos edificios a la luz de las velas, el silencio y la solemnidad hacen de estas celebraciones una gran experiencia.

    Para más información y detalles del calendario, no dejes de consultar la página oficial de Facebook “FestCulturalZacatecas”.

    10.- Y por supuesto, deléitate con la gastronomía zacatecana

    Zacatecas tiene una amplia oferta gastronómica. Su cocina es famosa por sus enchiladas mineras, la birria de borrego, el caldo de res, el pan de trigo, el aguamiel, el vino de membrillo y por supuesto ¡sus maravillosos quesos! Aunque les contaré más sobre qué comer en Zacatecas en otro artículo, les adelanto que no pueden irse de la ciudad sin probar asado de boda (un guisado elaborado con chile ancho zacatecano, hierbas de olor, carne de puerco y ralladuras de cáscara de naranja), gorditas de maíz rellenas de guisados y “gorditas de horno” o “condoches”, rajas de chile josco (100% adictivas en tacos de tortilla de maíz o de harina), y capirotada, ¡la mejor del país, les aseguro! Mmmmm, ahora sí, ¡a disfrutar de Zacatecas!