Crédito: whl.travel

 

Desde que empecé a viajar, nunca me sucedió de recibir tantos consejos y palabras de alarma como cuando dije: “me voy a la India por cuatro meses”.

LUEGO DE UN PAR DE SEMANAS, empecé a sentir que estaba rumbo a un planeta desconocido, que no se trataba solamente de ir al otro lado del mundo. Y mientras tanto mi mochila fue haciéndose cada vez más pesada con cosas entre las cuales no podía discernir qué era lo realmente necesario y qué no.

Ahora que regresé tengo una idea un poco más clara. Si después de aplicar a la visa, resolver lo de las vacunas y empezar a tomar pastillas para la malaria (o no), todavía no sabes qué llevar en tu primer viaje al glorioso subcontinente, aquí están las cosas que a mí me fueron útiles.

 

En el tren

Crédito: seeveeaar

Si vas de mochilero y deseas recorrer gran parte de la India, terminarás conociendo muy bien las líneas de trenes con coche-camas. Aunque la forma de guardar el equipaje es idéntica a la de la tercera clase A/C, con cada compartimiento dividido en ocho literas, las ventanas en el coche cama van abiertas y no hay tanta supervisión por parte de los guardias. Tanto por seguridad como por confort, probablemente quieras tener a mano:

 

  • Candado y cadena: si la idea de hacerle cucharita a tu mochila durante toda la noche no te atrae, conseguir algo como una cadena de bicicletas con candado incorporado será la solución perfecta para que tus cosas estén seguras mientras duermes. Enrosca bien los tirantes de tu equipaje con las partes rígidas de la litera.
  • La infaltable almohada inflable y complementos: el kit perfecto sería la almohada inflable, un antifaz para dormir y unos tapones para los oídos. Me compré un kit de ese estilo en Londres por tres libras, y no me imaginaba lo útil que me sería al llegar a India. La máscara de noche o antifaz te sirve para cuando dejan las luces prendidas de noche, y los tapones para cuando tienes pasajeros parlanchines en el mismo compartimento.
  • Bufanda, chal o pañuelo grande, o manta de viaje: la mayor diferencia entre A/C y el coche-cama es que los segundos no tienen aire acondicionado. De todas maneras, una vez que estés metido en tu litera, te sorprenderá cuánto frío puede hacer en las noches con los ventiladores prendidos al máximo.

 

En los alojamientos

Si al viajar con poco presupuesto por Europa, América del Sur y Australasia estabas acostumbrado a pasar la noche en dorms, la falta de hostels en la India puede llamarte la atención. Lo que descubrí es que las habitaciones sin aire acondicionado que se alquilan en las casas de las personas son más baratas, especialmente si tienes algún compañero de viaje con quien compartir una habitación privada doble. Estas no tienen ninguna clase de extras, así que asegúrate de tener todo lo que necesitas:

 

  • Red anti mosquitos: algunos alojamientos las proveen, pero hubo muchas veces en las que me sentí afortunado de contar con la mía propia. Hay algunos modelos bien livianos y compactos que entran en el bolsillo de la mochila, así que son fáciles de cargar. Si además usas un buen repelente de mosquitos, podrás dormir felizmente y despertarte sin picaduras (en teoría).
  • Toalla de viaje de microfibra: sucede lo mismo que con lo anterior, no todos los alojamientos cuentan con toallas, así que tener una toalla de microfibra que se seque bien rápido antes de que tengas que empacar al día siguiente es muy útil.
  • Papel Higiénico: esto es provisto con aún menor frecuencia que la red o la toalla, así que siempre quieres tener un rollo contigo.
  • Detergente para lavar la ropa, tipo Woolite para agua fría: desde el alojamiento más humilde hasta los hoteles (casi) 5 estrellas, nunca me quedé en un lugar que no tuviera un balde o cuba en la ducha. Tener detergente para la ropa significa que puedes ir lavando tu ropa de a poco, dejándola secar en la noche, en caso de que no tengas tiempo o dinero para pagar por el servicio de lavandería.
Después de las comidas

Crédito: Kirti Poddar

Incluso si sigues las recomendaciones de tomar solamente agua embotellada, evitar los vegetales crudos y limitar la cantidad de carne que comes, probablemente haya un día en el viaje en el que algo no te caiga bien. Nunca está de más tener las siguientes cosas contigo:

Pastillas para la diarrea: no necesariamente tienes que comprarlas antes de partir, ya que es fácil encontrarlas en India; y seguro vale la pena tenerlas a mano al viajar. Cuando estuve en India, una tableta con 10 pastillas costaba 16 rupias en una farmacia (mucho menos de un dólar americano) y cada una tenía 500 mg de metronidazole y 400 mg de norfloxacin. A la primera señal de “Delhi belly” (estómago Delhi), yo empezaría a tomar una pastilla a la mañana y otra a la noche durante unos días hasta volver a la normalidad.

Otras medicinas: pastillas para purificar el agua, soluciones de re-hidratación oral y otros tipos de medicina para la diarrea.


Este artículo fue publicado originalmente en inglés en enero de 2012.