Crédito: Brian Moore

 

La Real Academia Española reconoce el pedo (del latín pedĭtum), en su acepción más conservadora, como una simple ventosidad, producto de la fisiología y consecuencia de la digestión. También le da espacio a localismos vulgares, reconociéndolo como “sinónimo del efecto de emborracharse” o “una reunión para divertirse”. En México, el pedo es todo esto y muchas cosas más, tantas cosas más que consideré necesaria la elaboración de una guía que desarticule el pedo y lo haga más comprensible para todos aquellos que quieran adentrarse en el pedo lingüístico mexicano. Espero que les sea de utilidad.

 

1. Qué pedo.

Forma escatológica muy común para saludarse entre cuates.

 

2. ¡Qué pedo!

Expresión de sorpresa, desconcierto o confusión.

 

3. ¿Qué pedo?

No entiendo nada.

 

4. Estoy en un pedo.

Estoy en un problema.

 

5. Estoy en una peda.

Estoy en una fiesta donde abunda el alcohol. Normalmente se infiere que la peda es de buena calidad si la afirmación viene seguida de un “caele”. Nota: alguien que lleva demasiado tiempo en una peda utilizará el “caele”, sin importar la calidad del evento.   

 

6. Tienes pedos.

Estás enfermo de la cabeza, tienes problemas…O estás flatulento.

 

7. ¿Tienes peda?

Súplica de viernes por la noche de aquel que no quiere tomar solo.  

 

8. Pedote.

Problemón de dimensiones considerables; individuo que gusta de la peda y ha desarrollado gran tolerancia a los efectos del alcohol; alcohólico; gran flatulencia.

 

9. Ser buen pedo.

Dícese de aquella persona con la virtud de caer bien. Ser chido.

 

10. Ser bien pedero.

Dícese de las personas que buscan problemas -pedos- donde no los hay; buscabullas; picapleitos.

 

11. ¿Quieres pedo?

Grito de guerra del pedero.

 

12. Hacerla/armarla de pedo.

Reclamar enfáticamente con ganas de que haya pedo.

 

13. Se me fue el pedo.

Perder el tren de pensamiento. Puede o no ser consecuencia del abuso de la peda u otras drogas recreativas.

 

14. Estoy bien pedo.

Reconocimiento de juicio nublado por intoxicación etílica. Se recomienda no tomar muy en serio a nadie que haga esta afirmación por motivación propia.

 

15. Ni pedo.

Resignación ante lo inminente.

 

16. ¡Ni de pedo!

Negación absoluta; ni loco, ni en la peda, ni estando pedo.

 

17. Agarra el pedo.

Invitación a la empatía o a ponerse en sintonía con los argumentos ajenos. Se puede utilizar en tono de súplica para evitar un pedo.

 

18. Sacar un pedo.

Producto resultante de meter un susto de forma exitosa.

 

19. Es que estaba pedo/a.

Excusa de poca monta.

 

20. Ponte al pedo

Ponte atento, no seas lento…

 

21. Ese pedo…

Comodín lingüístico que se acopla a múltiples objetos, acciones y circunstancias, por ejemplo:

Un evento social: ¿Vamos a ese pedo?

La tarea: Ándale, ayúdame con este pedo.  

Un calcetín: ¡Nomás no encuentro ese pedo!

Una historia: ¿Te acuerdas de aquel pedo que nos contó tu tío?

Una dirección: ¿Dónde queda este pedo?

Un electrodoméstico: Ya valió madres este pedo.

 

Ahora dominan mucho mejor el pedo del pedo. Si tienen algún pedo con alguna de las definiciones anteriores, no la armen de pedo y soliciten una aclaración al mexicano más cercano.