La primera noticia que tenemos de lo que más tarde se convertiría en la Alhambra de Granada es del siglo IX: corría el año 889 cuando Sawwar ben Hamdun se refugió en la entonces Alcazaba, la fortaleza militar que es hoy la parte más antigua del monumento granadino. Pero es a partir del año 1238 cuando los sultanes nazaríes empiezan a construir más edificios que dieron lugar a lo que es hoy día. Su localización sobre una colina rocosa la convertía en todo un fortín muy difícil de conquistar.

Por sus muros hay una multitud de inscritos árabes; tan solo en el palacio de Comares hay documentados más de 3.000. En 1870, la Alhambra fue declarada Monumento Histórico Nacional. Además, en 1984 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad junto al Generalife.

¿Conoces la Alhambra? ¿Estás planeando una visita? Con esta pequeña guía te quedará más claro qué ver y visitar.

Partes de la Alhambra que debes visitar

1. Palacio de Comares

Representa el núcleo central de la ciudad palatina. Su nombre se debe a las vidrieras de colores de los balcones que iluminan la gran sala que ocupa el interior de la torre, denominadas «comarías». Se dice que en esta torre se celebró el consejo en el que se acordó entregar Granada a los Reyes Católicos.

2. Fuente de los leones

Es uno de los puntos más señeros de la Alhambra. Existen varias hipótesis sobre el significado de estos doce leones, pero sin significado documentado.

3. La Alcazaba

Es la parte más antigua de la Alhambra. Edificio de carácter militar, posiblemente construido sobre los restos de una fortificación romana existente. La torre de la Vega nos regala una de las mejores postales de Granada y Sierra Nevada.

4. Palacios nazaríes

Fue el lugar de residencia para los reyes de Granada. Este recinto lo forman tres palacios: el palacio de Comares (anteriormente nombrado), el Mexuar y el palacio de los Leones, donde se encuentra la fuente.

5. El Generalife

Se construyó como villa de descanso cerca de la ciudad de la Alhambra, pero fuera; de hecho, estalló una rebelión contra Mohamed V mientras este se encontraba en el Generalife. A diferencia del resto de las construcciones, no encontraremos ningún tipo de exceso decorativo. Fue lugar de recreo y ocio de los sultanes de Granada.

Historias y leyendas de la Alhambra

Además de la importancia arquitectónica y cultural y de la belleza de las construcciones, la Alhambra es una visita obligatoria por las historias y leyendas que guarda.

1. “Llora como una mujer lo que no supiste defender como un hombre”

Esta célebre frase tiene su origen en la Alhambra. Tras ser derrotado, el Rey Boadil tuvo que entregar las llaves de la ciudad. Acto seguido se marchó a lo alto de la colina y, mientras lloraba, su madre le dijo la frase.

2. Un reloj de sol gigante

Al medio día, medio monumento de la Alhambra queda oscurecido; de ahí que se diga que puede considerarse en su conjunto como un enorme reloj solar.

3. Asesinatos que dejan huella

En la sala de los Abencerrajes tuvo lugar el asesinato de 37 caballeros mandados a decapitar por el sultán en un ataque de celos. El color rojizo que se observa en la taza que hay en esta sala, y también el canal que el agua hasta la Fuente de los Leones, se debe a este asesinato.

4. Cómo conquistar Granada

La leyenda dice que quien toque la puerta de la Justicia con una punta de lanza conquistará Granada. En varios textos se afirma que el arco no caería tras el ataque de mil ejércitos.

5. Pepe y Emilia, una historia de amor

Durante 92 años, en los muros de la Alhambra se escondió una preciosa carta de amor que Pepe escribió a su amada Emilia.

6. Isabel la Católica quiso pasar aquí la eternidad

Hasta que su nieto Carlos V decidió trasladarla a la catedral de Granada, Isabel la Católica estuvo enterrada en la Alhambra por decisión propia al ver el monasterio de San Francisco.

7. La silla del moro

La leyenda de la silla del moro nace tras la sublevación del pueblo de Granada contra su rey por la vida de adicciones que llevaba. Se refugió en una colina alejada desde la cual tenía vista de todo el pueblo.

8. Dibujos prohibidos

Hace cinco años, restauradores de la Alhambra encontraron unos dibujos escondidos tras los muros donde se representaba a un hombre de barba blanca y algunas piezas firmadas de finales del siglo XIV. Ambas cosas están prohibidas en las leyes del Islam.

A pesar del paso de los siglos, actualmente se siguen investigando y descubriendo nuevos secretos que esconden los muros de la Alhambra, lo que la convierte en todo un enigma que nunca acaba.