En el estado de Guanajuato, a 20 minutos aproximadamente de San Miguel de Allende, existe un espacio surrealista inspirado en la arquitectura de Antonio Gaudí, el icónico representante del modernismo catalán que creó un estilo orgánico inspirado en la naturaleza. Este lugar recibe el nombre cariñoso de Timmyland, en honor a su propietario, y algunos visitantes dicen sentirse en una aldea de pitufos o en otro planeta al visitarlo.

La casa se encuentra en el “Ranchito Cascabel” y es propiedad del estadounidense Tim Sullivan, quien encargó el proyecto de este peculiar sitio a su vecino, el arquitecto Steve Kornher, y al diseñador Bob Hoss. La construcción, iniciada hace 20 años, tenía la consigna de generar un lugar donde todo fuera posible.

“La belleza de estar en San Miguel: el campo, la libertad y los recursos (fauna, arte, etc.) no fueron más que estímulos para creer que todo es posible. Llegar al límite. Y esa fue la idea detrás de este espacio”, comentó Sullivan en una entrevista. Muchas de las cosas incluídas tienen un significado personal para el dueño de casa. Las serpientes, por ejemplo, fueron diseñadas por Bill Montgomery, un artista de Texas experto en reptiles, ya que Sullivan quería serpientes representadas de una manera artística, no temerosa.

La llegada a este sitio en Montecillo de la Milpa está un poco escondida. Lo más recomendable es contratar un tour, ya que los operadores de turismo tienen contacto directo con el propietario (no olvides que esta casa sigue siendo propiedad privada). Viajes Artemis, Touryck travel y Yeya’s Trips son operadores que organizan visitas al lugar.

Para llegar tendrás que cruzar un camino de terracería -no pavimentado-. Al cruzar la puerta de entrada, formada por las serpientes gigantes de la foto anterior, empieza la visita surrealista con formas como las siguientes:

Según reporta Ann Summa para LA Times, una de las áreas para comer al aire libre tiene la forma de una flor, y el estambre es una luz.

Los interiores son igualmente alucinantes, por momentos retro, y por momentos futuristas. Varios elementos de la casa incorporan la creación de vecinos y de artesanos de San Miguel de Allende, especialmente el trabajo en vidrio soplado, un arte tradicional del lugar. Además, la casa cuenta con elementos de arquitectura sustentable, como paneles solares y baños secos.

¡Cuéntanos qué piensas de este lugar en los comentarios!