Dicen las malas lenguas que Veracruz es un manicomio con vista al mar y eso se refleja en nuestra manera de hablar. No olviden imprimir esta mini guía y llevarla en su próximo viaje a “Jarochilandia”, para que no se me espanten y terminen hasta Catemaco haciéndose una limpia con el Brujo Mayor.

1. El jarocho no dice ¡Qué sorpresa! o ¡Qué impresión!

Dice ¡Pa’ su mecha! (Pa’su mecha compa, ¡ese güey casi me atropella!)

2. El jarocho no se enoja.

Se pee.

3. El jarocho no tiene cuates con nombre propio.

Sus amigos son pachi, loco, machiviejita.

4. El jarocho no dice “en la casa de…

Dice en ca’ , lo que es muy útil cuando no se puede perder tiempo porque las chelas se calientan y es necesario definir en casa de quien chuparlas.

5. Cuando te ve a lo lejos, un amigo jarocho no te grita hola.

Te grita a todo pulmón, aunque sea de una calle a la otra: ¡Vaya pachi!

6. El jarocho no miente.

Cabulea.

7. El jarocho no es gandalla.

Es grulla.

8. El jarocho por lo general no es codo (como los de Monterrey).

Pero si encuentras a uno que lo sea, es un pedacero.

9. El jarocho no tiene un grupito de amigos.

¡Tiene una flota!

10. El jarocho no se toma un par de caguamas con los cuates.

Se toma un cartón de quiguas con la flota.

11. El jarocho no se enfada.

Hace muina.

12. Una chamaca jarocha no tiene piernas delgadas.

Tiene patas de picho.

13. El jarocho no dice .

Dice SIWA.

14. El jarocho no habla entrecortado.

Ahorra palabras.

15. El jarocho no come bolillos.

Come michas.

16. El jarocho que no tiene valor y le vale, no compra piratería.

Compra puras mercancías kikiris.

17. El jarocho no coquetea.

Hace un iris.

18. El jarocho no dice “Hola ¿cómo estás?”

Dice ¿Qué iris?

19. Y el niño jarocho no hace un berrinche…

(también) ¡¡¡Hace un iris!!!

 

Crédito de la foto de portada: Eneas de Troya