1. No te interesa conocer gente amable que se preocupe por que aproveches al máximo tu estadía, ni mucho menos te lleve de rol a conocer los mejores lugares de la ciudad…Mejor pasear solo, ¡no vaya a suceder que te hagas amigos que te duren toda la vida!

A post shared by Alberto (@castillohalb) on

 

2. Disfrutar de las hermosas montañas a tu alrededor y subir al Chipinque, el Cerro de la Silla o al de las Mitras te parece interesante, pero ¿qué pasa si te enamoras de la vista desde las alturas y todo te parece aburridísimo de vuelta a casa? Mejor no arriesgarse…

 

3. Hacer los recorridos del Cañón de Matacanes, Chipitín o Hidrofobia suena bien, pero ¿qué tal si te emocionas demasiado y quieres repetir estas aventuras todos tus fines de semana?

 

4. Qué decir de subirte a un catamarán en la Presa de La Boca un domingo y disfrutar nuevamente de las montañas a tu alrededor pero ahora desde un cómodo asiento…¿No hay algo realmente bello para ver?

 

5. Tampoco eres gran seguidor de los festivales, por lo que no estarás interesado en disfrutar del Festival Internacional Santa Lucía que cada año, desde 2008, reúne a artistas locales, nacionales e internacionales. ¡Ni loco vas, temes que te va a dar una sobredosis de cultura!

A photo posted by Nayo Ivan Rios (@nayo_rios) on

 

6. Si de eventos masivos se trata, olvida el Festival Pa´l Norte, uno de los Festivales de Música más importantes del país. No vaya ser que disfrutes tanto la experiencia que te ofrece ni la variedad de artistas cada año, que quieras regresar al siguiente…

 

7. Si amas los ballets con representaciones vagas, ¡ni visites la ciudad! porque contamos con uno de los mejores: El Ballet de Monterrey que cada temporada presenta sus obras clásicas como el Cascanueces, La Bella Durmiente o El Lago de los cisnes. ¡Cuidado que puede volverse adictivo, no digas que no te avisé!

A photo posted by Marcela Mtz (@machemtzgzz) on

 

8. Probar el sabor regiomontano en su gastronomía, como el típico machacado con huevo o el asado de puerco de la región es un riesgo que no estás dispuesto a tomar. ¿Qué tal que quieras comer así de delicioso todos los días?

 

9. Ni qué decir de visitar la bella Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, una de las preferidas de los enamorados para contraer nupcias, ¿Qué tal si te dan ganas de enamorarte y de casarte?

A photo posted by Inaki Alzugaray (@inakiaa) on

 

10. Y si de plano no te gusta socializar con gente alivianada, divertida y dispuesta a tirar la casa por la ventana para que no olvides tu paso por la ciudad, ¡Monterrey no es para ti!

A photo posted by FJBriones (@paco428) on