1. Una mezquita del siglo VIII que se construyó sobre un templo visigodo, construido a su vez sobre un templo romano, que ahora es una catedral… menudo lío que seguro no quieres ni empezar a comprender.

2. Tampoco entiendes dónde está la belleza en mezclar la equitación clásica y la andaluza, el baile y los caballos, la música y la danza, o la doma y los carros.

3. Lo mismo sucede con las Iglesias Fernandinas: demasiada mezcla. Son iglesias del siglo XIII que se asentaron sobre mezquitas de barro, y que se caracterizan por tener tintes románicos, góticos y mudéjares… menudo batiburrillo. Te quedas con lo minimalista y lo moderno.

4. La Noche Blanca del Flamenco es el mayor evento mundial de flamenco; cuenta con la participación de grandes estrellas y nuevos valores. Pero a ti ni se te ocurre ir a conciertos y a actuaciones en diferentes plazas durante 9 horas, todo gratis… Sucede que si es gratis, no lo puedes apreciar.

Estrella Morente, retratada por Rodolfo Contreras

5. La comida más típica es el Salmorejo, una sopa de tomate ¡¡que se consume fría!! ¿Desde cuándo las sopas no se toman calientes? Tú no estás como para cambiar tu concepción de la sopa a esta edad.

6. Con lo bonitos que son los puentes modernos de metal, ¿a quién podría interesarle un puente construido por los romanos en el siglo I?

7. ¿O esperar al anochecer en ese mismo puente? Ni con las luces que lo embellecen o la vista panorámica de la ciudad le terminarás de ver el encanto.

8. ¿Quién querría una casa con un patio cordobés? Mejor quédate con tu bloque de edificios… algunos de estos patios cordobeses tienen hasta 1000 años de antigüedad, y tú sabes lo que cuesta mantener algo tan antiguo. No hay color por mucho Patrimonio de la Humanidad que sean.

9. Por mucho que se hable de los Caballos Andaluces Pura Raza Española, y aunque el edificio de las Caballerizas Reales -del siglo XVI- sea Patrimonio Nacional, ¿quién va hoy día en caballo? No comprendes la pasión que algunos sienten por estos animales, ni puedes admirar su elegancia.

10. Habrán sido declarados patrimonio histórico andaluz y serán de los siglos VIII-XI, pero si ya no funcionan ¿para qué siguen conservando a los molinos de agua?

11. ¿Ver el amanecer en el río Guadalquivir? Nooo, con lo bien que se está en la cama a esas horas…

12. Las ruinas te resultan una pérdida de tiempo. ¿Qué se puede aprender de un templo romano del siglo I en Córdoba?

13. Las calles sinuosas y estrechas que se encuentran en el barrio Judío, o los bellos entramados en su Sinagoga (construida entre los años 1314 y 1315) no podrán capturar tu atención… Para ti eso de la “multiculturalidad” es puro invento.

14. Tendrá restos romanos y visigodos, árabes y cristianos… Tendrá unos jardines preciosos y un patio mudéjar de gran belleza, incluso tendrá unos baños con inspiración árabe… pero al final “Juego de Tronos” no se rodó aquí: ¿para qué ir al Alcázar de los Reyes Cristianos entonces?

 

Todas las imágenes del artículo pertenecen al autor, Rodolfo Contreras.