1. Rendirte ante la majestuosidad de la naturaleza en el Parque Nacional Sierra Nevada y observar las puestas de Sol entre picos nevados -como como si pudieras tocarlas-, te parece irreal. Tú le escapas a la idea de que pueda existir el paraíso en la tierra.

A photo posted by Venezuela (@increiblevzla) on

2. Aunque la idea de subirte al Teleférico de Mérida Mukumbarí, el más alto y largo del mundo, te parezca disfrutable… tú tienes cosas más urgentes que hacer, como mirar documentales de viajeros en Youtube.

A photo posted by Camilo Gonzalez (@camiloubx) on

3. ¿Ver el “gigante dormido”? ¡Qué miedo! ¿Y si se despierta?

4. No crees que te siente bien desconectarte de todo en el pueblito de los Aleros. ¿Y si te acostumbras a lo romántico del estilo de vida andino? ¿Cómo harás para volver a la locura de la vida moderna?

A photo posted by solange salas (@salasolange) on

5. ¿Ir a la Heladería Coromoto? ¿A quién le interesaría probar un helado de cerveza, plátano, o guacuco? Hmmm, mejor no: te sentirás muy indeciso con sus 1.000 sabores -que le han valido un récord Guiness-.

6. ¿Hacer un recorrido por la Laguna de Mucubají y conocer los famosos frailejones? ¿O montarse a caballo para recorrer la Laguna Negra? Hmmm, eso seguro que cansa mucho, y no te imaginas que en esos lugares puedas encontrar sitios bonitos donde descansar…

7. Respecto a subir hasta lo más alto y llegar al Pico el Águila, o ver con tus propios ojos el Collado del Cóndor, a 4118 msnm en la carretera transandina… ¿Qué podrías ganar con llegar hasta allí? Seguramente, ni los bellos paisajes te dan paz ni llenan tu alma urbana y gris.

A photo posted by Paola Castro (@paolike5) on

8. Para ti, ver la colección más grande de bromelias de toda Suramérica además de 8000 tipos distintos de plantas en el Jardín Botánico de Mérida, no resulta un buen plan. Con tener a la vista el césped de tu vecino cada vez que te asomas por la ventana es suficiente, ¿o no?

9. ¿Disfrazarte con prendas típicas en “La Venezuela de Antier” y viajar a los ambientes de comienzos del siglo XX? Tú eres una persona seria y no crees que haga ningún bien estimular la imaginación ni mejorar la comprensión de procesos históricos.

10. ¿Y La Montaña de Los Sueños? El primer y único parque temático dedicado a las artes audiovisuales de Venezuela seguramente le dará más vuelo a tu imaginación del que necesitas…

11. Disfrutar del Páramo La Culata, con sus extraordinarios paisajes de casas típicas, sus ricas comidas y su agradable clima no te suena a buen plan. Eres de los que se conforma con lo gris y sin diversidad.

A photo posted by Leonel Delgado (@soy.leo) on

12. La Capilla de Piedra Juan Félix Sánchez fue construida íntegramente a mano por Juan Félix Sánchez Sánchez para honrar a Epifanía -su eterna compañera-. Pero tú no tienes tiempo para conocer historias de amor inspiradoras…

13. ¿Viajar en el tiempo en el Museo del Café Hacienda la Victoria, respirando el aroma del mejor café? Corres el riesgo de que te asalten los mejores recuerdos cada vez que vuelvas a oler café en cualquier otro sitio…

A photo posted by Café Diario (@cafediario) on

14. Seguramente no te interese subir al famoso Pico Humboldt, el segundo pico más alto de Venezuela, a unos 4.940 metros sobre el nivel del mar. Tú no quieres tener aventuras que contarle a tus hijos y nietos, para que se maravillen con tus hazañas.

15. Te han dicho que en el Camino Real del Carrizal, ¡no verás un carro en cuatro días! Y seguro prefieres el smog, antes que compartir el aire puro y fresco con los amables campesinos del lugar y sus mulas…

16. No te parece una buena idea combinar las caminatas frescas en las montañas durante el día con las Aguas Termales La Musui en el atardecer. Mmmm, ¡mejor nunca visites Mérida! ¡Tanta tranquilidad y placeres serán demasiado para ti!

Ver 1 comentario