A ti te gusta solamente ir a lugares de turismo de masas.

Si lo tuyo es ir donde va todo el mundo y pelearte con el de al lado para sacarte una buena selfie, entonces es mejor que no pases por Nicaragua. Hoy en día todavía es posible recorrer Nicaragua como si fueras el primer viajero: sin filas, sin agobios, sin turismo de masas.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

No tienes ninguna intención de probar una de las mejores gastronomías centroamericanas.

La gastronomía nicaragüense es una de las más afamadas de Centro América. Y razones no le faltan, tanto por los sabores como porque es muy fácil comer bien por poco dinero. El nacatamal, el quesillo, la olla de carne, la sopa de mondongo, el gallo pinto… son algunos de sus platos más conocidos.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

¡Viajar por Nicaragua te hará sentir que tu propio país es muy caro!

Nada de hoteles por 200 dólares la noche y pagar $20 por un buen plato de comida… En Nicaragua es fácil encontrar muy buenos hospedajes por menos de $10 la noche y comer en cantidades abundantes por apenas $3. ¿Cómo harás para regresar a tu ciudad de precios inflados?

Te abrumará encontrarte con lugares con tan rica historia.

Nicaragua cuenta entre sus filas con León y Granada, dos preciosas ciudades coloniales que rezuman historia en cada rincón. Granada tiene el honor de ser una de las ciudades más antiguas de América, mientras que León fue movida de su ubicación original tras la erupción del volcán Momotombo en el siglo XVII.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

Eres más de las llanuras… ¡Nicaragua tiene demasiados volcanes para tu gusto!

Más de 20 volcanes dan forma al país nicaragüense, algunos de ellos superando los 1500 metros de altura. El Volcán Concepción, Maderas, Momotombo, Telica, Masaya, Cerro Negro y otros tantos conforman este país conocido como La tierra de los lagos y los volcanes.

Crédito: Nada Incluído

Corres el riesgo de acostumbrarte al delicioso clima tropical.

Nicaragua es un país de clima tropical y la temperatura media supera los 25º C. En Nicaragua sólo hay dos estaciones: la seca y la de lluvias.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

¿Cómo harás para contenerte de la alegría de bailar?

Si no tienes ritmo en la sangre, o no deseas que te contagian la alegría de la danza, entonces será mejor que no pases por Nicaragua, donde el baile es el deporte rey. Cuando cae la noche, los nicaragüenses ponen todo su sabor en la pista.

Crédito: Nada Incluído

Tu vida no necesita de una buena cuota de poesía.

Nicaragua vio nacer a Rubén Darío, una de las figuras más importantes de la poesía hispánica en el siglo XX. En muchos rincones del país hay pequeños homenajes a este gran poeta.

Crédito: Nada incluído

¿Y si terminas adepto a la aventura?

Nicaragua ofrece gran cantidad de opciones para los amantes de los deportes de riesgo y la aventura en general. Con paisajes espectaculares de fondo como este:

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

¿Deslizarte por las cenizas de un volcán activo? No, no, no, tu nivel de locura no llega a tanto.

Aunque cada lugar de Nicaragua tiene su dosis de actividades con adrenalina, una de las más impresionantes es el ashboarding, que consiste en hacer un descenso en una tabla por las laderas del Cerro Negro. Pero tú… tú mejor te quedas mirando deportes en la televisión.

A post shared by Hilary Herscher (@hwhny) on

A post shared by Ed Buenviaje (@edisbueno) on

Si no quieres empezar a pensar que puede existir más de un paraíso en la Tierra… Mejor no recorras todos los atractivos naturales de Nicaragua.

Nicaragua tiene en su poder dos de los lugares más maravillosos de Centroamérica en lo que respecta a las bellezas naturales. Por un lado está Ometepe, una majestuosa isla en el Lago Cocibolca en cuya superficie se levantan dos impresionantes volcanes.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

Por el otro, destacan las Islas Maíz, una isla nicaragüense con un aspecto 100% caribeño: arena blanca y aguas cristalinas.

A post shared by Saara I. (@ssaaracecilia) on

Puedes leer más sobre los viajes de Sergio por Nicaragua haciendo clic aquí.