Ya sea por cuestiones médicas, ideológicas, dietéticas o porque la tendencia va en aumento, el número de vegetarianos y veganos ha crecido en México. Eliminar la carne en un país que ama dicho ingrediente parece imposible, pero hay vida más allá de la soya y como no vives de ensalada, te traemos opciones libres de carne en varios puntos de la ciudad. Con nuestras recomendaciones ya no extrañarás ningún alimento ya que pa’ todos hay.

 

1. La Pitahaya Vegana

A post shared by Ginger (@gingermassey) on

Al dejar de comer productos de origen animal, lo que más se echa de menos son unos buenos tacos. Dicen que no hay taco sin carne, ni quesadillas sin queso, pero eso es porque no conocen el abundante surtido y el buen sabor de los suculentos platillos de La Pitahaya: pastor de setas, jamaica al pibil, chicharrón, coliflor al coco, machaca de tofu, queso de nuez de la india, tortillas hechas a mano, al momento y su ya famoso taco crudivegano. Puedes disfrutar todo estos sabores envueltos en tortilla rosa enriquecida con ajonjolí negro, también hay desayunos y de postre helados hechos de leche de almendra.

Orizaba #131-139 (dentro de Casa Quimera). Colonia Roma

 

2. Vegamo

A post shared by VEGAMO (@vegamomx) on

Ideal para la gula sin culpa: ensaladas, pizza, pasta, smoothies, waffles, lo que se te antoje está en este lugar. Recién remodelado, cómodo y tranquilo, una vez que te sientes será difícil levantarte. Si eres fan del matcha no busques más, aquí encontrarás pastel, conchas y latte con este ingrediente. También hay buen café, smoothies frutales y hasta Reese’s crudiveganos. También hay productos para llevarte a casa: azúcar y aceite de coco, suadero, chorizo y hasta mermeladas. Si quieres planear tu visita o tienes curiosidad, todo su menú está disponible en su sitio web.

Revillagigedo 47. Colonia Centro.

 

3. Narciso Comedor Vegano

A post shared by NarcisoVeg (@narcisocafe) on

A unas cuadras de la glorieta de la Diana Cazadora en el Paseo de la Reforma, Narciso, combina platillos tradicionales, vanguardia y sabor. Su menú incluye coloridos estofados, albóndigas de frijol, tortas de avena, hamburguesas de garbanzo, enchiladas y hasta un vegan brunch con mimosa incluida a un precio increíble. El lugar tiene una atmósfera alegre, colorida y con muchas plantas, ideal para olvidarse un rato de la locura de la ciudad. Puedes checar su menú a diario en sus redes sociales y puedes hacer tu pedido vía telefónica.

Plaza Melchor Ocampo No.30. Cuauhtémoc.

 

4. Gold Taco

A post shared by Ana Carolina (@imannacaro) on

Si tu debilidad son los taquitos, no lo pienses más: hay de chicharrón, al pastor, salchicha, chorizo, bistec, también puedes pedirlos en parrillada. Eso no es todo, el menú del Gold Taco es amplio y tiene algo para todos: huaraches, cuernitos, baguettes, hot dogs, tamales, enfrijoladas, chilaquiles, pozole rojo con setas y ceviche, además de postres como pasteles de quinoa, tofu e incluso menú de temporada que incluye chiles en nogada y platillos navideños, como piernas de tapioca y setas a la vizcaína. ¡Sabor para todo el año!

Av Eugenia 1562. Narvarte Poniente.

 

5. Pan D’Monium

A post shared by Pan D’Monium (@pan.dmonium) on

Sus creadores decidieron establecerse al aire libre para brindar opciones económicas y ricas a quienes no deseen acudir a un restaurante. Esta antojería ofrece pizza, hot dogs y hamburguesas con «carne» de trigo y maíz. Además ofrecen productos como crema de avellanas, rosca de reyes y pan de muerto. Por sesenta y cinco pesos podrás disfrutar un combo con todo y refill. La pizza margarita y la de choriqueso son increíbles, lo mismo con su hamburguesa gula, que hace honor a su nombre, remata con un pudín de chía y quedarás satisfecho por el resto del día.

Orizaba 83. Colonia Roma.

 

6. Vegetariano Yug

Este restaurante es pionero en brindar opciones libres carne: abrió en 1963 y sus propietarios fueron de los primeros vegetarianos en el país que experimentaron hasta conseguir los sabores mexicanos clásicos, pero sin carne. En este lugar hay buffet y un menú que incluye carnitas, ensaladas, canelones, croquetas y platillos caseros como milanesas. Si andas de antojo la hamburguesa de soya es buenísima. Ve con hambre porque te será difícil decidir entre chilaquiles, sándwiches y sus postres, que incluyen flan, pastel y strudel de manzana.

Varsovia 3B. Cuauhtémoc.

 

7. Don Falafel


Don Falafel ofrece auténtica comida árabe sin carne. El platillo que le da nombre es su especialidad y se sirve en pita, pero también tienen tostadas de tabule y un menú diario de comida mexicana en donde encuentras tanto burritos de chorizo como milanesas de amaranto, todo en porciones generosas, llenadoras y a buen precio. Desde luego no podían faltar los dedos de novia, además de mazapanes artesanales y unas deliciosas tortitas de plátano macho con yogurt.

Rafael Lucio y Río de la Loza. Cuauhtémoc.

 

8. ELK Vegan Bistro & Deli

Si ya te cansaste de hamburguesas, pizza y ensalada, aquí tienen sabores de distintas regiones, hay «salmón» ahumado, tempeh, quiche, pad thai, ñoquis, paella y omelettes. Además, aquí encontrarás postres, pasteles y malteadas. En este lugar además de comer delicioso puedes surtir tu despensa, ya que cuentan con suplementos, aceites, helados y leche. Y si no quieres dejar a tu mejor amigo en casa, no hay problema, pues son pet friendly.

Tenayuca 54. Colonia Letrán Valle.

 

9. Pan Comido

A post shared by Pan Comido (@elpancomido) on

Pan Comido tiene las mejores hamburguesas de la ciudad y el resto de sus platillos no se queda atrás. Aquí podrás encontrar pastas, falafel y tempeh en la forma que tú quieras: en sandwich, hot dog, sopa, estofado y mucho más. La recomendación obligada es la hamburguesa de portobello a la plancha con queso provolone gratinado. O si quieres sentirte como en puesto, Juana la Cubana, es una torta de «milanesa» empanizada, con salchicha, chorizo, queso, frijoles, aguacate, cebolla y jitomate.

Para los fans de Morrisey está el emparedado que lleva su nombre. Además, tienen cerveza artesanal y cuentan con paquetes de comida y desayuno. Ármate de paciencia porque casi siempre está a reventar. 

Calle Tonalá 99. Roma Norte.