Crédito: suco pataruco

1.

Encuentras un somier cerrando una finca.

2.

Escuchas la expresión “malo será” unas 50 veces al día.

3.

Las casas son de granito y tienen la entrada principal en el primer piso (al que accedes por una escalera exterior).

4.

Los jugadores del futbolín están pintados de azul.

5.

Escuchas una conversación formada únicamente por preguntas.

6.

Todo el mundo lleva una chaqueta en la mano aunque la temperatura sea de 35º.

7.

Te encuentras con una fiesta gastronómica.

8.

Tu smartphone corrige automáticamente la palabra humidificador añadiendo el des- delante.

9.

En vez de pedir cerveza, la gente pide “estrellas”.

10.

Es verano, son las 10:30 de la noche y es de día.

11.

Los tiempos compuestos desaparecen.

12.

Hay gente mirando al cielo y diciendo: “¿abrirá?”

13.

En cada cruce de caminos te encuentras una cruz de piedra.

14.

Vas a una boda y te intentan matar a base de marisco.

15.

Hay cadáveres de paraguas en las papeleras.

16.

En la playa, la gente asegura que el agua a 19º está “buenísima, como en el Mediterráneo”.

17.

Las canciones populares hacen que te sonrojes.

18.

El plato del día se acompaña con ajada.

19.

Tras mirarte un rato con el ceño fruncido, un paisano se te acerca y te pregunta “¿e ti de quen es?”.

20.

Ves eucaliptos (y no estás en Australia).

21.

Ves un hórreo (y no estás en Australia).

22.

Si cuentas alguna historia (semi)trágica, la gente te mira y te dice “¡pobriño!”.

23.

En las tiendas de souvenirs hay gaitas torturadoras, conchas de vieira y artesanía con símbolos celtas.

24.

Tu vecino tiene un bar de legalidad dudosa en el bajo de su casa.

25.

Ellas se llaman Antía, Uxía, Iria y Sabela; y ellos Brais, Xoel, Antón y Lois.

26.

Nadie espera bajo un portal a que pare de llover.