¿Te imaginas a Cuauhtémoc Blanco jugando al lado de Hirving Lozano, con Hugo Sánchez en la ofensiva? ¡Sin duda un tridente letal! La selección mexicana nos está haciendo soñar a lo grande y, si de sueños se trata, aquí te dejo el once ideal de la selección mexicana, formada con los cracks de todos los tiempos.

Antonio Carbajal

Sin dudarlo, fue el mejor portero que la selecciòn mexicana ha tenido. Ganó dos campeonatos de liga con León y disputó cinco mundiales (1950, 1954, 1958, 1962 y 1966), además de ser reconocido como el mejor arquero de la CONCACAF del siglo XX por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol.

Ignacio Flores

Ha sido el mejor lateral mexicano de la historia de la selección: ganó cinco campeonatos con el Cruz Azul y disputó con México el Mundial de Argentina 78. Jugaba por ambas bandas y tenía un recorrido excelente, además de muy muy buena técnica.

Rafael Márquez

Es un obligado en esta lista. Considerado uno de los cuatro mejores defensas del mundo en su momento, ganó dos veces la Champions League con el Barcelona y disputó cinco copas del mundo con la selección mexicana. Ganó la Copa Confederaciones de 1999.

Claudio Suárez

¿Quién puede olvidar l “el Emperador”? Es el jugador que más veces vistió la playera tricolor, con un total de 177 ocasiones. Jugó en tres mundiales (1994, 1998 y 2006) y, al igual que Rafa Márquez, fue campeón en la Copa Confederaciones de 1999 y se coronó como uno de los mejores defensas de la selección.

Carlos Salcido

Un elemento indispensable para la selección en cada ocasión que vistió la verde, campeón de liga con el PSV, Tigres y Guadalajara, además de la medalla de oro en Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Pavel Pardo

Es sin duda uno de los más grandes referentes de la selección mexicana, gracias a su gran capacidad como mediocampista. Campeón de dos Copas Oro y una Copa Confederaciones, cuenta además con un campeonato con el Stuttgart en 2007.

Benjamín Galindo

Le apodaban “el maestro” por la maestría con que tocaba el balón, tanto con la pierna izquierda como con la derecha. Demostró su talento en múltiples encuentros aunque, tristemente, solo jugó la Copa Mundial de 1994.

Alberto García Aspe

Líder indiscutible de la selección mexicana, sabía entregarse con pasión en cada partido, dato que se demuestra con sus 21 goles con el Tri en solo dos copas del mundo. Además, fue campeón en la Copa de Oro de 1999 y la Copa Oro de 1996.

Cuauhtémoc Blanco

Obviamente no podía faltar Cuauhtémoc Blanco, quien lleva el nombre del último tlatoani de Tenochtitlan. Disputó tres copas del mundo (1998, 2002 y 2010) y en cada una demostró ser un jugador clave, marcando la diferencia en el arco rival y haciendo gala de su gran técnica, que muchas veces llevó a México a ganar partidos que parecían perdidos.

Hirving Lozano

Con sus 22 años ha demostrado de lo que es capaz. Debutó en la liga europea con 17 goles durante la temporada pasada con el PSV de Holanda y, desde entonces, ha dado muchas muestras de su gran calidad como atacante que sabe sentenciar los partidos con su gran técnica.

Hugo Sánchez

Y para finalizar, ¡“el niño de oro”! Elegido como mejor jugador de CONCACAF y mejor jugador mexicano del siglo XX, logró diez títulos con el Real Madrid, cuatro trofeos Pichichi, una Bota de Oro y dos premios Don Balón. Jugó con la selección dos copas del mundo (1986 y 1994) y ganó dos Copas Oro (1977 y 1993).