Crédito: mariaflorine

1.

Sabes lo que significa “chulío” y se te viene a la mente una gorra y unos billetes entre los dedos.

2.

Te ahuevas de andar a pata en carnaval.

3.

Pasas una y otra vez por “la Remigio” o la calle larga hasta que asome algún pana para fumar un tabaquito o tomar una tocha de pecho suco.

4.

Pides todo en la tienda con “ito”: un tabaquito, una tochita, cinco pancitos…

5.

Conoces al menos uno de estos lugares para deleitar el paladar con bajo presupuesto: los Sanduches de pernil de doña Piedad o del Mono, las papas de la Margarita, o los hotdogs del Tropical.

6.

Y no te pierdes el helado de “amor brujo” en La Tienda cada domingo.

7.

Te ríes… pero en el fondo te cabrea un poquito que los ecuatorianos de otras partes hagan notar tu particular acento.

8.

Al mismo tiempo, te sorprende mucho oír a un cuencano hablando en la radio o en la tele, y piensas “¡¿Así hablaré yo?!”.

9.

Te vuelven loco los castillos, los dulces, los juegos, las bandas y el canelazo del Corpus Christi.

10.

Te impresiona la capacidad de tus padres y abuelos para encontrar parentescos o conocidos en todos tus panas.

11.

Te compraban los zapatos Venus para “educa” en la plaza San Francisco.

12.

El mote no lo es todo, PERO… en el fondo sientes que almuerzo sin mote no es almuerzo.

13.

Le has visto al menos una vez al suco del cenáculo, al Mariano y al Jisus.

14.

Dices “chendo” cuando algo es mentira…

15.

Y “Quisha” cuando quieres que alguien se quite de tu camino.

16.

Para ti, las cosas no son muy feas o difíciles: están “hechas leña”.

17.

Y los chistes no son malos, son “caldosos”.

18.

Cuando eras guambra y jugabas al fútbol en el barrio, en vez de pase inicial era “bote o la ñaña del…”

19.

Y eres hincha del Cuenquita (por supuesto).

20.

Conoces las “huecas” para matar el hambre al final de una noche de bohemia, como chino, chico chino, o kleber.

21.

Recordar los programas “12 ritmos 12”, “Máximas -Mínimas” o “la Morlaquita” de TeleCuenca siempre te saca una sonrisa…

22.

Igual que cuando te acuerdas de cómo te quedabas viendo una película en TeleCuenca durante varios minutos, hasta darte cuenta de que solo había sido la propaganda.

23.

La noche del 13 de febrero se acaba a las 6 o 7 de la mañana del 14 porque sales a dar serenos. Lo mismo sucede en el día de la madre.

24.

Haces lo posible por irte a Yunguilla cada que puedes para hacerte funda en la molienda, el Mapanagua y la casa de algún pana aniñado.

25.

Te encanta el cuy asado (y las papas sobre todo).

26.

No te sorprende ver a gente lavando la ropa en alguno de los cuatro ríos de tu ciudad.

27.

Conoces lo complicado que es ir al centro el 24 de diciembre durante el “pase del niño viajero” y los demás“mini pases” que ocurren desde octubre hasta aproximadamente marzo del siguiente año.

28.

Si algo es muy limpio o impecable, dices que está “Chua”.

29.

También usas la expresión “Gara, Garota, Garísima” (si usted no es de Cuenca, pregúntele el significado al cuencano más cercano).

30.

Amas vivir en Cuenca y así te vayas por un tiempo, sueñas con volver y te das cuenta de que es la mejor ciudad del mundo.