A photo posted by Jhonatan Tamayo (@jhontatl) on

 

1.

Sois más exagerado que cachetá ‘e payaso.

 

2.

Y dices “vos” en lugar de “tú”.

 

3.

Encuentras las formas más creativas de “mamar gallo”.

 

4.

Si estás fuera de Maracaibo, a donde sea que llegues te piden un chiste.

 

5.

Para ti, desayuno sin pastelitos no es desayuno.

A photo posted by TEQ-A-BITE (@teqabite) on

 

6.

Comiste mandocas hasta más no poder, ¿quién dijo?

 

7.

No te cansas de escuchar a “Guaco”…

 

8.

Y escuchas Gaitas en cualquier época del año.

 

9.

Te compraste las pintas en el mercado “guajiro”.

 

10.

Viste a “Vos veis” en más de una fiesta de 15 años.

 

11.

¡Sabes que el patacón es la mejor comida del mundo!

 

12.

Comiste Pizzas Trimollejuas en la esquina de Palermo.

 

13.

Estás a 49º y sigues fresco como una lechuga.

 

14.

Piensas (o dices): “¿Cuáles cambures, mi’jo? ¡Se llama “Guineo”!

 

15.

Y cuando te dicen “agüita ‘e sapo”, sabes que se trata de una comida.

 

16.

Cada vez que cruzas el puente, la canción “sentir zuliano” te pasa por la mente.

 

17.

Casi todas tus primeras citas han sido en la vereda del lago.

 

18.

Y si “coronaste”, terminaron besándose en las gradas.

 

19.

Los duro frío y los cepillados forman parte de la dieta diaria.

 

20.

Desayunaste en Pastelitos “Pipo”, y crees que no hay maracucho que no conozca estos pastelitos.

 

21.

Viste el cartel de “Helados Cali” tantas veces que hasta llegaste a pensar que dominarían al mundo.

 

22.

Siempre llevas una frase bajo la manga para cualquier “Trimardito” que se te atraviese mientras vas manejando… Y también una respuesta rápida, ¡por si eres tú el atravesado!

 

23.

Por alguna extraña razón y aunque sea “ilógico”, siempre te metes por las trochas más largas para evitar los semáforos aunque te tome el doble del tiempo.

 

24.

Cuando te refieres a tus progenitores, los llamas “papi y mami”.

 

25.

Y por supuesto, a todo le colocas la palabra “verga”. ¡Si hasta eres capaz de conjugarla y encontrarle familia de palabras, como “Vergación”!