1. Conociste a los extintos weches 🙁

2. Sabes que la única cucaracha que no da asco es la de mar.

A photo posted by @xenpoala on

3. Pensabas en el día en que también podrías ir al antro como tu primo mayor, que se arreglaba las noches de jueves o sábado para salir de fiesta.

A photo posted by Andy Gasque (@andygasque) on

4. Tenías tu propia hamaca y alguna vez pasaste frío en ella con el terrible sereno.

5. Ir a los futbolitos era tu salida favorita.

6. No tuviste infancia si no te subiste a la cuatrimoto de tu amigo con lana.

7. Llegaste a huir de los cucarachones.

8. Hiciste fogata con restos de palmera seca para comer zunchos.

A photo posted by [cesar] (@cesarbcmx) on

9. Cuando no había tendejones ubicabas el servifresco más cercano.

10. Te sabías por lo menos unas cinco entradas aparte de la tuya.

11. En las tardes esperabas al señor de los merenguitos. Nunca supimos por que jamas existió una señora de los merenguitos, siempre eran hombres.

A photo posted by La ardilla (@ardillabosque) on

12. El juego más peligroso de la feria del puerto eran las tacitas.

A photo posted by Giovanni Ayora (@giovasayora) on

13. Te cuidabas de las aguas malas.

14. El agua cuando te bañabas sabía a salitre.

15. Has tenido un amor de verano que se fue tan pronto como vino.

A photo posted by @4summeror4ever on

16. No importa que vivas en el lado izquierdo o el derecho del puerto, siempre tienes de referencia el gran puerto de altura.

A photo posted by Tamara Uribe (@tamara_uribe) on

17. Amabas las regatas.

A photo posted by Javo 🍉 (@javoo27) on

18. Playear te parecía un superplan.

19. Las cremitas de coco o las cremas españolas eran tu más preciado manjar.

20. No cambiarías esos años por nada en el mundo…