Crédito: Christian Haugen

Pasar tiempo con elefantes en Tailandia es fácil. Lo que es difícil es encontrar un lugar con buena reputación, que realmente proteja a los animales.

Un lugar que cuida bien a sus elefantes debe tener mucho espacio para que estos anden libremente y no debe forzarlos a participar de shows en forma constante ni debe permitir que los visitantes den paseos en elefante sin que estos puedan gozar de adecuados períodos de descanso. Antes de visitar un santuario debes hacer tu tarea e investigar. Aquí hay una pequeña lista para comenzar.

 

1. Elephant Nature Park
Un centro de rescate y rehabilitación para elefantes, donde puedes ayudar a bañarlos y alimentarlos, mientras aprendes la historia particular de cada animal.

Costo: Los tours de día cuestan alrededor de 2.500 baht (79 dólares); si deseas además pasar la noche el costo es de 5.800 baht (183 dólares).

Qué incluye: todos los tours incluyen bañar y alimentar a los animales, las comidas que correspondan y los viajes de ida y de vuelta desde Chiang Mai. Si vas a pasar la noche, incluye el alojamiento.

Ubicación: a 60 kilómetros de Chiang Mai.

Planear la visita: se requieren reservaciones, que pueden realizarse en  su sitio web.

Qué llevar: shorts y trajes de baño, además de una muda de ropa. Si vas a pasar la noche, lleva también ropa para dormir, zapatos, repelente para mosquitos y una chaqueta.

 

2. Thai Elephant Conservation Center
Este centro ofrece montar elefantes como parte de sus programas de trekking y su énfasis está puesto en cómo interactuar con un elefante siendo un mahout (la palabra que designa a la persona que monta un elefante), y en el estilo de vida de los mahouts. El centro también tiene un hospital en que se tratan a los animales que han sufrido malos tratos.

Costo: 150 baht (4.75 dólares) cuesta la entrada al parque. Estadías de uno a tres días van desde los 3.500 a los 9.500 baht (111-300 dólares).

Qué incluye: Un show con elefantes cuyo foco es la preservación y la protección de las diferentes especies, una visita al hospital y la oportunidad de bañar a los animales. Para las estadías de dos o tres días y los programas de trekking, el precio incluye comidas, agua embotellada y alojamiento en un bungalow con duchas de agua caliente o en un refugio más simple, dependiendo del programa, además de un traje de mahout.

Ubicación: Lampang.

Planear la visita: se requieren reservas. Contacto: info@thailandelephant.org.

Qué llevar: ropa para estar afuera, más una muda de ropa para cada día, repelente para mosquitos y trajes de baño.

 

3. Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Este santuario no permite los paseos en elefantes, pero sí puedes experimentar la vida entre quienes cuidan a los animales rescatados y rehabilitados.

Costo: 5.000 baht por huésped por noche (158 dólares).

Qué incluye: comidas y bebidas sin alcohol, viajes de ida y de vuelta, alojamiento en una cabaña de teca, acceso a Internet, lavandería e interacción ilimitada con los elefantes.

Ubicación: en las afueras de la villa Baan Tuel, a 5 o 6 horas al norte de Bangkok (por tierra) o puedes volar a Sukhothai.

Planear la visita: se requieren reservaciones. Contacto: katherine@blesele.com.

Qué llevar: este santuario está manejado más como un bed and breakfast, así que simplemente lleva tu equipaje y ropa adecuada para pasar tiempo afuera.

 

En el santuario:

Aquí hay una lista de consejos generales para que tengas una buena experiencia en tu interacción con los elefantes, en cualquiera de estos centros.

Bananas

Son baratas y abundantes en Tailandia, lo que es muy bueno, porque una sola no va a satisfacer a tu nuevo amigo gigante. Las trompas de los elefantes son fuertes y de seguro van a querer probar tu comida, así que mantén una distancia prudencial cuando los alimentes, para evitar ser derribado.

Banana. Consejo 1: Para hacerlas durar más, córtalas en mitades.

Banana. Consejo 2: Los elefantes comen la banana entera, cáscara incluida.

Baños

Si tienes la oportunidad de bañar a un elefante, no tengas miedo de mojarte. Vas a divertirte mucho más jugando en el agua con tu nuevo amigo que mirando desde un costadito.

Abrazar / Montar un elefante

Abrazar a un elefante es un momento tan emocionante que vas a encontrar que es mucho más poderoso que montar en elefante. Si deseas dar un paseo en elefante para completar tu experiencia, elige un lugar en el que se tomen el tiempo de enseñarte a hacerlo sin montura, ya que es más gentil con el animal.

Actitud

Cuando interactúes con los elefantes, recuerda que tú estás ahí para ellos y no al revés. Trátalos con bondad y respeto y prepárate para recibir el inmenso amor que van a darte y que te caerá a chorros desde sus trompas.