Primera parada: San Miguel de Allende

 

Parroquia de San Miguel Arcángel. Crédito: César Guadarrama

 

Puedes empezar con un fiambre estilo San Miguel, un plato que incluye tres diferentes carnes: res, pollo y cerdo; acompañadas de frutas y verduras, como manzana, naranja, plátano, guayaba, aguacate, jícama y betabel. Todo bañadito en vinagre de manzana y vinagreta de aceite de oliva. Continúa con un rabo de zorra, un guisado que lleva huevos estrellados y chiles anchos rellenos de queso fresco; se sirve con caldo de res bien caliente. Para terminar, prueba unas pacholas guanajuatenses, que son milanesas de carne molida de res, bien condimentadas con especias.

El rincón de Don Tomás, es una buena opción para probar estos y otros platillos guanajuatenses. Se encuentra ubicado en Portal de Guadalupe #2, en el Jardín Principal.

Fiambre estilo San Miguel. Crédito: Axel

 

Segunda parada: Dolores Hidalgo

 

Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores. Crédito: José Juan Figueroa

 

Tienes que probar las nieves artesanales de fama internacional por sus exóticos sabores como: pulque, cerveza, camarón, tequila, chicharrón, nopal y aguacate, entre muchos más. En el jardín principal de la ciudad se ubican más de 20 puestos con todo tipo de sabores. El puesto de “El More” es uno de los que más llaman la atención, por ofrecer nieve de ¡mole!

No te vayas de Dolores sin probar el chile de chorro relleno. Se trata de un chile verde -parecido al poblano- que se cultiva en la región y debe su nombre a la forma en que se realiza su riego. Puede ir relleno de picadillo de res o de una rica pasta elaborada con frijol, cebolla, jitomate y queso.

El restaurante El Libertador es una buena opción para probar este chile y otros platillos de la cocina mexicana. Está ubicado en el centro, en la calle de Querétaro #8.

Nieves de sabores muy interesantes. Crédito: Cameron Nordholm

 

Tercera parada: ciudad de Guanajuato

 

Panorámica desde El Pípila. Crédito: neverbutterfly

 

Empieza con las enchiladas mineras, el platillo por excelencia del Estado. Van bañadas con salsa de chile guajillo, pueden ir rellenas de pollo o queso ranchero. Una vez servidas se les espolvorea queso, y verduras picadas y fritas (zanahoria y papa). Otra opción son los tacos de nata, un tipo de enchiladas de pollo, pero con salsa hecha a base de jitomate y nata. Remata la comida con unas empanadas de carnitas, hechas con una masa a base de puré de papa.

Enchiladas mineras. Crédito: Martha Silva

Si se te antoja un postre, prueba los dulces típicos: charamuscas, ates, jamoncillos, cocadas y pepitorias. Y para pasarse toda esta comida, un agua de Mezquite bien fría, preparada a base de la cocción de las vainas del árbol de mezquite. Que tampoco se te olvide la cebadina: una bebida fresca preparada con vinagre de piña, agua de jamaica y tamarindo. Se deja reposar en barricas de roble y al servirse se le agrega un poco de bicarbonato de sodio.

Prueba todas estas delicias en El Tapatío, ubicado frente a la Universidad de Guanajuato (calle Lascurain de Retana #20) o en La Terraza del hotel Posada Santa Fe, ubicado justo en el jardín principal de la ciudad (Jardín de la Unión #12).

Los dulces típicos y las bebidas pruébalas en el Mercado Hidalgo, el mercado principal de la ciudad, ubicado en la Avenida Juárez.

Charamuscas y otros dulces típicos. Crédito: David Flores

 

Cuarta parada: Silao 

 

Parroquia del Señor del Perdón. Crédito: Enrique López Tamayo

 

El manjar obligado son los taquitos de Silao: deliciosos taquitos en tortillas fritas, llevan chorizo, aguacate, cebolla y queso fresco, bañados en una salsa de chile chipotle. Prueba estos deliciosos taquitos en el restaurante Villalpando, ubicado en Avenida 5 de Mayo en el centro de Silao.

Tacos estilo Silao. Crédito: Phil Denton

 

Quinta parada: Irapuato

 

Parroquia de Santa María de Guadalupe. Crédito: Enrigue López Tamayo

 

Al pasar por Irapuato hay que hacer una parada obligada con un simple motivo: las fresas. No por nada mucha gente conoce a Irapuato como la capital mundial de las fresas. Las puedes encontrar y comer de muchas maneras: cristalizadas, cubiertas de chocolate, con crema, vainilla, con picante, ¡cómo se te ocurra!

Fresas encontrarás por todos lados, pero un lugar muy recomendable es la Casa de las Fresas. Ubicada en Lázaro Cárdenas #850.

 

Sexta parada: Celaya

 

Crédito de la foto: Celaya

 

Se dice que la mejor cajeta de México se produce en Celaya. Qué mejor forma de terminar la ruta gastronómica por el Estado de Guanajuato, que chupándonos los dedos con este delicioso dulce típico mexicano. Casi en cada esquina se puede encontrar cajeta en muy distintas formas: dulces, helados, gelatinas, flanes, obleas, natillas y, por supuesto, en botecitos para llevar a casa.

La Tradicional de Salgado es una empresa familiar que produce cajeta artesanal desde 1860. Encuéntralos en el centro de Celaya: Benito Juárez #109 Norte. 

Dulces de cajeta. Crédito: Pedro Reyna