Si pensamos en sitios arqueológicos en la Ciudad de México, lo cierto es que la CDMX está repleta de vestigios arqueológicos que dan cuenta del pasado de la gloriosa Tenochtitlán, el “cem Anáhuac tlali yolotl” (“totalidad del corazón rodeado de agua”), la ciudad más majestuosa y enorme del mundo prehispánico.

La llegada de los españoles supuso la declive de aquella cultura, de la que aún hay algunos rastros que permanecen para demostrarnos que nunca se puede enterrar la historia por completo. A continuación te mostramos cinco sitios arqueológicos en la Ciudad de México, para que puedas seguir los rastros del mundo nahua.

Templo Mayor

Era el centro de Tenochtitlan y, aunque quedan las ruinas de lo que fue un glorioso templo gemelo de 45 metros de alto dedicado a Tláloc y a Huitzilopochtli, aún puede uno observar las diferentes etapas de construcción del mismo, así como algunas grandes rocas esculpidas que adornaban las fachadas y columnas.

A post shared by Gaby Quiroz (@gab.quiroz) on

También hay un museo que alberga las piezas más significativas que se han encontrado en los alrededores.

A post shared by Dino Godinho (@dinogodinhojr) on

Es muy fácil ubicarlo pues se encuentra justo al lado de lo que hoy es el Zócalo de la Ciudad de México.

Museo del Centro Cultural España

En este museo actualmente se lleva a cabo la difusión de diversas propuestas artísticas a través de talleres y actividades. Sin embargo, en el sótano uno puede encontrarse con vestigios de un antiguo centro ceremonial mexica.
También se encuentra en el centro histórico, en la calle República de Guatemala No. 18.

Templo de Ehecatl

Este es un sitio muy familiar para los usuarios del metro, específicamente la línea dos que nos lleva al Centro Histórico, pues se encuentra ahí, recordándonos diariamente al dios del viento. Es una pequeña construcción semicircular descubierta en 1968 y que fue rescatada para deleite de los pasajeros.

A post shared by Carlos Rosado (@carlosrosado) on

Tlatelolco

Es el último bastión de la defensa de Tenochtitlan, dónde tuvo lugar la que sería la batalla decisiva entre españoles y mexica y de la cual Cuauhtemoc tuvo que escapar con sus hombres para no ser capturados por el ejército de Hernán Cortés.

Crédito: anghersan

Hoy forma parte del complejo de la plaza de las tres culturas y parte de su atractivo son los vestigios y ruinas de los antiguos edificios prehispánicos que ahí se erigieron orgullosos una vez. Para llegar solo hay que tomar ruta en dirección a Nonoalco, Tlatelolco, Ciudad de México.

Crédito: elcupto

Cuicuilco

Mucho antes de la gloria de los mexica, una gran ciudad se erigía al sur de la ciudad de México. Era Cuicuilco y en ella adoraban al dios del fuego: un volcán hoy extinto llamado Xitle, quien la sepultó bajo la lava, dejando como último testigo la base de un gran templo circular. Para llegar ahí solo tienes que darte una vuelta por los alrededores de la ciudad universitaria en Tlalpan, Ciudad de México.

Crédito imagen de portada: gildardo.