Si eres amante de los perros, la cultura mexicana y el misticismo te voy a presentar a un perrito que será perfecto para ti. Te advierto que hay quienes dicen que, después de tener un xolo en tu vida, ya nunca más querrás tener a otro compañero camino. ¡Es que este perrito tierno y juguetón es la mismísima representación de un dios mexica!

1. El xolo será tu compañero de viaje en la vida y en la muerte.

Pues, además de ser un excelente amigo durante la vida, te acompañará después de la muerte durante la primera prueba del Mictlán. Te ayudará a cruzar el río Apanohuayan, para que puedas continuar en busca del descanso eterno de tu alma. Aquí puedes leer más sobre este viaje.

A post shared by Gerrard Gethings (@gezgethings) on

2. Es un perro “extraño”.

Xólotl quiere decir extraño, deforme, esclavo o bufón. Itzcuintli, por su parte, significa perro. Eso nos da como resultado “perro deforme o extraño”. Mira la foto si no me crees…

A post shared by Brandon Minamyer (@wolfyboi) on

3. El xoloitzcuintle es una deidad en la tierra.

Los mexica no solo tenían la palabra xólotl para describir lo deforme o extraño del perro. Xólotl era también el hermano gemelo de Quetzalcóatl. Lo monstruoso, la muerte y lo oscuro eran opuestos a la vida y a la luz que representaba la serpiente. Esto no significa que el xolo representara lo maligno, pues en las culturas nativas ese concepto no existe como tal, sino la otra cara de la polaridad.

4. Es un perro milenario.

Se cree que este canino tiene más de 7. 000 años de antigüedad, lo que significa que, a diferencia de tantas razas de perros existentes, el xolo no ha sido modificado o alterado por los estándares de belleza humanos. Aquí puedes leer más sobre las razas de perro prehispánicas.

5. Sobrevivió a la extinción.

Cuando los españoles llegaron a lo que hoy se conoce como México, buscaron adueñarse de la tierra con la menor oposición posible y, para ello, trataron de eliminar todo vestigio de la religión nativa. Esto incluyó a nuestro querido xolo, a quien casi estuvimos a punto de no conocer… Pero para nuestra suerte, el Xolo es un perro fuerte que encontró refugio en las sierras, los montes, los bosques y las selvas, sobre todo en Guerrero y en Oaxaca.

6. Es un perro medicinal.

Dicen las abuelas y abuelos que el xolo es un remedio eficaz contra los dolores menstruales, pues la temperatura de su cuerpo sobre el vientre femenino disminuye el sufrimiento de esos días.

También se dice que es un remedio contra el dolor de huesos y el asma exactamente por el mismo motivo: el calor de su cuerpo.

7. Es un perro divertido.

Si has tenido algunos notarás que es un perro muy inquieto y juguetón, que conoce poco de tranquilidad. Por eso a los niños antes de la invasión española se les llamaba, y aún en el México moderno se les llama, “escuincles”.

A post shared by Mama Smith (@mommysays_no) on

8. Es un perro vegetariano.

Ya que tiene muy pocos dientes y molares y su organismo evolucionó para digerir los alimentos del suelo mexicano, este perro es más dado a comer tortillas y fruta que carne, como otras razas.

9. Es un perro adaptable.

Existen 3 tamaños de xoloitzcuintle:

-Xolo estándar.
-Xolo gigante.
-Xolo miniatura.

Esto quiere decir que los ejemplares variarán en su peso, pudiendo oscilar desde los 2 kilos de un xolo toy a los 18 kilos de un xoloitzcuintle gigante. Los hay de colores rojo, negro, marrón y gris o con manchas de todos esos colores. Los hay totalmente sin pelo o con un pequeño mechón en su cabeza, y hasta completamente llenos de pelo.

10. Además de todo lo anterior te cuento que es un compañero para toda la vida…

En verdad, pues ¡su esperanza de vida es de 20 años! ya que al ser una raza pura no presenta problemas congénitos y su adaptabilidad lo vuelve un perro con salud de hierro. Ahora que sabes todo esto no dudarás en comprar uno, comparte esta información con tus amigos y cuéntales de ésta reliquia viviente.

A post shared by Rafael Cervantes (@rafael_teot) on

Crédito imagen de portada: cadampol.