Crédito: jikatu

1.

Un viajero necesita, por lo menos, veinte días para su viaje.

A un turista le bastan “siete días/cinco noches”.

2.

Y, aunque nuestro viajero pueda irse por sólo cinco días, sus viajes siempre son a paso lento, como si efectivamente contara con esos mínimos veinte días que necesita.

3.

Un viajero suele ser más ahorrativo porque ello le permite estar más tiempo de recorrida.

Un turista se gasta sueldo y su aguinaldo en sus cinco días de viaje.

4.

Un viajero siempre tiene tiempo para hacer amigos en cada lugar.

Un turista no lo tiene, porque debe llegar al hotel a las ocho para tomar la cena incluida.

5.

Un viajero se anima a probar las comidas típicas del pueblo en el que se encuentra.

Un turista, al llegar al pueblo, lo primero que busca es un lugar de comidas rápidas, por si la cena incluida es una comida típica.

6.

Un viajero, al regresar, te muestra cien fotos de los cuatro lugares que visitó.

Un turista te muestra cien fotos de los quince lugares que visitó, pero no recuerda el nombre de casi ninguno de ellos…

7.

Un viajero vuelve relajado de sus vacaciones.

Un turista llega agotado de tanto subir y bajar de micros, combis y aviones para poder visitar tres ciudades por día.

8.

Un viajero se sienta en un café a escribirles postales a sus amigos y nada le da más placer.

Un turista nunca tiene tiempo para esas cosas y, a lo sumo, te manda un whatsapp cuando llega al hotel.

9.

Lo que nos lleva a que tal vez no sepas nada de tu amigo viajero por veinte días, porque no tendrá conexión a Internet, ni paquete de datos, ni señal en su celular.

Tu amigo turista, en cambio, nunca deja de estar conectado y tomarse fotos para enviar a todos, mientras las cosas más interesantes suceden a su alrededor…

10.

Un viajero puede pasar un día entero sentado al sol, contemplando el paisaje o a la gente, mientras toma un café y se conecta con el ambiente del lugar en el que está. Y jamás considera que esto es “un día perdido”.

Un turista parará un momento a tomar un par de fotos del lugar al que haya llegado y seguirá corriendo para llegar al siguiente punto de interés… turístico.

11.

Un viajero siempre deseará volver a alguno de los lugares que acaba de visitar, para conocerlo en mayor profundidad.

Un turista probablemente no vuelva, porque tiene mil lugares desconocidos por visitar. Y fotografiar.