1. El allioli

Esta salsa internacional aparece por primera vez en recetarios valencianos del siglo XV. Considerada en aquel momento como salsa para la plebe, su receta original no ha cambiado mucho en los últimos 600 años, por lo que sigue «repitiendo» éxito allá donde va.

2. El papel de fumar

Hace 250 años se fabricó en Alcoy el primer papel de fumar, y desde entonces se ha ido popularizando por todo el mundo. Antes de su comercialización además de en pipas, los fumadores enrollaban el tabaco en papel de periódico, desde entonces «se la cogen con papel de fumar».

3. Los psiquiátricos

El primer manicomio del mundo se instaló en Valencia después de que el padre Joan Gilabert Jofrè entendiera en 1409, tras defender a un «loco» de las pedradas de unos niños, la necesidad que había de tratar a los «locos» en estos centros. Así nació el Hospital de Ignoscents, Folls e Orats, el cual se considera el primer manicomio del mundo. Pero, en el fondo, ¿quién no está un poco loco?

4. Las fallas

Una tradición que se remonta al siglo XVIII con la quema de muebles antiguos la noche de San José para dar la bienvenida a la primavera. Y que ha evolucionado hacia una fiesta Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, de la que se nutren muchas otras fiestas de todo el mundo. Los valencianos llevamos más de 200 años quemando la falla.

5. La paella

Somos muy pesados con nuestro plato autóctono, el más conocido de la cocina española en el extranjero, y nuestro orgullo culinario. La Paella valenciana, y no el arroz con cosas, es una obra de arte que los valencianos hemos aportado al mundo, aunque el mundo se empeñe en destrozarla. Un domingo sin paella no es lo mismo.

6. La Coca-Cola

Aunque parezca improbable, la historia es cierta: la Coca-Cola se inventó en Valencia. En una fábrica de Aielo de Malferit (el pueblo de Nino Bravo) a base de nuez de cola y hojas de coca de Perú. El invento triunfaba en España, lo bebía hasta la Casa Real, y sus creadores lo llevaron hasta a una feria de Filadelfia, donde parece ser que John Pemberton copió la fórmula. Años más tarde compró los derechos en España a la fábrica valenciana y la historia quedó en el olvido, hasta que la BBC la sacó a la luz hace dos años. Increíble, pero cierto, la Coca-Cola normal, no la zero ni la light, tiene origen valenciano.

7. El ajedrez

Las normas del ajedrez moderno se crearon en Valencia. Cuando el juego de origen hindú llegó traído por los persas empezó y empezó a triunfar en Europa, aquí se cambiaron las normas. Se introdujo la dama y se creó el ajedrez moderno que se sigue jugando hoy en día. Jugando o practicando, porque ¿es un deporte o un juego?

8. La cabalgata de reyes

La más antigua del mundo tiene su origen en Alcoy, en 1866 ya empezaron con las cabalgatas y se tiene constancia desde 1885 de su celebración de manera ininterrumpida hasta nuestros días. 25 años después Granada copió la idea, y poco a poco otras ciudades españolas se fueron sumando a esta tradición navideña en la que los Reyes Magos, acompañados por los pajes reales, reparten regalos entre los niños. Lo de repartir carbón azúcar en cambio es mucho más moderno.

9. Colgar los cuadros al revés

Esta costumbre que parece más propia del arte moderno tiene su origen en la localidad de Xàtiva. Una ciudad que tras su encarnizada lucha a favor de los Austrias fue castigada por Felipe V, que llenó sus campos de sal, la incendió y la arrasó, e incluso le cambió su nombre. Años más tarde apareció el cuadro del monarca al revés en el museo de la localidad, y así sigue, instaurando el cuadro boca abajo como símbolo de protesta contra su protagonista. El cual por cierto debe de estar ya un poco mareado.

10. Bálsamo labial

Los labios cortados encontraron su protector ideal en el Ungüent de Vila-real, un remedio familiar inventado en 1880, y que hoy en día sigue comercializándose bajo el nombre de Dermo-Suavina. Porque los besos con unos labios bien hidratados sientan mejor.

11. La horchata

Vale que en el antiguo Egipto los faraones ya tomaran chufas, y los persas usaran una bebida elaborada con estos tubérculos con fines medicinales, pero la horchata se ha hecho famosa gracias a los valencianos. Y más concretamente a Alboraya, la localidad que albergó hace 12 siglos las plantaciones de este tubérculo que provenía de Chuf, Sudán. Desde entonces los valencianos hemos perfeccionado su cultivo y su elaboración, hasta convertirla en la bebida ideal para combatir el calor veraniego. De hecho, hasta el Rey Jaume I al probarla dijo aquello de “Açò és or, chata”, y de esa comparación con el oro viene su actual nombre.

12. El peinado de la princesa Leia

Está por demostrar, pero el peinado «Dama de Elche» que adoptan las valencianas cuando visten su traje regional es calcado al que lucía la princesa más famosa de la televisión. No sabemos si George Lucas se inspiró en nuestras cabelleras para su saga Star Wars, pero vamos a asumir que sí, y que sin los valencianos la princesa Leia hubiera sido diferente.

Sea el primero en comentar