Foto: Gerald Angeles

1. Comencemos con algo sencillo: un mexicano en México “ve” la televisión.

Pero un mexicano en California la “mira”.

 

2. Una gran cantidad de mexicanos en México tienden su ropa en el patio.

Mientras que los mexicanos en California la tienden en la “yarda”. Bueno, la tenderían si tuvieran necesidad, porque probablemente tengan una “dryer” dentro de casa.

 

3. Un mexicano de México jamás llevará consigo un teléfono sin Whatsapp.

Un mexicano de California ni siquiera sabrá qué es eso. Y además, si se quiere comunicar contigo te “texteará”… en serio, un mensaje de texto de verdad, de esos que no necesitan WiFi.

 

4. Un mexicano de México puede mezclar un par de frases en inglés durante la conversación para escucharse más cool.

Un mexicano de California no tiene otra opción, la conversación será un spanglish ilimitado donde probablemente intervengan unas cuantas palabras que no existen en ninguno de los dos idiomas (aún).

 

5. Los mexicanos en México “revisan”.

Los mexicanos en California “chequean”.

 

6. Un mexicano (hipster) de México va a comer a los “food trucks”.

Irónicamente, un mexicano (no hipster) de California come en “loncheras”.

 

7. Los mexicanos en México pagan las cuentas.

Y los mexicanos en California pagan los “biles”.

 

8. Y mientras en México hacemos nuestro mejor esfuerzo por estacionarnos.

Nuestros hermanos de muy al norte “parkean”.

 

9. Un mexicano en México demostrará sorpresa exclamando un sonoro “¡Ay!”

Mientras que el californiano demostrará el mismo estado con un “¡Oh!” (pronúnciese “ou”, con acento ligeramente gringo).

 

10. Una mexicana residente celebra sus quince años.

Sin embargo, su homónima de California celebra su “quinceañera”.

 

11. A un mexicano en México jamás le cobran las tortillas extras en su orden.

Pero un mexicano de California sí que tiene que pagar extra. ¡Y en dólares!

 

12. Finalmente, a un mexicano de México sólo le aflora el orgullo patrio por las fechas del Grito (y más si ya lleva unos tequilas encima).

Sin embargo, uno de California lleva el orgullo mexicano consigo en todo momento.

 

13. Oh, pero eso sí. No importa si es de un lado de la frontera o del otro…

¡Los mexicanos de todo el mundo saben que la comida mexicana no lleva queso cheddar ni tacos de tortilla tiesa!