Lost in Translation (Perdidos en Tokio) – 2003

Sofia Coppola

Esa escena en la que Bill Murray interpreta “More than This” en un karaoke japonés le cala profundo a cualquiera que se encuentre perdido, no sólo en Tokio, sino en medio de su propia vida. Una mujer joven y un hombre maduro confluyen en Tokio y, en medio de las extrañezas de la cultura japonesa, entablan una relación de esas que surgen cuando nos sentimos vulnerables y ajenos al mundo. Uno de esos viajes que puede hacer que cambiemos radicalmente el rumbo de las cosas.

 

The Wizard of Oz (El Mago de Oz) – 1939

Victor Fleming

Esta peli, que es la reina de los clásicos, es un auténtico viaje del héroe (o de la heroína). Dorothy se escapa de su cotidianidad (¡que le quiere robar a Toto!), sólo para descubrir que el único camino que desea hacer es el que la llevará de vuelta a casa. Es toda una revelación cuando esta niña de Kansas descubre que, luego de tantas piedras en el camino, el poder de regresar siempre había estado en ella. “Golpea tres veces los tacones de tus zapatos y… There is no place like home”.

 

Happy Together – 1997

Wong Kar-Wai

Si Wong Kar-Wai no te contagia la necesidad de ir hasta las Cataratas de Iguazú para ahogar tus penas de amor, mientras escuchas a Caetano Veloso, ¡estás muerto por dentro! Creéme, esta historia de amor tortuoso que transcurre en Buenos Aires es una verdadera joya del cine.

 

The Way (El Camino) – 2010

Emilio Estévez


Tom tenía una vida tranquila y cómoda en California. Era un oftalmólogo reputado y estaba cerca de jubilarse. Hasta que un día recibe un llamado que lo deja en shock: su hijo Daniel acaba de morir en los Pirineos, en el Camino de Santiago. Poseído por una fuerza sobrenatural (la fuerza de la vida truncada de su hijo), decide andar el Camino que este no pudo terminar. Como dice la famosa frase, “el viaje es el destino”. Cada persona y cada momento vividos en el Camino serán parte de la profunda transformación de Tom.

 

Diarios de Motocicleta – 2004

Walter Salles

Es imposible imaginar qué habría sido del Che -y de la historia latinoamericana actual-, de no ser por este viaje. El plan era recorrer 8,000 kilómetros en cuatro meses. El método, la improvisación.

 

The Endless Summer (Verano Sin Fin) – 1996

Bruce Brown

En algún lugar del mundo es verano y las olas son perfectas. ¿Qué pasaría si viajáramos alrededor del mundo siguiendo nuestra pasión?

La búsqueda de la ola perfecta lleva a Mike Hinson y a Robert August desde California hasta Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia, Tahití y Hawai en un viaje que es mucho más que surf. Definitivamente contagia las ganas de agarrar la tabla y salir a perseguir el verano. ¡O lo que sea que queramos perseguir!

 

Cherry Blossoms (Flores de Cerezo) – 2008

Doris Dörrie

Este viaje es uno arduo y doloroso hacia uno mismo, en busca de la pasión perdida. El protagonista es un hombre viejo y enfermo que intuye que la muerte está cerca. El gran viaje que emprende en solitario empieza en un pueblito de Alemania y termina en el Monte Fuji. En el camino se encuentra con esas criaturas inclasificables y adorables de Doris Dörrie, cada una de las cuales, a su manera, refuerza el mensaje de la peli: nunca es tarde para empezar a vivir.

 

Into the Wild (Camino Salvaje) – 2007

Sean Penn

Romper con el sistema y dejar la sociedad atrás es una idea muy romántica. Sin las comodidades de la vida moderna, sin tarjetas de crédito, sin dinero, sin tener que trabajar, consiguiendo nuestro propio sustento y enfrentando la vida de frente. Tal vez la primera opción que nos vendría a la mente para llevar a cabo un plan de este tipo no sería internarnos en los bosques de Alaska, pero esa fue la decisión que tomó Christopher McCandless. Una historia basada en hechos reales, de alguien que vivió la vida que realmente quiso.

 

A Map for Saturday (Un Mapa del Sábado) – 2007

Brook Silva-Braga

No eres el único que desea mandar todo al carajo y salir a recorrer el mundo. Este documental muestra el mundo de los mochileros desde el punto de vista de Brook, quien decidió dejar su trabajo como productor de televisión y todas las comodidades de Nueva York, para vivir una vida de sábado eterno.

 

Baraka – 1992

John Frickle

No hacen falta palabras para contagiar la necesidad de conocer el mundo. Baraka es una colección de imágenes de todos los rincones de la Tierra. En tan sólo noventa minutos, desfilan las maravillas naturales y culturales del mundo y de sus habitantes.

 

Y Tu Mamá También – 2001

Alfonso Cuarón

Un viaje en auto a la playa con tus amigos siempre es una aventura. Nunca sabes dónde vas a parar, a quién vas a conocer y cómo podría cambiar tu relación con esas personas a quienes -aunque conozcas desde hace años- estás a punto de conocer realmente. Una película con un guión espectacular que nos recuerda que una verdadera amistad es mucho más que fiestas y desmadre, y que un viaje no tiene por qué durar una eternidad para marcarnos de por vida. Un nuevo clásico del cine mexicano.

 

Before Sunrise (Antes del Amanecer) – 1995

Richard Linklater

Unas horas en un tren de Budapest a Viena son suficientes para encontrar a tu alma gemela. Before Sunrise podría aparentar ser sólo otra película romántica, pero los viajeros nos sentimos identificados con ella porque muestra la esencia de esos efímeros “amores de verano”, en los que nos mostramos tal cual somos (o como querríamos ser) y establecemos vínculos mucho más fuertes que los que generamos en nuestra vida cotidiana. Sí, estas cosas pasan cuando uno viaja.

 

The Real Me – 2014

Producciones Serena Blues

Si ustedes son de aquellos que nunca han decidido cambiar todo por la ruta, véanla bajo su propio riesgo: esta peli les podría cambiar la vida para siempre. The Real Me es un verdadero manifiesto del espíritu viajero. Una serie de conversaciones con mochileros, dueños de hostales y otros personajes del camino, van dando forma a un análisis de las convenciones sociales y de como estas nos impiden conocer quiénes somos de verdad. La cura para esta enfermedad moderna que es la desconexión es muy simple: viajar.

 

Thelma & Louise – 1991

Ridley Scott

Un road trip de chica fuertes, memorables y de armas tomar. Dos días en la vida nunca vienen nada mal, de alguna forma de eso se trata vivir. ¿Qué puede suceder en dos días? ¡De todo! En las sorpresas del viaje radica su belleza.


 

Crédito de la imagen de portada, de izquierda a derecha, de arriba abajo: Thelma & Louise vía, Perdidos en Tokio vía, Into the Wild vía, Before Sunrise vía, Cherry Blossoms vía, Diarios de motocicleta vía.