1. Los tacos de asada

Probablemente imaginaste que los extrañarías, pero nunca esperaste que fuera a ser a este nivel. Si creciste en Tijuana, estás acostumbrado a los buenos tacos, pero no es hasta que te vas que te das cuenta que tacos como los de el Franc son únicos. ¡Hasta salieron en Netflix! Claro que también está El Francés de Playas, los salseados de la Ermita, Las Ahumaderas… 

 

2. Y para no quitar el dedo del renglón… 

¡Los tacos de birria! ¡Qué tacos los del Tío Pepe! Mojan la tortilla con el caldito de la birria, hacen el taco y lo dejan dorar. Con suerte llegas y ya tienen varios listos. Cebolla morada curtida, salsa, limón…¡vengache pa acá! 

 

3. El béisbol 

Sabes que te gusta el béisbol, tienes tu guante, has ido a juegos de Los Toros y los Águilas de Mexicali. Es más, para ti los Padres de San Diego son un equipo de casa. ¿Pero extrañar tanto el béisbol? El ambientazo en el estadio desde el estacionamiento, las canciones, los vasotes de cerveza, los compas, la emoción del partido… Cómo no extrañar las temporadas de beis. 

 

4. El 2×1 del Sótano Suizo 

Hay muchos locales, pero el Sótano se punta solo. No te falla, no pasa de moda, siempre tiene buena comida, buena música, buena cerveza y es la taberna más emblemática de Tijuana. Claro que se extraña el Sótano, ¡si se extrañan hasta sus palomitas!

 

5. La Sexta 

Los bares y cantinas de siempre junto a los bares y cantinas de novedad. La culpa la tiene La Mezcalera y sus raspaditos de mezcales de crema, El Dandy con su rocola y sus chicharrones de botana, el Tropics con sus caguamas y La Estrella con sus cumbias. La Sexta es la perdición tijuanense que, por si fuera poco, tiene a La Revu a la vuelta de la esquina. 

 

6. La Dax 

Porque concentra todo lo que muchas otras tiendas o supermercados tienen por separado. Es un clásico tijuanense en el más clásico de los centros comerciales, Plaza Río. ¿Sabías que fue el primer centro comercial de la ciudad? Y cuando vuelves a Tijuana, siempre vienes aquí a surtirte y aprovechas para dar un rol. ¡Amigos, vamos a cantar la canción del Águila!  

 

7. La ensalada César 

Aunque la ensalada es famosa en el mundo y es común encontrarla en los menús de restaurantes por doquier, el mejor sabor siempre está en casa. Dicho esto, ¿eres más del Caffé Saverios o del tradicional Caesar’s Restaurant?

 

8. Los mariscos 

Los mariscos en Tijuana son una mezcla de tradiciones culichis, tijuanenses y californianas. La escena es un poco hipster, pero nice. Pero independientemente del contexto, aquí siempre vas a encontrar mariscos frescos nivel dios y todo el aguacate que necesites para acompañarlos.

 

9. El Cecut 

Creciste con él, te has emocionado con las películas de la bola, has presenciado exposiciones de teatro, danza y fotografía, y has disfrutado de infinidad de festivales en su explanada —tal vez hasta te tocó disfrutar de Celso Piña o Café Tacuba. El Cecut forma parte de la personalidad de Tijuana, solo que antes no te dabas cuenta. 

 

10. La línea 

Esto podría estar en el último punto de la lista pero vamos a reconocer algo, hacer fila para ir a Estados Unidos es un ritual muy tijuanense. Ya sabes que vas a esperar un rato y algo harás dependiendo de la situación: hojear revistas, hablar por teléfono, pedir un café, grabar audios para todos tus amigos, entrarle a los bolis de rompope, cotorrear con tu copiloto, pelearte con tu copiloto, etcétera. Pero una vez que cruzas…   

 

11. Las Américas 

Ese centro comercial que está del otro lado de la frontera y al que asistías desde que eras niño. Pero lo que más extrañas de aquí son los precios. Los tijuanenses no son fresas, todo es culpa de las outlets de San Ysidro.  

 

12. La Thrifty 

Los helados de crema más ricos del mundo tienen décadas en Tijuana. Son originarios de California y aunque recientemente se han abierto camino por otras ciudades de México, la Thrifty es toda una institución en Tijuana. ¡Cono de Rocky Road, por favor! 

 

13. La carne asada en el patio y la música norteña sonando 

El patio como estacionamiento, como pista de baile y siempre, como el mejor lugar para hacer una carnita asada. ¿Se va a hacer o no se va a hacer? 

 

14. Hablar como tijuanense

Porque la neta sí tenemos nuestra propia cura y trip. No es que seamos especiales, es que somos únicos al cotorrear. Porque… porque Tijuana Makes Me Happy.