Crédito foto: Kevin Dooley

1. “Cuidado no te metan droga en la maleta”.

Están obsesionadas con que acabes en el calabozo.

2. “Avísame nada más llegues que la mamá no se va a la cama hasta saber que has llegado bien”.

Da igual que llegues a las 5 de la mañana o que el viaje sea de 30 minutos ella necesita saber que has llegado sano y salvo a tu destino.

3. “Ten cuidado con la cartera, seguro que te van a robar”.

Este consejo lo escucharás aunque vayas de turismo al Pentágono.

4. “No te olvides la chaqueta, que por la noche refresca”.

No importa que tu destino sea el desierto o la playa más calurosa del mundo que siempre quiere verte abrigado.

5. “Ten cuidado con lo que comes por ahí”.

Y si el destino es muy exótico insistirá en prepararte comida para llevar.

6.. “Llévate una mochila nueva, que esa está muy gastada”.

No entienden que le tienes un cariño inmenso a tu vieja compañera de viaje.

7. “No hables con extraños”.

Teniendo en cuenta que cuando viajas todo el mundo es un extraño, es un consejo difícil de cumplir.

8. “¡Que no te piquen los mosquitos!”

Te lo dice como si tú te dejaras picar a propósito.

9. “No te olvides de llamarme todos los días”.

Cuando estáis en el mismo país podéis pasar semanas sin hablar, pero si sales fuera quiere conocer cada movimiento tuyo.

10. “Llévate ropa interior para todos los días”.

Si por nuestras madres fuera llevaríamos calzoncillos o braguitas como para vestir a todo un ejército.

11. “¿Has cogido el botiquín?”.

Incluso si viajas con un médico y tú no tienes ni idea de usar una tirita, para tu madre el botiquín te puede salvar la vida.

12. “Si vas a casa de alguien, no olvides llevar un regalo”.

Tu madre se preocupa por tu reputación.

13. “Dúchate todos los días”.

Porque tu madre siempre te quiere ver limpio y perfumado.

14. “No comas con la boca abierta”.

Ya sabes que en boca cerrada no entran moscas.

15. “No hace falta que te gastes dinero en traerme un regalo”.

Aunque en realidad les encanta que les lleves algo.