1. Las sevillanas

Foto: Morfheos

La música y baile popular por excelencia de Sevilla. No hay celebración en la que falten los sentidos acordes de este cante ni los enérgicos pasos de su baile en nuestra ciudad. Tal es su fuerza que, desde unos orígenes humildes en los barrios hispalenses (con mención especial para Triana), ha conseguido convertirse en el baile folclórico más famoso de España y en uno de los más reconocidos y apreciados en el mundo.

2. Los Reales Alcázares

Es una de las joyas arquitectónicas de la ciudad, inmortalizada en películas como El Reino de los Cielos y en series como Juego de Tronos por su belleza y singularidad. Lo conforman un conjunto de construcciones palaciegas de diferentes estilos arquitectónicos (almohade, mudéjar, gótico, renacentista y neoclásico) rodeadas de jardines de ensueño, en las que el agua, por su omnipresencia y musicalidad, se alza como la gran protagonista de un vergel digno de las fábulas de las Mil y una Noches.

Además, se trata del palacio real en uso más antiguo de Europa, con más de 600 años de antigüedad, ya que aún sigue siendo la residencia de los reyes de España cuando visitan Sevilla, y es Patrimonio de la Humanidad desde 1987 junto con la catedral de Sevilla y el Archivo de Indias.

3. La generación del 27

Aunque de orígenes muy diversos, los poetas que configurarían una de las generaciones más brillantes de la literatura española se unieron por primera vez en el Ateneo de Sevilla en 1927, a donde acudieron literatos de la talla de Rafael Alberti, Federico García Lorca, Pedro Salinas, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda o Vicente Aleixandre, entre otros, para homenajear el tercer centenario de la muerte de Luis de Góngora.

4. La tercera catedral más grande de la cristiandad

Foto: Jose A.

Que sí, que los sevillanos somos muy exagerados, pero en este caso es verdad. Además de ser una de las mejores joyas arquitectónicas del arte gótico, sólo la superan en tamaño la Basílica de San Pedro del Vaticano y la Basílica de Nuestra Señora Aparecida, en Brasil. Como los Reales Alcázares, su origen es almohade, y sobre la primigenia mezquita se construiría el edificio que hoy maravilla a propios y extraños. Vestigio de la mezquita árabe es la Giralda, un alminar reconvertido en campanario que preside Sevilla desde las alturas.

5. Gastronomía de muchos quilates

Foto: LWYang

Ensaladilla, serranito, arroces diversos, caracoles, cazón en adobo, «pescaíto» frito, rabo de toro, papas aliñadas y un largo etcétera de platos que configuran una amplia y deliciosa oferta gastronómica que se puede disfrutar en forma de tapa o ración a precios económicos.

6. Triana (la banda)

En la capital mundial del flamenco el rock debía sonar de forma diferente. Así lo pensó Jesús de la Rosa, el mítico cantante de este grupo que en los setenta y ochenta revolucionó el rock español y se convirtió en una de las bandas más aclamadas del momento al fundir el flamenco con el rock progresivo.

7. Diego Velázquez

Uno de los grandes genios de la pintura universal y máximo exponente del barroco español. Pintor naturalista y tenebrista, se crio a los pies de la Giralda y dio sus primeras pinceladas en la capital hispalense hasta que, con 24 años, el rey Felipe IV lo llamó a Madrid para que plasmase todo su talento en obras inmortales como Las Meninas o La rendición de Breda.

8. La Semana Santa sevillana

Foto: wingpix

Pocas manifestaciones culturales y religiosas alcanzan un nivel de misticismo y belleza tan elevado. Las finas tallas de madera meciéndose al son de las cornetas y tambores, el sahumerio de incienso envolviéndolas en una atmósfera etérea y la devoción con la que muchos sevillanos la viven hacen de ella una festividad única en el mundo.

9. La guasa sevillana

Si es que la fama nos la hemos ganado nosotros a la fuerza. A nadie se le escapa que somos, por lo general, chistosos, y allá donde vamos la gente espera disfrutar de ese ingenio sevillano tan característico y cómico. Lo peor —o mejor— es que probablemente colmemos sus expectativas, porque ¡nos gusta más el cachondeo que dormir la siesta! Que ya es decir…

10. La Feria de Abril

Una de las fiestas con más solera del panorama nacional que, pese a su carácter tradicional, se renueva año a año gracias a un arte, el flamenco, tan vivo que anualmente trae al albero del Real nuevos ritmos, sevillanas y trajes de flamenca.

11. Grandes literatos

Son tantos y tan importantes que podríamos hacer una lista eterna, por eso vamos a limitarnos a enumerarlos, pese a que sus aportaciones a la literatura universal bien merecerían un artículo propio. Entre los grandes escritores sevillanos destacan nombres como Gustavo Adolfo Bécquer, Torcuato Luca de Tena, Manuel y Antonio Machado, Vicente Aleixandre, Luis Cernuda o Manuel Chaves Nogales.

12. El derbi español de fútbol por excelencia

Porque hay otros, pero los derbis entre Real Betis y Sevilla Fútbol Club tienen un color especial, como la ciudad que alberga a estos dos equipos centenarios. Ningún otro se vive con una pasión tan desbordante, es objeto de guasas tan elaboradas ni enfrenta de a toda una ciudad de forma tan cainita por unas horas, aunque tras el encuentro nos reconciliemos a base de cervezas en nuestro bar de siempre.

13. Naboo no está en un galaxia muy muy lejana

Muchos cinéfilos recordarán el paseo de Anakin Skywalker y Padmé Amidala por las galerías y la soleada plaza de Naboo en Star Wars Episodio II: El ataque de los clones, que no era otra que la magnífica Plaza de España de Sevilla, una joya arquitectónica proyectada por el sevillano Aníbal González para la Exposición Iberoamericana de 1929. Además de aparecer en otras películas, es un escenario de tal belleza que muchas parejas lo eligen para las fotos de su boda, por lo que es normal encontrar a novias con sus opulentos trajes blancos junto a su futuro marido, enfundado en un impoluto chaqué, mientras paseas por la plaza en las suaves tardes de primavera.

14. Dos ‘Expos’ que pusieron el mundo entero al alcance de la mano

Foto: Gzzz

Exposición Iberoamericana de 1929 y la Exposición Universal de 1992 hicieron de Sevilla el escaparate mundial de las culturas de los países más diversos. La primera tuvo lugar para mostrar el hermanamiento entre España, Hispanoamérica, Estados Unidos, Portugal y Brasil, mientras que la segunda conmemoraba el V centenario del descubrimiento de América y reunió a 112 países. Ambas dejaron un legado imborrable en la capital de Andalucía y la convirtieron en el centro cultural del mundo durante unos meses.

15. Los mostachones

Foto: Tirithel

Son uno de los dulces regionales más famosos de la provincia. Se trata de un bizcocho aplanado elaborado con harina, miel, huevos, azúcar y canela cuya principal característica es que siempre va adosado a un papel grueso y marrón, ya que la masa que lo compone se cocina dentro de él. Su fama nacional se debe a que Utrera, una localidad al sur de Sevilla de donde es originario, era un importante cruce de vías en el siglo XIX y estos dulces son muy fáciles de transportar y conservar como aperitivo para viajes largos.