Crédito: gatovillegas

1.

Un amigo normal te llama por tu nombre, y como mucho usa un diminutivo cariñoso.

Un amigo ecuatoriano jamás te llama por tu nombre, sino que te quedan tres posibilidades:

-el apodo: en un grupo siempre habrá el suco, la gata, el chino, la samba, el negro, la morena, el colorado, etc.;

-la deformación del nombre propio, con la que tu nombre llegará a tener diferentes y ocurridas variaciones. Lorena será “Loreta”, “Lorito”, “Lorenga”, “Lorenza”, entre otros, ya que el número de variaciones de tu nombre será directamente proporcional al cariño que tu amigo siente por ti;

-y el genérico “mijín”.

Pero eso sí, el nombre por el que tus padres se pasaron pensando tantos meses, jamás será usado.

 

2.

Un amigo normal te presenta como su amigo.

Un amigo ecuatoriano te presenta, mínimo, como su pana, su yunta, su llave y no pocas veces como su naño o naña, cual hermano de otra madre. Total, los amigos son la familia que uno escoge.

 

3.

Un amigo normal te invita un trago.

Un amigo ecuatoriano primero te reclama “pero conmigo no has tomado” y se toma un trago frente tuyo para darte el ejemplo, luego te sirve un trago personalmente y finalmente te amenaza con el clásico “¿te lo tomas o te lo llevas puesto?”.

 

4.

Para un amigo normal, tú eres alguien especial.

Para un amigo ecuatoriano tú eres como de la realeza, y no por nada te llama “mi rey” o “mi reina” de arriba abajo.

 

5.

Si se te hace tarde, un amigo normal se adelanta y te encuentra en el destino.

Un amigo ecuatoriano no se mueve si no está el grupo completo: todos nos esperamos, todos nos vamos juntos. Siempre hay uno que se encarga de contar y dar la pauta: “Aguanten, falta la mamá lucha” o “Listo, ya llegó el payaso. Nos fuimos”. Esto puede hacer que seamos lentos en tomar decisiones, pero a la final de una manera milagrosa lo logramos y el plan termina siendo mejor de los que esperamos.

 

6.

Un amigo normal lleva a su mejor amigo a las fiestas de otros.

Un amigo ecuatoriano lleva a toda la pandilla consigo, porque sabe que mientras más gente, más grande será el farrón. Y aunque podemos ser vistos como montoneros, no podemos negar que es la pandilla la que prende la fiesta.

 

7.

Un amigo normal usa algunos insultos y malas palabras.

Un amigo ecuatoriano los deforma, combina y potencia de manera ocurrida y graciosa, y en algunos casos ni siquiera terminará de pronunciarlos: “qué hecho verch”, “chch…”, “valimos carpeta”, “hijue…”, “qué al huevazo”, “pugggta”, “estamos en la gaver”, “hijo de la valienta…”, “se sacó el cebo”, “eres lámpara, loco”.

 

8.

Un amigo normal te saca a bailar.

Un amigo ecuatoriano saca a bailar a todos, formando un círculo y resguardando el trago en la mitad. Por turnos, cada uno pasará al centro para mostrar su mejor movimiento al grito de “hasta abajo”.

 

9.

Un amigo normal se va de la fiesta antes de que se apague.

Un amigo ecuatoriano espera hasta que lo boten, porque la fiesta solo se acaba cuando se apaga la música y se prenden las luces.

 

10.

Un amigo normal te manda a decir con alguien que hay algún plan.

Un amigo ecuatoriano se encarga de decirte personalmente que estás invitado, ya que lo último que quiere es que vayas a pensar que no te quiso avisar. Es más, te amenaza con tal de asegurar tu presencia: “Si no vas, te juro que me enojo”. O también recalca tu confirmación anterior “Verás que ya me dijiste que sí vas a venir”. Tu participación en cualquier evento será siempre importante e indispensable.

 

11.

Un amigo normal suele ser empático.

Un amigo ecuatoriano se lo toma personal. Lo que es contigo es con él también y deja bien claro que con su pana nadie se mete. Un amigo ecuatoriano, no pregunta “¿qué pasó?” sino que pregunta “¿cuántos son?”. Sin importar cómo, está dispuesto a defenderte y ayudarte, aunque sea a correr.

 

12.

Un amigo normal se esfuerza por ayudarte.

Un amigo ecuatoriano se saca la madre por darte no solo una mano, sino dos, y las de sus amigos y familia también.

 

13.

Un amigo normal pide cuota para la comida y el trago.

Un amigo ecuatoriano “hace vaca” y va uno por uno pidiendo su contribución, porque sabe que cada dólar cuenta. Es más, está siempre dispuesto a dejar su cédula o licencia como prenda para una jaba de bielas.

 

14.

Un amigo normal te presenta a su madre.

Un amigo ecuatoriano hace que de alguna manera su madre te adopte, aún si corre el riesgo de que pueda llegar a quererte más a ti, haciéndote los platos que más te gustan. Total el corazón de una madre ecuatoriana es tan grande que ella comprende que si tú eres ñaño o ñaña de sus guaguas, eres parte de la familia también.

 

15.

Un amigo normal puede o no ser nacionalista.

Un amigo ecuatoriano ama a su tierra, la alaba todo el tiempo, te invita a visitarla cada vez que puedas, te lleva a sus lugares favoritos y a las huecas pepa donde puedes comer todas las delicias de la tierrita; incluso bajo el riesgo de terminar empachados, total ¡Chulla vida!

 

16.

Un amigo normal apenas si lee lo que escribes.

Un amigo ecuatoriano se te caga de la risa y te pregunta ¿quién es un amigo normal?.