El Huracán Patricia llegó a Puerto Vallarta a finales de octubre y, aunque casi no produjo daños, Puerto Vallarta es aún un lugar muy peligroso. Aquí te explico por qué:

1. La idea de ir a la Playa Las Caletas, echarte una siesta en una hamaca y olvidarte del mundo te resulta perturbadora… ¿Qué va a sucederte si te acostumbras a dormir la siesta todos los días de tu vida?

 


2. ¿Pasar una tarde explorando la maravillosa Playa Escondida, a la que solo se puede acceder nadando a través de un túnel? Mmm, demasiada aventura para tu gusto…

 

 

3. Cuando necesitas tomarte un recreo del agua del mar, puedes ir Yelapa y bañarte en una cascada de agua fresca…Pero espera un momento, esto suena demasiado cercano al Paraíso, ¡un lugar así no puede ser real!

 

A photo posted by Christianne (@cherrychriss) on


4. ¿Volar en parapente? Estás bromeando, ¿no? ¿Qué tiene de especial volar sobre el Océano Pacífico?

 

 

5. Kilómetros y kilómetros de playas solo van a hacer que te des cuenta de que necesitas mucha más libertad en tu vida…Y no estás seguro de que sea bueno llegar a esa conclusión.

 

 

6. Tienes miedo de que hacer paddleboarding en Los Arcos sea demasiado cool para ti…

 

 

7. Te atrae la idea de ver atardecer sobre el mar pero…¿Qué pasa si te inspira demasiado y, de ahora en más, solo quieres vivir los atardeceres desde Puerto Vallarta?

 

   

8. Acompañar a las tortugas en su primera entrada al mar suena bien, pero…tú en realidad buscabas algo realmente bonito y especial para hacer.

 

 

9. Sobre todo, temes que no haya ningún restaurante con comida que te guste…

 

 

10. Las callecitas de Puerto Vallarta están repletas de flores, de color y de magia ¿Y si terminas enamorándote de esta explosión de alegría y quieres quedarte para siempre? ¡Ten mucho cuidado!

 

 

11. Vas a acostumbrarte tanto a ver la bellísima silueta de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe recortada contra el cielo, que los aburridos edificios de tu ciudad van a hacer que te enfermes de melancolía…

 

 

12. Y qué pasa que si estás caminando por el malecón y te encuentras con una escena como esta? ¡No, gracias! ¡Si a ti la espontaneidad te da pánico!

 

 

13. El malecón está lleno de sorpresas, como estos Voladores de Papantla…Pero a ti te preocupa vivir tantas emociones en un solo día…

 

 

14. ¿Y qué piensas si te digo que estas esculturas y estatuas sobre el malecón son solo una pequeña parte de la riquísima vida cultural y artística de Puerto Vallarta? No, tú no crees que tanto estímulo pueda ser bueno para el cerebro…

 

 

15. ¿Qué sucedería si descubres que la vida es acerca de los pequeños placeres y que Puerto Vallarta está lleno de ellos?

 

 

16. Aunque el huracán no haya provocado un solo daño, Puerto Vallarta es un lugar muy peligroso: Hay tanta vida y tantas cosas maravillosas que, una vez que las vives, vas a tener que volver, año tras año…¡Mejor ni vayas!

 

 

 

Este artículo fue hecho con la colaboración de nuestros amigos de Visit Mexico.
 

 

Puedes leer este artículo en inglés haciendo clic aquí.