No sabemos ni cuándo ni cómo, pero sí que volveremos a salir de casa. Mientras tanto, no es mala idea recordar aquellos lugares mágicos que bien merecen una visita en Málaga. La Costa del Sol y el resto de la provincia esconden maravillas a las que, quizá, por su cercanía y fácil acceso, quitamos importancia. Pero son sitios únicos que, ahora más que nunca, valoramos por su singularidad. Y a los que, seguro, pronto querrás (y podrás) volver.

1. El Torcal de Antequera


Perderse por el laberinto creado por el agua y la lluvia, respirar su aire puro, jugar a dar nombre a las formas moldeadas en la piedra caliza, descubrir fósiles de hace miles de años. En El Torcal otro mundo parece posible. Y si nos ha esperado ahí cientos de millones de años, seguro que lo hará unos meses más.

2. El Acebuchal


Probablemente no haya una aldea más bella en toda Málaga y, quizá, Andalucía. Con apenas un puñado de casas, El Acebuchal está rodeada de un denso pinar y su acceso es un camino de tierra. A las afueras de los pueblos de Cómpeta y Frigiliana, es un remanso de paz donde descansar de las caminatas, pasar el fin de semana o toda una vida. Jamás se debe pasar por alto el restaurante del mismo nombre y su sabrosa cocina. ¡Buen provecho futuro!

3. Playas de Maro


Aguas turquesas, cascadas y arenas solitarias. Las playas de Maro, al oeste de Nerja, son uno de los secretos mejor guardados de la Costa del Sol. ¿Quién no se tumbaría ahora a tomar el sol en la toalla y, de vez en cuando, disfrutaría de un baño refrescante entre un mar cristalino?

4. El Castillo de Colomares


Perdido entre las urbanizaciones de Benalmádena hay un rincón que parece sacado de un cuento. Es un loco homenaje a Colón y los Reyes Católicos que se ha puesto de moda entre Instagramers por su fotogenia. Se llama Castillo de Colomares y, sin duda, será una de tus próximas visitas.

5. Frigiliana


Que sea considerado uno de los pueblos más bonitos de España no es casualidad. Sus calles encaladas, sus puertas de colores y la variedad de sus macetas hacen de este municipio un lugar irrepetible. También lo es pasear por su entorno y tapear en sus restaurantes.

6. La laguna de Fuente de Piedra


El elegante pasear del flamenco rosado es un espectáculo. Y cada primavera, miles de parejas se acercan a la laguna salada de Fuente de Piedra para criar sus polluelos, que empezarán a volar después del verano. Las lluvias han aumentado el nivel del agua, garantizando espacio y alimento para esta bella ave. Varios puestos de observación nos permitirán, esperemos que pronto, observarlos con detenimiento.

7. Peña de los Enamorados


Parece mentira, pero quién no echa de menos conducir y poder viajar —aunque sea a sitios cercanos— con total libertad. La peña de los Enamorados, entre Antequera y Archidona, ofrece su mejor vista desde la autovía A-45. Su perfil recuerda al de una cara tumbada, lo que ha generado decenas de leyendas a lo largo de la historia.

8. La cascada de La Rejía


Con alrededor de medio centenar de metros, la cascada de La Rejía es la más alta de Málaga. Se encuentra a algo menos de dos horas de paseo de Tolox, en plena sierra de las Nieves. Y ver cómo cae el agua es todo un espectáculo que bien merece el esfuerzo. Hasta que podamos ir de nuevo, nos podemos conformar con un vídeo.

9. El pueblo pitufo


Escondido entre bosques de castaños y montañas calizas, Júzcar es único. Lo es por su belleza, pero aún más por su color: un azul eléctrico que mantiene desde hace casi una década, cuando Sony decidió estrenar allí su película sobre los pitufos. Desde entonces, el color de sus fachadas y diversas opciones de deportes de aventura son un polo de atracción para los visitantes. Aunque tengas vértigo, la próxima vez seguro que te tiras por la tirolina. ¿O no?

10. El pinsapar de Yunquera


El pinsapo es un abeto prehistórico que estuvo muy cerca de su desaparición pero que hoy goza de una buena salud. Es endémico del sur de España y el norte de Marruecos. Y uno de sus bosques más impresionantes está en Yunquera, un pueblito de la sierra de las Nieves. Atravesándolo, además, se puede alcanzar el pico de La Torrecilla, uno de los más altos de la provincia de Málaga. Con nieve es, además, una estampa única.

11. Bobastro


La vieja ciudad de Bobastro fue la fortaleza desde la que Omar Ibn Hafsun puso en jaque a la dinastía Omeya de Córdoba. Se rebeló hasta tal punto que llegó a crear una iglesia mozárabe excavada en la piedra hace más de siglos. Ahí sigue, esperándonos a que vayamos, pronto, a visitarla.

12. La Maroma


En esta primavera que se ha vuelto invierno, la nieve ha cubierto algunas cumbres malagueñas. Entre ellas, la más alta, La Maroma, en la comarca de La Axarquía. Allí también cayó una intensa nevada el pasado enero y, tras ella, llegaron días de intenso sol. La sensación de estar en una montaña alpina cubierta con un manto blanco y, al mismo tiempo, tener calor mientras en el horizonte se vislumbra el mar Mediterráneo es única. La próxima vez que se pueda acometer la ascensión no habrá nieve, pero sí muchas ganas de montaña.

13. La cueva del Gato


Es probable que, cuando haya libertad de movimiento, haga calor. Por eso, hay que ir pensando en sitios originales y alternativos a las playas para darse un chapuzón. Qué mejor que el entorno de la cueva del Gato, en Benaoján y cerca de Ronda. Un pequeño paraíso junto a la boca de otro paraíso, en este caso, de la espeleología.

14. La cueva de Nerja


Hablando de cuevas, la de Nerja es una de las más impresionantes del planeta. Se accede por un pequeño pasadizo que jamás haría pensar las enormes salas y galerías que alberga en su interior. Un precioso recorrido entre estalagmitas y estalactitas. Quizá no te apetezca meterte en un lugar cerrado tras el confinamiento, pero este, sin duda, merece la pena.

15. El Tajo de Ronda


Otro de los lugares únicos de la provincia de Málaga. Este puente de vértigo une Ronda la vieja con Ronda la nueva y es todo un goce para los sentidos. ¿A que apetecer ir a verlo?

16. Lugares para besarse


Hoy, que echamos de menos los besos como nunca antes, hacen falta lugares para besarse. Y qué mejor que hacerlos en rincones como este, también en Ronda, e inmortalizarlo en Instagram. ¡Qué ganas de poder rozar tus labios!

17. La Fuente de los Cien Caños


Si los cuentas uno a uno, es raro que salgan cien. Pero qué más da. De ellos brota agua y de sus alrededores aire puro como el que nos hace falta respirar fuera de casa estos días. A las afueras de Villanueva del Trabuco, este es otro rincón que no puede faltar en la lista de lugares a los que ir tras la cuarentena.

18. Caminito del Rey


No podía faltar, por supuesto, el Caminito del Rey. Uno de los lugares más visitados de Andalucía y que, seguro, muchos echarán de menos. Pasear por las pasarelas a cien metros de altura es algo único, como el entorno natural que lo rodea.

19. Sedella


Sedella es solo una excusa. Una para coger el coche y lanzarte a través de la comarca de La Axarquía y descubrir pueblitos de origen árabe como este. Pero cerca está Árchez, Salares, Cómpeta, Sayalonga y otros muchos más. Un road trip cercano en toda regla que, probablemente, te sirva como aperitivo para lo que está por llegar. Pero mientras lo planeas, ya sabes… ¡quédate en casa!