1. Comboiar

¿Nos comboiamos? ¡Pues claro que sí! Comboiarse es animarse a hacer cosas y aquí somos de liarnos rápido. Si hay comboi, hay fiesta, y si hay fiesta hay alegría, así que comboiate y pásalo de categoría.

2. Mudar

Las serpientes se mudan cuando cambian la piel, y los valencianos nos mudamos cuando tenemos alguna celebración. Si un valenciano te dice que te has mudado, no está pensando en que has cambiado de casa, piensa más bien en que te has enfundado tus mejores galas y te has arreglado para la ocasión.

3. Encalar

Si le pegamos un pelotazo a una pared recién encalada podemos desatar la furia de los propietarios de la casa, pero si lo que sucede es que se nos encala la pelota en el balcón, los furiosos seremos nosotros. Hay tantas maneras de decir que un balón se ha quedado atrapado en las alturas como provincias, y por aquí decimos que hemos encalado la pelota.

4. Choparse

Si te mojas tanto que acabas empapado, amigo te has chopado. Puede ser por la lluvia, por el sudor o porque hayas participado en una guerra de “poalades”, el caso es que los valencianos cuando nos mojamos mucho, nos chopamos. Este verbo —que no aparece en la RAE— también se usa en algunas partes de Aragón y La Mancha.

5. Fardar

Seguramente se use en más zonas, pero aquí somos expertos en fardar (presumir) y muchos visitantes se sorprenden al escuchar este verbo. Desde una coche fardón, a un ricachón al que le gusta fardar delante de todo el mundo de la pasta que tiene. Fardar nos gusta, el verbo, y el acto.

6. Encetar

Pronunciado «ensetar», nada tiene que ver con las setas, es más bien empezar o comenzar algo. Es posible que oigas a un valenciano decir eso de «enseta el melón», o «enseta el pastel» pensando que suelta una espardeñá sin saber que existe en castellano el término encentar con el mismo significado.

7. Empastrar

No confundir con empastar, aunque si la paella sale empastrada puede ser sinónimo. Un empastre es una liada de las gordas, aquí era famosa la banda del empastre, y seguimos empastrándonos de vez en cuando. Así que cuando veas que todo se ha salido de madre, acuérdate de que todo empastre se puede desempastrar.

8. Socarrar

A estas alturas quien más quien menos sabe que el socarrat de la paella es ese caviar valenciano en forma de arroz tostado en el fondo. Pues bien, socarrar es quemar algo, pero de manera virulenta. Así que ahora en verano, cuidado, no te socarres la piel, ni socarres de más la paella, y por supuesto ten cuidado y no socarres la montaña. Por cierto, ser socarrón es otra cosa… porque a veces se puede lanzar fuego con las palabras.

9. Fartar

Aquí los domingos se farta, si hay fiesta se farta, y todos juntos fartamos buena cosa a la menor ocasión. Hartarse de comer es fácil en nuestra tierra, sólo que por aquí usamos la versión antigua del castellano, fartarse, tal vez en demasiadas ocasiones.

10. Esmusar

Si alguien pasa con fuerza sus uñas sobre una pizarra lo normal es que te esmuse. Los valencianos hemos acogido el verbo esmusar para referirnos a “dar tiricia”. Esperemos que su pronta expansión y que la imagen de las uñas chirriando contra la pizarra no te haya esmusado.

11. Arromangar

La RAE prefiere remangar, acepta que digamos arremangar, pero a muchos de nosotros nos sale decir arromangar, a la valenciana. Si además ya le metes detrás la palabra camal, que viene a ser la pernera, sueltas un «¡arromángate el camal!» que te convalida primero de jerga autóctona.

12. Perchar

Anonadado me quedé cuando busqué perchar en el diccionario “colgar el paño y sacarle el pelo con la carda”. Aquí algunos al paño le dirán torcamanos y se quedarán tan anchos. Pero perchar para los valencianos es el noble arte de navegar con una percha, no de las de la ropa, sino una especie de palo largo con el que se impulsan las embarcaciones en la Albufera de Valencia, muy al estilo de las góndolas venecianas.

13. Almorzar

El almuerzo aquí es una religión, pero no significa lo mismo que en el resto de España. Para nosotros el almuerzo se toma a media mañana y es muy constistente, pero no nos referimos a almorzar como tomar la comida principal del día. Por tanto, si algún valenciano te invita a almorzar a las 10 de la mañana, ni pienses que está con jetlag, simplemente aquí almorzamos a esa hora, y luego ya a horario de informativo televisivo se come.

14. Chafardear

Se dice que los programas del corazón empezaron con Tómbola en Canal 9, así que a la hora de chafardear aquí somos profesionales. Cotilleos y chismorreos que chafardean las chafarderas y chafarderos a la menor ocasión.

15. Dotorear

Y como con un verbo no nos basta, hemos inventado otro para cotillear. Dotorear se usa en jerga de manera parecida a chafardear. Eso sí, mientras el dotor es curioso, quien chafardea tiene un poco de maldad chismosa.

16. Bosar

Dice la RAE que está en desuso, eso será porque no han pasado los catedráticos por Valencia en fallas. El verbo emborrachar viene de borracho, que es un término a su vez proveniente del valenciano marraixa. Y cuando nos emborrachamos los valencianos bosamos, que viene a ser el resultado de tener agonía, es decir, vomitar. Otro sinónimo usado por aquí es el de arrojar, tanto un bumerang, como una buena potada.

17. Renegar

Además de negar varias veces, su uso habitual por aquí es el de “regañar” o “refunfuñar”. No tanto como castigo, sino más bien como una reprimenda. Así que cuando alguien te reniegue no pienses que te deteste o niege con insistencia, simplemente está un poco cascarrabias.

18. Escurar

Hay un verbo valenciano que usamos para el acto concreto de “limpiar los platos” que es escurar. Sin traducción directa, escurar, además de generar conflicto en las famílias, se ha convertido en un emblema de la ciudad, con el mercado de cerámicas de L’Escuraeta que se ubica frente a la puerta barroca de la catedral.

19. Desventar

Un verbo muy común en Valencia que desconocen muchos otros hispanohablantes. Cuando el refresco se queda sin gas está desventado, ya que desventar, como indica el diccionario, es sacar el gas de donde está encerrado. Eso sí, la bebidas mejor sin desventar.

20. Tacar

Según la RAE está en desuso, pero aquí a veces lo usamos cuando se nos cae algo en la camiseta y nos tacamos. Mancharse en valenciano y castellano antiguo es tacarse, y por unas cosas o por otras nos tacamos de vez en cuando, siempre sin querer.

21. Espolsar

Se ha castellanizado ya este verbo valenciano sinónimo de desempolvar o de sacudir, porque aquí el mantel difícilmente lo sacudimos, los valencianoparlantes lo espolsamos. También se puede espolsar de encima un pesado, la pelota en un partido de fútbol o espolsarte las malas pulgas.